viernes, 31 de agosto de 2012

Finalmente, no ha podido ser

Y mira que lo he intentado, pero era demasiado. Comencé con el bordado muy tarde y tiene más trabajo del que pensaba.

El adorno de Navidades mes a mes de agosto se ha quedado a medias. Pero he decidido ser positiva y "alargarlo" para que sea el proyecto de septiembre también.



En realidad trastoca un poco mis planes porque pensaba dedicar los meses de septiembre y octubre a bordar adornos de Halloween, pero tendré que compatibilizarlo.

Y en cuanto a planes para el mes de septiembre, además del SAL Sweet Flowers y el angelito de Mirabilia, ya ha sonado el pistoletazo de salida para mis dos proyectos navideños. La bota de navidad y el calendario de adviento.

Septiembre está lleno de proyectos y además comienza el otoño. No es que tenga una estación favorita del año, todas tienen sus cositas, pero el otoño tiene algo... que me pone en mi sitio. Donde quiero estar.

Hay otra voz, la que habla más alto. La que no calla. La que nunca está contenta con nada y miente. La que, en el momento en que abro los ojos por la mañana, ahí está, agazapada, preparada para saltar sobre mi y contarme todo lo que no conseguí ayer y lo que no seré capaz de hacer hoy. Después de verme en el espejo, me dice lo gorda que estoy y que mal pelo tengo. De momento, no he sido capaz de ACABAR CON ELLA, pero sigo intentándolo. Mientras tanto, trato de recordar que esta voz está dentro de MI. Yo soy la que manda, no ella. La he enviado a un campamento para que se entrene, sé que es perfectamente capaz de recordarme y reconocer mis buenas cualidades. Me siento muchísimo mejor cuando lo hace. Que cierto es que nuestros pensamientos crean la realidad que vivimos.

Susan Branch


jueves, 30 de agosto de 2012

Tarta de queso simple, simple

Acabo de entrar hoy en el blog y me encuentro que han desaparecido de la parte de arriba las opciones para poder acceder a diseño, etc. Afortunadamente, en la parte de abajo del todo de la página, donde pone Con la tecnología de blogger, pinchando en la palabra blogger, me envía  al escritorio y puedo usar mi blog. Lo cuento por si a alguna os ha pasado y os sirve de ayuda.

Hace unos días, puse un link a la página de Susan Branch que ha sido mi amor del verano. Pues allí es donde encontré la receta de la que os hablo hoy, que no puede ser más simple ni más sabrosa.

Lo primero es "pulverizar" 500 g. de galletas, para ello las metí en una bolsa de congelar con cierre zip y le di a mi hijo el rodillo de amasar. Le tuve entretenido un rato, me quité un trabajo tedioso y las dejó echas migitas mucho mejor que si lo hubiera hecho yo. Que todo esto me lleva a pensar como los niños nos dan lecciones de lo fácil que es divertirse, si nos lo proponemos, con las cosas más simples. En fin... que divago. Mientras hay que derretir 100 g. de mantequilla en el micro, mezclar las dos cosas en una fuente y cubrir con el fondo y parte de los lados de un molde para horno. Reserva. Ahora vamos a por el relleno.

Hay que remover 250 g. de queso tipo Filadelfia, hecho esto, gradualmente añadimos 1 c. sopera de zumo de limón, 125 g. de azúcar y 1/2 c. postre de extracto de vainilla. Añade 2 huevos de uno en uno y batiendo cada vez. Vierte la mezcla en la carcasa de galleta y extiende bien, puede parecer que es poca cantidad, pero no es así. Al horno 30-35 m. a 190º C. Tened en cuenta que los tiempos de cocción son orientativos porque los hornos varían mucho, así que estád atentas.

Para finalizar hay que mezclar 500 ml. de nata líquida con 3 c. soperas de azúcar y otro poquito de vainilla. Podéis cambiar la nata por yogur natural, va en gustos. Mezclar hasta que se disuelva el azúcar y, cuando la tarta esté hecha, la sacáis del horno y hacéis otra capa encima del queso con la mezcla de nata. Diez minutos más de horno, enfriar y a la nevera para que esté bien fria antes de catarla.



Las raciones de la foto son una para mi, tal cual, y otra para mi marido que le gusta más con mermelada. Utilizamos la de esta receta y quedó muy sabrosa. Hasta mañana.


miércoles, 29 de agosto de 2012

SAL Sweet Flowers con retraso

Al fin lo he enviado esta mañana, es que me faltaban un par de puntos y entre resacas y compras varias no había tenido tiempo.


Ya tengo la siguiente entrega que es un rosetón grande y precioso. El día 10 de octubre será la última entrega y entonces se acabarán las prisas.

Y este verano, mientras otras se ponían "nerviosas" con el señor Grey y sus sombras o se iban a ver a Tom Cruise haciendo de estrella rockera, yo vi esto


Planazo donde los haya. Pues sí, porque me reí lo que no está escrito. La historia, siendo de lo más simple, está muy bien traida, la banda sonora para no parar de bailar en el asiento... y atención a la gendarme. La mala malísima o peor tiene una escena donde parodia la canción Je ne regrette rien de Edith Piaf memorable. Aunque en esto soy totalmente parcial, Edith Piaf me pone la carne de gallina. Os pongo un video del original con imágenes de ella.



¡A disfrutarlo!


martes, 28 de agosto de 2012

Yo y mis uñas

Puesto que este sábado retomo el entrenamiento después de dos meses de no hacer nada... me tengo que cortar las uñas. ¡Y no quiero!, no quiero, no quiero, no quiero... bueno, vale ya que al final hiperventilo.

Todos los años me pasa igual. De septiembre a junio llevo las uñas cortitas, cortitas, con un poco de brillo como mucho por eso de que no se puede/debe arañar a los compañeros o, igual de malo, arrancarte media uña en un agarre (la tela del kimono es recia). Y lo llevo bien, de verdad. Pero entonces llega el parón estival porque el niño está de vacas, hace mucho calor, hay que hacer cosas juntos... y mis uñas comienzan a crecer y a crecer, y yo me las pinto...


... me las veo tan monas (aunque las de la foto estén perjudicadas por un fin de semana de desenfreno) que claro... quiero verlas siempre así. Y es que en dos meses he pasado de tener 2 botes de laca de uñas de brillito (uno con reflejos dorados, monísimo) a esto.


Que se me va un sueldo en lacas de uñas. Vale que este año se me ha ido la cabeza más de lo habitual... pero no mucho más que otras veces.

Y por si fuera poco, he descubierto una página donde venden un artilugio infernal (por pecaminoso, que no por que cause sumo disgusto o enfado, RAE), para ponerme dibujitos en las uñas.


Me consuelo pensando que incluso llevándolas cortas podré ponerme algún dibujo pequeñito este invierno. ¡Ains, que tontería tengo encima!


lunes, 27 de agosto de 2012

Avances de peña

Entrada desde el país de la resaca y la contricción:

¡Ay, ay, ay! Ibuprofeno ¡Que bien me lo he pasado ¡ay, ay, ay! vasito de agua ¡esto hay que repetirlo! gafas de sol ¡no bebo nunca más!

Digamos que este comienzo de entrada podría haberlo escrito el sábado por la mañana y repetirlo ayer otra vez. Hoy tan solo estoy falta de sueño... y de hidratación. Pero no os torturo más con mis palabras de arrepentimiento, prefiero enseñaros esto...


¡Hummm! todavía me relamo de gusto... que buenísima salió.

Al final no hubo fiesta de la espuma porque como no llueve, pues nos pareció mal desperdiciar agua. Pero tuvimos circuito de cars y


Que en teoría era para los niños, pero que algunos miembros de la peña (no diré nombres) asaltaron el sábado por la noche de madrugada al salir bastante perjudicados a tomar el fresco. Tranquilas, no hubo accidentes irreparables pero sí algunas magulladuras. Y es que a ciertas edades y en según que grado de intoxicación etílica, no se pueden hacer dependiendo de que cosas... esto es pura envidia porque yo ya estaba durmiendo... pero el año que viene me toca.

En fin... que avances de bordado tengo poquitos que enseñar (esto se está convirtiendo en una mala costumbre). La semana pasada me di cuenta de que todavía no había comenzado el adorno navideño, y casi me da un parrús. Así que me puse a ello.


No tengo claro que acabado le daré, pero eso será cuando termine de bordarlo. Mañana, si Dios quiere, os enseño la entrega del SAL Sweet Flowers ya terminado.

viernes, 24 de agosto de 2012

Carta abierta a una Granny

Hoy lo primero que quiero hacer es felicitar a mis amigos Balta y Patri por el nacimiento de su segundo hijo, Daniel. Llegó al mundo el calurosísimo miércoles 22, sobre las 8 de la tarde.

¡Bienvenido Daniel!

Querida mía:

Cuando te vi por primera vez, supe al instante que nunca antes había estado en presencia de nada tan bello y colorido. Tan cuadradita tú, con esos puntos prietos y exactos, mmmm... Me dije “Tiene que ser mía” e inspirada por la pasión del momento, busqué gráficos, elegí lana y ganchillo y encontré el tiempo necesario para tejerte.

No sabía entonces lo ingrato de la tarea que tenía por delante. El primer intento fue fallido y, a pesar de mi falta proverbial de paciencia, decidí perseverar. “Todo lo que merece la pena en esta vida, cuesta”, me dije a mi misma. ¡Inocente! Pedí consejo, volví a leer los gráficos y descubrí que me había inventado los puntos. ¿Es posible que fuera ese mi error fatal? Lo corregí, pero creo que no me has perdonado… porque tú te resistes, no colaboras nada. Eres una ingrata.

He tratado de olvidarte y conformarme con churro 1 y churro 2, las obras que salieron de mi esperanzado ganchillo cuando trataba de encontrarte a ti… pero no me llenan igual. ¿Por qué eres así, mujer?

Llegados a este punto, y puesto que la vida es breve, he decidido que te vayas al carajo y me he hecho una flor.


¿A que mola? La terminé como broche y queda genial.

Buen fin de semana chicas, y a ti granny, que sepas que estás en mi punto de mira y no te vas a escapar tan fácilmente. No tendré paciencia pero soy de un perseverante que aburre… y algún día te pillaré con la guardia baja. O te rendirás por agotamiento.

Cuando te comprometes contigo mismo, también te comprometes con los demás. Tendrás la fuerza para seguir adelante en los malos momentos y perseverar. Céntrate y nunca dejes que nadie te robe tus sueños.
 

jueves, 23 de agosto de 2012

Limpiando el horno

Hoy no os hablo de un método de limpieza, os cuento un truco de magia.

Porque ayer cuando terminé de limpiar el horno me sentí a la altura de Houdini o David Cooperfield. Lo que hice fue pura magia... no hay otra explicación. Hubiera estado mejor si el truco fuera mio, pero desgraciadamente no es así. La idea es de Jillee, aunque la mano de obra la puse yo.

El lunes mi amadísimo hizo cordero asado y, con eso del reparto de tareas, la limpieza me tocó a mi. Así que pensé que era un buen momento para probar a limpiar esto


Con el método que os cuento. Pero tened en cuenta que no es recomendable para hornos de gas. Primero hay que encender el horno a 100ºC, mientras ponemos a hervir una cacerola con agua y, en un recipiente de horno, amoniaco. Cuando el agua haya hervido, se vierte en otra fuente y se meten ambos cacharros en el interior del horno. Ahora ya debéis apagarlo.



Las instrucciones son que hay que dejar actuar toda la noche, pero en mi caso, sólo lo dejé 4 horas. Sacas los cacharros y en el de amoniaco viertes un poco de líquido friegaplatos, guantes, estropajo y a frotar. Ya os digo que el estropajo lo usaréis poco, porque la porquería sale sin apenas frotar, enseguida cambié a la bayeta.

En la puerta del horno, eché un poco de bicarbonato antes de frotar con el estropajo. Y ocurrió lo mismo.



Además, y por si fuera poco, el estropajo estaba bastante gastado (por eso lo de la foto por el lado de la esponja, para que no se viera, je, je...) Pero es igual, funciona lo mismo. Y aquí las fotos del después.



El interior


Y la puerta, que aunque no me di cuenta de hacer la foto del antes, en la del bicarbonato se ve que estaba curiosa también.

En cuanto a la bandeja y la rejilla, creo que probaré algo parecido pero metiéndolas en un barreño o en la bañera. Ya os contaré.

Nota: todas las formulas de productos de limpieza o cuidado personal que publico en este blog, están probadas por mi y mi familia. A nosotros nos van bien, lo cual no quiere decir que sean buenas para todo el mundo, si te apetece probarlas, eres libre de hacerlo pero bajo tu propia responsabilidad. Un beso.


miércoles, 22 de agosto de 2012

Little House Needleworks

Niñas, todo el verano esperando y por fin ayer pasó. Mi pizquita se ha soltado a nadar, pero dando brazadas y todo el tío. Dos años de natación han dado sus frutos y pasó como cuando echó a andar, estábamos tan tranquilos y, de repente, ¡zasca!. Ahora sólo falta que saque la cabeza para respirar y todos contentos.

Hoy me gustaría hablaros de una diseñadora cuyos modelos me resultan siempre frescos, bonitos y muy resultones. Su nombre es Diane Williams y es el nombre detrás de Little House Needleworks.



Podría decir que me gustan todos sus diseños y no exageraría ni una pizca. De hecho, cuando comencé a comprar gráficos por Internet, el primero fue este:



Aunque, tristemente, todavía no lo he bordado. Porque se puede decir que, aunque me encanta bordar, soy más una coleccionista que otra cosa. Ahora que lo pienso, centrarme más en los trabajos de bordado sería un muy buen propósito de año nuevo...


De los últimos diseños que ha sacado, el que os muestro a continuación es el que más me gusta. De hecho, ya lo tengo incluido en un futuro pedido.



Por cierto, Pilarín está haciendo esta labor y le está quedando preciosa. Si queréis pasaros a echarle un vistazo arriba tenéis el enlace.

Y ayer hice mi primer intento de hacer un granny... y me salió un churro. Básicamente porque había varios símbolos que no sabía a que punto pertenecían y me los inventé. Así que hoy haré un poco de investigación por ahí, a ver si soy capaz de sacarlo.

martes, 21 de agosto de 2012

Toallitas húmedas - utilidades

Tengo la suerte de que mi hermana se quedara embarazada de mi sobrino un año antes que yo, de hecho los niños se llevan 1 año menos 4 días. Así que, cuando nació Alejandro, ella me ayudó a distinguir lo que SI había que comprar de lo que era un trasto inservible. Y una de las cosas que me dijo fue que, en cuanto a las toallitas húmedas, mucho después de haber dejado de necesitarlas para mi hijo, seguiría comprándolas. De hecho, iba a darme cuenta de que no sabría como había podido vivir hasta ese momento sin ellas. Y tenía razón.


Hace poco leí un artículo en la web de Jillee sobre este tema. Hoy expongo las utilidades alternativas de las toallitas húmedas, desde su punto de vista y desde el mio:

1.- Si eres un ser humano normal y no se te irritan los ojos con el aire que pasa como a mi, puedes usarlas como desmaquillante de ojos.

2.- Sustitutivo de papel higiénico, aunque a mi me da un poco de "cosica".

3.- Para quitar las manchas del tinte de pelo en cara y orejas.

4.- Limpiar el salpicadero del coche, pero por favor, evitar hacerlo cuando estéis en marcha. Y si por la mañana te encuentras que algún pájaro se ha hecho sus cositas en el parabrisas, también te apaña.

5.- Para refrescarse cuando hace calor en verano. Si las metes en el frigorífico, mucho más refrescantes.

6.- Para las hemorroides (ya sé que no es muy glamuroso, pero es lo que hay). Podéis verter un poco de aceite corporal de aloe en el paquete (este truqui también para cuando se quedan secas) o aceite esencial de abedul (es antiinflamatorio, antipirético y antibiótico, entre otras cosas).

7.- Limpiar las hojas de las plantas. Con un poco de cerveza quedan muy brillantes también.

8.- Si cubres con toallitas un cepillo de barrer, es mucho más fácil limpiar las telarañas del techo o de los sitios donde resulta difícil llegar. Esto lo probé en la casa del pueblo durante las vacaciones y tardé un suspiro.

9.- Para quitar los rayajos de ceras, rotus, lapiz de las paredes e, incluso, de la piel. También quita el pintalabios.

10.- Si os gusta el scrapbooking, en los sellos de goma, para limpiar la tinta.

11.- En la playa para quitar la arena, no sólo de los pies, sino de gafas de sol, botes de crema, cepillos, juguetes de playa, etc.

7.- Para los cazadores (por la parte que me toca), cuando están en el campo y no hay agua a mano o no quieren gastar la de la cantimplora, para limpiar sangre, barro, sudor...

8.- Como papel secante en tapicerías o alfombras.

9.- Quita las manchas de desodorante de la ropa.

10.- Para los que tengan perro y no quieran que manchen de barro la casa, limpiarles las patitas antes de entrar. Y, siguiendo con las mascotas, para limpiarles los ojos y el oido externo a los gatos. Además, si les pasas una toallita húmeda por el cuerpo, retiras bastante cantidad de pelo que no quedará por la casa.

11.- Para quitar la electricidad del pelo. Aunque, para esto es mucho mejor poner una nuez de crema suavizante de pelo en la palma de la mano y pasarlo por la cabellera ya seca.

12.- En baños públicos antes de sentarte para usar el inodoro. O, si sois un poquito hipocondriacas como yo, para limpiar cualquier parte de dicho baño antes de usarla.

13.- Para limpiar la laca del pelo que queda en el lavabo del baño después de usarla. Y para quitar el exceso de autobronceador de la piel o las manos cuando lo aplicas.

14.- Para limpiar zapatos, ¡quedan brillantes!, aunque es una solución de emergencia. Y en las punteras de goma de las deportivas, para la roña negra que queda después de que anden dando patadas a todo en el parque.

15.- Los muñecos/juguetes de goma quedan como nuevos después de una pasada.

16.- Si viertes unas gotas del aceite esencial que te guste en una toallita, la puedes usar como ambientador en armarios y cajones.

17.- Esta es buena, para mojar la parte de goma en los sobres y sellos también. No me digáis que no saben fatal.

18.- Para limpiar la tablet, los monitores de ordenador, las pantallas de los móviles, la tele. Increible como desaparecen las marcas de dedos.

19.- Deja las pizarras como nuevas.

20.- Para limpiar el polvo en rendijas donde no llegas con el trapo o la bayeta. Yo tengo la típica torre con el micro arriba y el horno tradicional abajo, y lo encuentro especialmente útil para limpiar la guarrería que se acumula en el recubrimiento alrededor del microondas. Tiene un montón de rendijas porque se supone que tiene que respirar. Lo mismo con el frigo, esa especie de burlete gordo que tiene alrededor de las puertas para que cierren bien y aislen. Antes lo hacía con la bayeta y un cuchillo de postre, pero las toallitas entran mejor.

21.- Y muy, muy, muy útil cuando vas de camping. Sobre todo si no tienes una ducha a mano.  

Como siempre, si se os ocurre alguna cosita más, ponedlo en comentarios, plis.  

lunes, 20 de agosto de 2012

Avances olvidadizos

Ya sé que me he quejado mucho y que, por momentos, lo llevaba muy mal, pero prometo que ha sido totalmente sin querer. Este fin de semana he estado en el pueblo y me he dejado el SAL allí. ¡Pero como se puede ser tan *&*¿¿¿¿¿#! pues sí chicas, y lo peor es que me faltaban 2 puntadas y este sábado es la siguiente entrega. Ya le he enviado un mail a Angie explicándoselo todo, ¡pero que cabeza!

Además de dejarme cosas olvidadas por los rincones, ¿sabéis que más he hecho este fin de semana? Pues esto:


En realidad, quien me hizo las manos fue mi amiga Esther que es una artistaza. Lleva siempre las uñas perfectas y el sábado por la tarde nos "apañó" a mis dos cuñadas, a otra amiga y a mi en 20 minutos, además nos hizo uñas distintas a cada una. Así que voy enseñando las uñas con la menor excusa, y es que en septiembre retomo el entrenamiento y tendré que cortármelas (snif, snif). Por cierto, en la tienda KIKO de Pleninulunio están durante el mes de agosto los esmaltes a 1,50, por si os interesa.

Y con estos calores, la vuelta al trabajo y demás gaitas, he avanzado poco.



Pero a este respecto tengo buenas noticias, porque ya me ha llegado el pedido de Casa Cenina y tengo las beads que necesitaba para el ángel y, al haberme dejado el SAL en el pueblo (*&*¿¿¿¿¿#) podré ponerme por fin con la bota navideña o el calendario de adviento, ya veré.


viernes, 17 de agosto de 2012

Una de libros

Estaba pensando en preparar una entrada literaria, cuando me acordé que no os había hablado de este libro:


Fue una elección fácil porque todo el que lo ha leído me había hablado bien de él. Aunque tengo que reconocer que tuve un momento de pánico cuando comenzó a desbarrar con lo de "un gato es un gato, o es la imagen mental que tenemos de él". Pero fue breve, solo un página, y además estaba justificado y contextualizado.

La historia versa sobre la vida de una conserje en un edificio de viviendas habitado por "familias pudientes". De las barreras que nos impiden progresar, de lo fácil que es dejarse engañar por lo que vemos tan sólo por los ojos y de amistades inverosímiles. Diría que, sobre todo, es un libro muy bonito.

En cuanto a la elección de lectura para las vacaciones, terminé leyendo primero el de petardeo. Tan sólo decir que es una serie de cinco libros y que con el primero tuve bastante. Me parece que "copia" demasiadas cosas de la Saga Crepúsculo, aunque está mejor escrita y los personajes tienen reacciones de verdaderos adolescentes, incluso el lenguaje es más auténtico.

Continué con la serie de superagente (Jaz Parks) con jefe vampiro y el segundo me gustó tanto como el primero. Así que seguiré leyendo los demás.

Y si queréis echarle un vistazo a esta página, estoy básicamente segura de que os vais a enamorar de ella. Ha sido el descubrimiento del verano.

Este fin de semana me vuelvo a ir al pueblo, hemos organizado una peña para las fiestas que comienzan la semana que viene, y hay cositas que preparar. Así que, buen fin de semana a todas y nos vemos el lunes.

jueves, 16 de agosto de 2012

Mermelada del mes: ciruelas y limones

Y yo que fui al pueblo pensando que iba a poder hacer una mermelada con las ciruelas de mis frutales, pero resulta que como ha llovido tan poquísimo pues no había ni una. Y las que han salido estaban picadas por los pájaros o ya agusanadas... un fracaso. Así que las compré en el mercadillo.

Para la mermelada de este mes tuve que deshuesar 2 kg. de ciruelas (da igual cuales, aunque yo utilicé las amarillas), las mezclé con la rayadura de 2 limones, el zumo de otros 5 y 1,6 kg. de azúcar blanquilla. Dejar macerar una hora en una fuente de cristal o cerámica con 2 vainas de vainillas abiertas a lo largo y luego todo a la cacerola, a fuego medio que hierva un minuto. Se quita toda la espuma que se pueda y de vuelta a la fuente. Cuando se haya enfriado, cubrir con un paño de algodón y al frigo 24 horas.


Al día siguiente se vuelve a poner al fuego y esta vez hay que hervir 5 minutos. Después se vuelve a espumar y retiramos las vainas de vainilla, veréis que el resultado queda bastante líquido en caliente pero después de pasar por la batidora y cuando se ha enfriado, espesa. Guardar en tarros esterilizados al baño maría que llenaréis hasta el borde, no os importe que al poner la tapa se salga un poco. Esto se hace así para que no queden burbujas de aire que podrían estropear la mermelada. Mientras se enfrían, ponen los botes boca abajo.

He estado trasteando por los blogs y me alegra ver que ya hay más gente de vuelta y comentando sus vacaciones. ¡Nos vemos por aquí!

Nota: Todas las recetas de mermeladas que figuran en este blog, se han extraido del libro "Mes confitures" de Christine Ferber, aunque casi todas ellas las he adaptado a mi gusto o necesidades, añadiendo o quitando ingredientes de las recetas originales.

martes, 14 de agosto de 2012

Avances de verano

Pues aunque parezca mentira porque sólo llevo un día de vuelta, ya me siento totalmente integrada de nuevo en el ritmo de mi vida habitual. También ayuda bastante a mentalizarse el hecho de que mañana sea fiesta, me va a venir muy bien ese día libre de por medio.

Ya que el doming se me olvidó hacer la foto para que pudiérais ver los avances, ayer nada más llegar a casa la saqué y aquí está.


No voy a volver a contaros lo que me está gustando este proyecto, pero sí deciros que me está cundiendo bastante teniendo en cuenta que tan sólo he bordado 3 días en las vacaciones y el domingo por la tarde otro poquito. Se me terminaron las beads transparentes que lleva en la palmatoria, y ayer mismo las incluí en el pedido de Casa Cenina.

Como ya he dicho, mañana es fiesta nacional, así que nos vemos pasado. Descansad y disfrutad de las celebraciones, aquí es la Paloma.

lunes, 13 de agosto de 2012

¡Ya estoy de vuelta!

Y con las pilas cargadas además. Han sido unas vacaciones bien aprovechadas, en las que he tratado de vivir el momento y disfrutar de los mios y sus cosas. Pero ya estoy incorporada al día a día y encantada de reencontrarme con vosotras también.

La verdad es que bordar, lo que se dice bordar... poco, me lié con el angelito de Mirabilia y no lo solté, aunque todavía no lo he terminado. He dedicado el tiempo a leer, terminé dos libros y comencé un tercero, esta semana pondré por aquí lo que me han parecido.

Con esta cabeza mía, se me olvidó ayer hacer foto del angelito para que vieráis como me ha ido. Pero, como pasé varios días en el pueblo, saqué fotos de las labores que tengo por allí. No son muy buenas, porque la luz en la casa es bastante mala, hoy os enseño dos cuadros country que tengo en el dormitorio.


Este es el que más me gusta.



Y la parejita de niñas que tampoco están mal. Los marcos y el paspartú, después de tenerlos ya hechos, no me convencen demasiado, pero al menos le dan color a la habitación.

Por cierto, estoy repasando vuestras entradas de estas semanas, para ponerme al día, aunque comentaré poco porque estoy bastante saturada. Nos vemos.