viernes, 28 de septiembre de 2012

Entrega de SAL terminada

Lo primero quería agradecer todas las felicitaciones que he podido leer esta mañana al abrir el ordenador, de verdad que me hacían falta porque ¿a qué no sabéis qué me regaló mi angelito por mi cumpleaños?


Pues el equivalente a cuatro puntos de sutura, lo que pasa es que ahora les ponen un pegamento especial. Que, la verdad, cuando vi que el médico sacaba el tubo de pegamento a punto estuve de decirle algo, porque vale que hay que recortar gastos pero pegar a los niños con Loctite no me parece... en fin.

Según nos contó el profesor, ahora les ha dado por subirse a un columpio que hay en el patio y empujarse unos a otros... o sea, cosas de niños... de niños trogloditas pero bueno... El caso es que después de la subida de adrenalina del primer momento, ayer pasé una tarde muy mala. Pensando en lo que podría haber pasado, la cicatriz, el trauma... vamos que me subió hasta la fiebre. Y me cogió con la guardia baja, porque soy una mamá bastante relajada y nada histérica, así que esta reacción me ha sorprendido (y golpeado en el estómago) a mi misma. Que viendo lo que había ayer en el Niño Jesús sé que tengo que dar gracias y que la reacción ha sido porque estoy hormonal que me va a venir la regla ya... en fin, que voy a empezar a hiperventilar y ya está bien Olga, que al final te voy a tener que dar dos bofetadas para que te calmes... ¿alguien entre el público tiene una bolsita de papel, por favor?

Y una buena noticia, ya he terminado la entrega del SAL, fotito.


Esto también me alegra porque creo que es la segunda entrega que acabo sin agobios.

Pasad un buen fin de semana pasado por agua y nos vemos el lunes por aquí.

Una casa debe estar lo suficientemente limpia para que sea saludable y lo suficientemente sucia para que sea divertida

jueves, 27 de septiembre de 2012

Y van 43...


Hoy cumplo 43 años, y creo que los he vivido intensamente. Han estado llenos de alegrías y errores, de celebraciones y de despedidas tempranas. 43 años de enseñanzas y lecciones aprendidas.

Os diré que algunas de esas lecciones me costó aprenderlas un suspiro, pero que otras llevo en ello… 43 años. ¿Queréis que os cuente algunas de las que sí han calado? No son muchas, no os asustéis. Además son personales e intransferibles, a menos que estéis de acuerdo con lo que os cuento:

1.- Aprende, nunca dejes de estudiar, de ir a cursos, de apuntarte a seminarios, masters… aunque sea para aprender a hacer torrijas. Enriquece tu vida y mantén el cerebro activo.

2.- Discúlpate con sinceridad. No marees a esa persona que has ofendido con justificaciones sobre tu conducta o excusas que acusan más que explican. Di “lo siento, no debí hacer lo que hice”. Algunos dicen que no piden perdón por orgullo, yo lo llamo soberbia. Pero ten claro también, que existen ocasiones en las que tienes que defender tu terreno, sin complejo de culpa ni flagelaciones.

3.- Haz lo que debas, y con esto me refiero a lo que te dicte tu conciencia. Si disientes, dilo. Que todos lo hagan no es motivo para hacerlo tú también si no te parece bien o no te sientes a gusto con ello, incluso si ello supone que te quedes fuera del redil. Porque de otro modo puede que contentes al grupo, pero te habrás defraudado a ti misma. Y, sobre todo, ten en cuenta que la gente tiene el poder sobre ti que tú les das.

4.- El cotilleo, de forma ocasional, es “excusable”, te ayuda a generar endorfinas y además socializas. La maledicencia debería estar penada con cárcel, sin derecho a indulto.

5.- Si esos zapatos te hacen daño, no te lo pongas. ¿Te parece que no hay suficientes cosas que producen dolor para que encima te lo auto inflijas? Además, a lo largo del día, se te notará (que estás jodida, digo) y eso es muyyyy poco atractivo…

Por último, esto es para las mamás y aunque la frase no es mía, deciros que “no te preocupes por no poderles dar de todo a tus hijos, dales lo mejor de ti
 
Por cierto, si estáis pensando en comprarme una tarta para celebrarlo, algo como esto
 
 
Me alegraría el día

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Hoy 2 x 1

Porque ayer terminé el adorno de Halloween y tomé una decisión. Aunque primero lo interesante.


Aunque parezca que tiene más tul de un lado que de otro, lo que ocurre es que tenía forma y quedaba doblado por un lado. 

En cuanto a la decisión, pues es que no voy a bordar más motivos de Halloween de momento. Lo cierto es que a mi la fiesta de Halloween ni fu ni fa, es mi niño a quien le vuelve loco y, como tantas cosas, de aquí a unos años, creo que este rollo de brujas y zombies le dejará frio y entonces ¿qué haré con tanto adorno y tanta parafernalia? Así que, de momento, le he hecho un par de cositas para tenerle contento y ya está.

Y no podia dejar de compartir con vosotras una cosa que me salió ayer de chiripa. La última vez que fui a comprar tenían costillas de oferta, me llevé un kilo sin saber muy bien si adobarlas o marinarlas.

Ayer cuando volvía a casa en el metro se me ocurrió asarlas al horno recubriéndolas con salsa barbacoa.

 
 
¡Que exitazo chicas! A mis hombres les hacían los ojos chirivitas. La salsa no puede ser más sencilla. 250 ml. de ketchup, 60 ml. de vinagre, 60 ml de agua, 2 c. soperas de pimentón dulce, 2 ajos machacados y 60 g. de azúcar moreno. Mezclar todo bien y "bañar" las costillas con la mezcla. Luego 45 m. al horno a 190º y me apañó la cena. Si queréis una versión más potente, añadir una cayena.

martes, 25 de septiembre de 2012

Reportaje fotográfico

Antes de que se me olvide, quería agradecer a Cristina y a Loli el premio que me concedieron hace unos días. Reconozco que lo de los premios me da un poco de "cosica", pero aun así lo agradezco de corazón y lo dejo por aquí para compartir con todas vosotras.


Hace unos días me pediais que pusiera fotos del pequeñín por aquí. Prometo que lo he intentado pero conseguir sacar algo más allá de un borrón o una masa informe de color negro, ha sido tarea ardua y nada gratificante. Además de muy poco productiva porque de casi 30 fotos que tiré, se puede distinguir que lo que hay en la foto es un gato en 2 de ellas, pero la calidad no es muy allá.


Este es el original. Le tenía en mi regazo y parecía a punto de quedarse dormido pero, aun así tenía el baile de San Vito. Empecé a jugar un poco y saqué versión en sepia


Que se ve algo mejor, y en blanco y negro.


Y, por fin, conseguí esta otra que, a mi entender, es la que ha salido menos mal.


A estas alturas, y como puede verse al fondo, mi marido ya estaba aburrido de tanta foto y se fue del sofá. Pero, si de verdad quiero sacar una foto de un bellezón...


Pobrecita que paciencia tiene con él.
 

lunes, 24 de septiembre de 2012

Avances resfriados

Pues ya es oficial, empieza el otoño y empiezan mis resfriados. Ayer pasé un día de órdago y hoy voy por el mismo camino... ni propóleo, ni zumos de naranja... si es que yo creo que soy de mala calidad.

Sin embargo, como los resfriados no son invalidantes, sí he podido dedicar tiempo a las cositas que tengo empezadas. Comenzamos con...


... el adorno de Halloween. Está quedando muy colorido y el problema va a ser cuando lo acabe porque hay tantos donde elegir. Al final lo echaré a suertes.


El SAL va muy bien, estoy encantada como va avanzando. El rosetón me parece espectacular.


En cuanto al ángel, como veis va viento en popa y yo estoy feliz porque ya he llegado a la parte que va en todos rojos y porque he acabado de bordar el ala que me estaba dando mucha guerra.

 
A la botita le di bastante caña el viernes y cada vez me tiene más contenta. Me está saliendo un Papá Noel muy jardinero.
 


 
Y por último, el calendario. Ya puedo colgarlo y ahora me pondré con los bolsillos. He pensado bordar los números en cada uno, igual es mucho trabajo, aunque creo que voy bien de tiempo. De momento, tengo que terminar de montar los que me faltan y, de momento, no me está dando mucha guerra y creo que por eso se está convirtiendo en mi favorito.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Mermelada del mes: pera y chocolate

El sábado pasado, mientras yo daba clase en el gimnasio, mis chicos se fueron a celebrar el cumpleaños de su tio y hermano, respectivamente, a la parcela. Además de hacer mosto, hincharse a comer tomates y fresas de las matas y hacer piruetas varias en la piscina, volvieron a casa con un bolsón de peras. Parece ser que el año ha sido bueno y los perales estaban a reventar.

La fruta estaba muy buena, pero como había mucha cantidad y, además, tenía pendiente de hacer la mermelada de este mes, me decidí a probar una receta que llevara peras. ¿Problema? que todas llevaban castañas o frutos secos otoñales y, como ya sabéis, prefieron utilizar ingredientes de temporada. Así que me he visto obligada, en contra de mi voluntad absolutamente, a hacerlas con chocolate. Y está buena, muy buena, hasta el nombre es bonito Belle Helene...

El proceso de preparación de la fruta fue lo más divertido. ¿Habéis probado alguna vez a pelar peras con una gata intentando robarte la fruta...

 
... y otro gato mordiéndote los dedos de los pies? De esto último no tengo foto, pero es verídico. Y con un cuchillo en la mano, que no sabía si seguir pelando, abrirme las venas o matarlos a todos... (¡de verdad!). Y ahora la receta.
 
Pelamos, quitamos el corazón y troceamos como para tortilla 1.200 kg. de peras. Ponemos en una cacerola con 750 g. de azúcar y los zumos de 1 limón y 1 naranja. Hervimos 5 minutos y se vierte el contenido en una fuente de porcelana o cristal. Añadimos 250 g. de chocolate al 70% cortado en trocitos y removemos para que se derrita con el calor de la fruta. Dejamos enfriar, ponemos un paño de cocina y al frigo toda la noche.
 
Al día siguiente, volvemos a poner en la cacerola y hervimos otro ratito (8-10 minutos). Pasamos por la batidora y a envasar en tarros esterilizados al baño maría.
 
 
 

Salió poca cantidad pero esta vez fue adrede. Porque está muy rica, pero si empezamos el otoño hinchándonos a chocolate ¿qué vamos a dejar para las Navidades?

Como veis he cambiado un poco el look del blog con esos colores que tanto me gustan para dar la bienvenida al otoño que empieza hoy. Disfrutad del fin de semana y sed buenas.

El hombre es el único animal que come sin hambre, bebe sin sed y ama sin tiempo.

Nota: Todas las recetas de mermeladas que figuran en este blog, se han extraido del libro "Mes confitures" de Christine Ferber, aunque casi todas ellas las he adaptado a mi gusto o necesidades, añadiendo o quitando ingredientes de las recetas originales.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Una mantita para Tao

¿Y quien es Tao? Pues uno de los peluches favoritos de Alejandro. El domingo pasado, con 35 graditos de buen rollo, me llega y me dice que quiere una manta para él porque tiene frío. Y yo, que parece que me va la marcha, pues me puse a ello. El lunes por la tarde la terminé y aquí están las fotos con el protagonista.

 
 
Además, con esta mantita, me quito el complejo de no saber hacer grannies, porque ¿qué es esto sino una granny enorme?

 
 
Y si me vais a decir que la manta es pequeña para el peluche, os lo podéis ahorrar porque ya lo sé y me da igual. Además el chucho no se ha quejado y mi hijo tampoco.


miércoles, 19 de septiembre de 2012

Aviso: entrada aburrida...

... pero muy útil, al menos útil para mi. Hoy os voy a hablar del carbonato de sodio.

¿Qué es esto? Pues son unos polvitos mágicos, pero mágicos de verdad. Nada de esas zarandajas de te los echo por encima y sales volando...

Los usos son múltiples, de hecho, buscando por la web he llenado 4 páginas entre cuidado personal, limpieza general y usos desodorizantes. Pero yo os hablaré de los que he experimentado y sobre todo de como hacerlo en casa. Porque, si he de ser sincera, no es fácil encontrarlo en los comercios más habituales.

Lo primero, como hacerlo. El carbonato no es más que bicarbonato al que le han quitado el agua, así que lo que hay que hacer es poner el bicarbonato en una fuente resistente al calor y meterlo al horno. A 200º de 15 a 20 minutos, el tiempo como siempre es orientativo. ¿Que como sabéis si ya se ha hecho? pues porque la textura cambia.

El bicarbonato es un polvo muy fino que, frecuentemente, tiene grumos y resulta inodoro. Cuando veáis que los grumos desaparecen y que la consistencia es más granulada, está hecho. Además tiene un olor muy característico (tranquilas, no es desagradable, no tendréis que dejar ventilar la cocina 3 días)



Por cierto, remover un par de veces mientras se hace.

En cuanto a usos, se utiliza para hacer detergentes caseros porque estabiliza el resto de ingredientes, para ablandar las aguas duras y, si os sudan las manos en exceso pues también ayuda.

Si lo de meter los cepillos y peines en amoniaco no os convence, hacedlo en agua con carbonato diluido.

Mezclado con vinagre, ayuda a desatascar tuberías y además desodoriza. Y de forma natural, sin utilizar productos químicos. Del mismo modo, desodoriza el lavavajillas si lo viertes en él justo antes de hacer un ciclo de lavado.

En fin... lo usos son amplios y, además, es barato. ¿A qué esperáis para probarlo?

Nota: todas las formulas de productos de limpieza o cuidado personal que publico en este blog, están probadas por mi y mi familia. A nosotros nos van bien, lo cual no quiere decir que sean buenas para todo el mundo, si te apetece probarlas, eres libre de hacerlo pero bajo tu propia responsabilidad. Un beso.


martes, 18 de septiembre de 2012

Avances de martes

Ayer tuve un día tremendo, así que no pude enseñaros las cositas que había estado haciendo. Por ello los avances, esta semana, han pasado al martes.


 
Creo que desde que comencé el SAL es la primera vez que lo llevo bien, que no me agobio y que de verdad, estoy disfrutando el bordado. El único secreto es la organización y no dejar que el resto de proyectos se metan por medio.
 
 


Este chiquitín no me está cundiendo tanto como quisiera, pero estoy disfrutando de cada puntada. Supongo que bordarlo en viernes, después de toda la semana de trabajo y cansancio, no ayuda mucho. Pero ahí vamos.


Y esta es la terminación que le he dado al buho. Creo que redondearé las esquinas del fieltro verde de detrás... ya veré. Y, puesto que ya está terminado, ayer mismo comencé un pequeño adorno de Halloween. Es muy infantil, lo eligió mi hijo y debe ser por eso, pero también gracioso. Nos costó ponernos de acuerdo porque a mi me gustaban más "siniestros" y oscuros, pero a él esos le asustaban.

Por cierto, Sophie y Tom ya son amiguitos. Fue alucinante porque ella pasó de bufarle a jugar con él en el mismo día. Ahora hasta duermen juntos y ella arregla la arena de la caja cada vez que él la usa, ejerciendo de hermana mayor. El, a cambio, es un tirano. Pero es lo que tienen los hermanos pequeños. Ni que decir tiene que estamos contentos, aliviados y felices.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Adorno terminado

Aunque no le he hecho el acabado, terminé ya toda la parte del bordado del buho navideño. Me voy a tomar el fin de semana para ver qué se me ocurre, de momento aquí os dejo la foto.



A mi hijo le ha encantado desde el principio, así que será de los que me quede para el árbol de casa.

Y finalizado el adorno, ya tengo vía libre para hacer cositas de Halloween. Anoche estuve echando un vistazo a un par de revistas temáticas...



... y tengo visto un gorro de bruja y una calabaza que... no sé, no sé... lo voy a tener que echar a los chinos.

Buen fin de semana y aprovechad el buen tiempo que vuelve de momento.

Si no quieres que tus hijos escuchen algo de lo que están hablando, haz como si les hablaras a ellos.



jueves, 13 de septiembre de 2012

Curry de gambas

O gambas con curry, como más rabia os de. La verdad es que nunca he sido muy fan de los currys, supongo que será porque mi primera experiencia no fue buena. Después de un concierto de Prince en el estadio Wembley y a las tantas de la madrugada, salíamos muertos de hambre y el único sitio que encontramos abierto fue un restaurante hindú en Whitechapel (si lo habéis pensado, efectivamente el barrio de Londres donde Jack el destripador asesinó a sus víctimas, aunque no nos lo encontramos). El caso es que el camarero que nos atendió juraba que el curry no era muy picante y cuando lo probamos... en fin, se me durmió la boca al primer bocado. Pero tenía tanta hambre que me lo comí igual y pagué las consecuencias durante tres días.

El caso es que siempre he pensado que una primera (y única) experiencia no era representativa. Así que cuando vi la receta en este libro


Me dije que tenía que probarla. Por cierto, el libro además de tener un montón de recetas con una pinta increible, es una delicia para leer. Se supone que es una recopilación de las recetas que aparecen en otra serie de libros de la misma autora que, en EE.UU., tienen mucho éxito. No he leído ninguno, pero me decidí a comprarlo porque probé una receta de ensalada de patata (concretamente esta) memorable. Y esta que ya paso a contaros me hace sentir que no tiré el dinero.

Hay que poner un chorro de aceite de oliva en una cacerola. En la receta original pone mantequilla, pero yo sustituyo siempre que puedo. Añade 125 g. de cebolla, 125 g. de manzana y un ajo, todo troceado. Frie hasta que la cebolla esté hecha, ahora añade una cuchara de harina y, enseguida, pones 250 g. de tomate natural (de lata va bien), 2 c. de postre de polvo de curry, sal y pimienta negra molida. Deja hervir a fuego lento 5 minutos más, si veis que se seca añadís un chorrito de vino blanco. Deja que la mezcla se enfríe y mientras haz una mahonesa, sirve la de bote, y cuece 750 g. de gambas. Las mías eran congeladas.



Cuando tengas la mahonesa hecha, vierte en el vaso de la batidora la fritura de tomates y lo pasas todo junto. Añade un chorrito de zumo de limón, un puñado de cacahuetes y otro de coco rallado y guárdalo en el frigorífico. Yo mezclé las gambas directamente y lo guardé todo junto.

Está igual de bueno frio que caliente, acompañado de arroz queda muy propio pero, si os apetece innovar, con la tortilla de patatas está muy rico también.

Por último, esta foto va dedicada a Susana, de Entre bordados e hilos. A mi también me gustan más los libros de cocina cuando están manchados. Pensaba que era un bicho raro.



¡Buen provecho chicas!



miércoles, 12 de septiembre de 2012

Midnight watch enmarcado

Pues estaba yo trasteando por el blog, pensando qué cosas podía cambiar, cuando me di cuenta de que no tenía colgada foto de Midnight watch enmarcado. Y no la tenía porque no la había hecho, así que aquí va.



Y un detalle más cerca del marco.



Por último, ¿qué se puede hacer con la pecera cuando se muere el pez?. Pues esto es lo que se nos ocurrió.



Muy original no es, pero así no tengo que comprar otra maceta, reutilizamos y no creamos basura y, además, un final trágico no lo es tanto porque tenemos otra plantita en casa.


martes, 11 de septiembre de 2012

Una de gatos

Para empezar quiero decir dos cosillas. La primera es que sí, efectivamente, hemos adoptado otro gato. Y la segunda es que seguimos perdidamente enamorados de Sophie, nadie nunca, jamás de los jamases podrá sustituirla (esto lo pongo por si ella lee esta entrada).

¿Qué como nos ha dado esta locura? Pues no sé, surgió la oportunidad, también era un gato callejero como Sophie y además, ¡es taaaaaan bonito!



Como todas las decisiones que tomamos en esta vida, esta ha traido sus consecuencias. Sophie está que echa las muelas, aunque al menos ha dejado de bufarnos y gruñirnos a nosotros y ya no se sienta a mirarnos fijamente con ojos taladrantes de odio.

Y es que meter un okupa en casa no sienta bien a nadie, si yo lo entiendo. Y encima él es un inconsciente. No sólo se permite el lujo de coger prestada su cama, sino que ayer le pilló Javi comiéndose su comida. Que menos mal que fue él, que si le ve Sophie le da un soplamocos que lo estampa... ¡con las ganicas que le tiene! Y mira que le he explicado que posiblemente sea hasta hermano suyo, tenemos la sospecha cierta de que al menos tengan la misma madre, pero a ella eso de la sangre no le tira nadita...

El veterinario nos ha dicho, además de que es un machito, que tengamos paciencia y en ello estamos. Y, como digo, ya está mejor. De hecho ayer les pillé a ella y a Alejandro haciendo esto.



¿Qué hacían? Pues mientras el uno se enjuaga la boca después de cepillarse los dientes y lanzaba un chorrito tipo fuente, la otra bebía el agua que caía. El caso es que los últimos días habíamos observado que, cada vez que Alejandro se metía en el baño, ella salía corriendo detrás de él, pero lo atribuimos a que no quería dejarle solo para que no se acercase el otro. Ahora ya sabemos que no es el caso.

Por lo demás estamos encantado con él. Es cariñoso, valiente, glotón y te mira que parece que te entiende. ¿Qué como le hemos llamado? Pues Tom, obviamente.