viernes, 30 de noviembre de 2012

Lasaña de bacalao

Os debía una receta de lasaña desde hace tiempo, no creáis que se me había olvidado, y hoy es el día en el que toca contárosla.

Creo que es bastante facilita. Lo primero es desalar unos 300 g. de bacalao con al menos 24 horas de anticipación. Se escurre bien y, mientras, ponéis a cocer las láminas de lasaña (12 unidades) siguiendo las indicaciones del fabricante. 

Hay que hacer un sofrito con 1 pimiento rojo, 1 cebolla y 2 dientes de ajo laminados. Cuando estén tiernos añadimos 1 vaso de tomate natural triturado y removemos. A continuación incorporamos el bacalao desmigado y que cueza un poco todo junto.


Engrasamos un fuente de horno y vamos poniendo lámina de lasaña y capa de bacalao alternativamente. Para finalizar, napamos con bechamel, espolvoreamos queso rallado y al horno 20-30 m. a 190º C.


Como casi siempre, os pongo foto del antes porque después me ciega la gula y no me acuerdo de hacérsela. ¡De rechupete!

jueves, 29 de noviembre de 2012

Calendario terminado

O casi, porque la verdad es que la bolsita que tenía planeada para guardar los bolsillos no la he hecho y voy a posponerlo. También creo que cambiaré el cordel que he usado para colgarlo, porque quería poner un lazo azul que NO he comprado todavía. En fin, no me enrollo más, aquí están las fotos.


Esta se explica sola. Es el calendario terminado y colgado donde, probablemente se quedará. Aunque ese era el espacio reservado al Santa of the Forest de TIG (Told in a garden).


Aquí un detalle de la parte de arriba. El velcro de pega-pega ha funcionado genial. Ahora tendrá que pasar la prueba de resistencia. Se llama Alejandro y es de los más duros controles de calidad que existen en el mercado.


Y ahora de la parte de abajo donde se aprecia el cierre de los bolsillos que también es muy simple.

Todavía me queda comprar las chuches para rellenarlos. Estoy encantada con él. ¿Mi proyecto faraónico para el año que viene? Quiero hacer una falda para el árbol, pero primero voy a recuperarme de este.

Nos leemos.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Para levantar el ánimo... de compras

A riesgo de que mi amiga P me diga que estoy como una cabra, esta mañana la he pasado en IKEA. Y es que ella piensa que los suecos son el mal, y si no os lo creéis, por favor leed esta entrada suya que no tiene desperdicio.

En fin... teníamos que comprar una silla para la habitación de Alejandro (que no hemos encontrado) y unos bonitos archivadores para que meta sus dibujos y no tengamos traca cuando descubra que se los he tirado a la basura. Creedme cuando os digo que mi hijo tiene futuro como cartonero, este se paga la carrera vendiendo el papel que acumula en los recovecos de su habitación. 

Y he aquí fotitos de las cosas que hemos comprado. Los archivadores no pueden ser más simples, pero la idea es que él los decore a su gusto.




Esto no había pensado en comprarlo, pero hace un par de días vi esta idea que me encantó. No puede ser más simple y como el resto de la casa la llenamos de adornos navideños, para la mesa del comedor ya me vale.



Y yo que soy naso woman, no he podido resistirme a las velas aromáticas. Sobre todo estas tres navideñas.



¡Que lástima no poder haceros llegar el olor! El de arándanos es un pecado.

Y ya en otra tienda, me he dejado llevar por mi vena hortera y... ¡mirad que cosas más mona me he comprado!


Con esta ola de frio polar, mi chico va a estar de lo más abrigadito con esa mantita navideña. Y los trapos para la cocina.

Lo peor de la mañana, pues no os lo creeréis, pero no hemos podido tomarnos una p... caña en todo el Centro Comercial de La Gavia. Unos porque no aceptaban pago con tarjetas (queríamos almorzar) y otra porque ya habían acabado de dar los desayunos y las comidas no empezaban hasta la 1. ¿¿¿??? ¿Y un pincho tortilla? En fin...

martes, 27 de noviembre de 2012

Ahora vienen los agobios

Esta mañana tenía que ir a mi antigua empresa para arreglar un tema que había quedado pendiente, ya sabéis... los típicos flecos. 

Decir que no me apetecía demasiado es casi absurdo mencionarlo, pero además tenía una sensación en el pecho como de vacío, nada agradable. Mientras me maquillaba frente al espejo he dicho para mi "me estoy poniendo las pinturas de guerra", y este pensamiento algo tonto me ha dado ánimos. Porque en ese momento he sentido que no tenía porque encontrarme mal, que yo no he hecho nada malo y que debía presentarme allí (ya que las ideas las tenía claras) con el ánimo y empuje para llevarlas a cabo.

El resultado... satisfactorio. Tenía claro que ahora hay que dar los "pasos administrativos" como yo los llamo, pero hacerlo se me estaba haciendo cuesta arriba. Luego viene la Navidad. Y NADIE ME LA VA A AMARGAR. ¡Que para eso llevo esperándola todo el año! Y las que me acompañáis desde hace algún tiempo sabéis que me chifla y que soy una activista pro-navidad.

Pero luego... han llegado los agobios. Porque claro, tienes la cabeza en otra cosa y no había caído que este domingo (dentro de 6 días) reunimos a los amigos en casa para la fiesta de puesta del árbol. Y ni he terminado el calendario de adviento, ni mi bota, ni he comprado los regalitos, ni los ingredientes para el experimento culinario anual... estoy hiperventilando.


Os pongo fotito de los bolsillos que esos SI los tengo acabados. Han quedado mejor de lo que pensaba dado que tuve que deshacer el bordado de los números original, que no me convencía nadita. 

Llegados a este punto, me he acordado de una palabra mágica que me enseñó mi mamá hace años. Organización. No es un conjuro especialmente difícil, y seguro que la mayoría de vosotras lo conocéis. Así que desde ya, me pongo a ello. Ya os contaré los progresos.

Nos leemos.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Nada... que no sale

Y es que si una cosa funciona... ¿pa'qué la tocas? Pues yo la toqué... y me salió un churro.

No sé si recordaréis esta entrada en la que os hablaba de un gel/jabón líquido hecho en casa. Pues la verdad es que funcionaba bien pero (aquí viene, aquí viene) me parecía demasiado líquido. Así que cuando leí una de las entradas del blog de Jillee sobre una nueva fórmula para hacer jabón líquido, me subí las mangas y me puse a ello.

Básicamente, la composición y preparación eran las mismas, pero a los ingredientes se les añadía una cuchara sopera de glicerina. Según iba hirviendo ya vi que aquello espesaba bien... demasiado bien. 

Después de dejarlo templar un poco y verterlo en una garrafita para que se terminase de enfriar, al día siguiente me encontré esto: 



Imposible sacarlo del recipiente, así que lo corté por la mitad. Y la textura es como de manteca... yo creo que me salté algún paso. Pero todo tiene arreglo, esta tarde me bajo a Mercadona y compró 5 litros de agua destilada... ya verás si lo apaño o no lo apaño.

Y hoy tengo que compartir esta fotito de mi gordísima haciéndome compañía al ordenador. Tendríais que verla tratando de cazar el cursor. ¡Me parto!



Por cierto, si alguna conoce usos de la glicerina que me los ponga en comentarios, que compré un litro en la farmacia y ahora no sé que voy a hacer con ella. 

Nota: todas las formulas de productos de limpieza o cuidado personal que publico en este blog, están probadas por mi y mi familia. A nosotros nos van bien, lo cual no quiere decir que sean buenas para todo el mundo, si te apetece probarlas, eres libre de hacerlo pero bajo tu propia responsabilidad. Un beso.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Hasta aquí hemos llegado...

... se acabó la pereza bloguera. No puede ser que siga sin actualizar mi blog y desconectada del mundo virtual.

Ayer hablé con mi abogado y me ha dejado las cosas claritas. Pero como todavía no hay firmado nada, no os cuento las cositas laborales. Eso sí... que sepáis que a las mamás que estamos en reducción de jornada por custodia de hijos nos pueden echar a la calle como a cualquier otro trabajador. Eso de que somos intocables es una leyenda urbana, que si lo llego a saber a más de una que me ha soltado la perlita antes mencionada, la había enviado a salva sea la parte.

Como la pereza, además de bloguera, era general, no he bordado casi estos días. Casi. Aquí os pongo una foto de como va el árbol navideño.


En la parte de arriba bordaré nuestros nombres y abajo, los de Sophie y Tom.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Anuncio importante

Hola chicas, ya estoy aquí de nuevo. Hoy quiero contaros que he estado ausente por un motivo importante.

Y el motivo es que he venido a engrosar las listas del paro de este país. Todo empezó hace quince días, así que aunque han sido pesados, he tenido la suerte de que no me han hecho sufrir mucho. Este viernes me dieron la patada por fin.

No he tenido muchas ganas de nada, además de que he estado ocupada arreglando papeles, consultando abogados, actualizando mi curriculum (¡después de 10 años!), asimilando... recuperándome. 

Me gustaría, y así lo haré a no ser que me salga una oferta verdaderamente interesante, tomarme un descanso hasta después de las Navidades. Pero de este mi blog y de vosotras no pienso descansar... me dais vida. 

Para terminar por hoy, quiero dar las gracias a mi familia y a todos esos amigos y conocidos que han descolgado el teléfono estos días para interesarse y prestarme una oreja o un hombro sobre el que descansar y reflexionar un rato. 

Mañana más. Nos leemos

jueves, 15 de noviembre de 2012

Botita de Navidad

Llevo unos días que tengo problemas con la conexión a Internet de casa, así que antes de que esto se vaya a la porra otra vez, quería enseñaros la botita terminada de bordar.



Ahora quiero montarla en los próximos días. ¡Me hace una ilusión!


martes, 13 de noviembre de 2012

The house of the seven gables

Hoy quiero hablaros del libro que he estado leyendo en estas semanas pasadas y que me parecía muy apropiado para Halloween.

Se trata de este libro



Y si el nombre del autor os suena será probablemente porque, además de que sois unas mujeres leídas y cultas, escribió La letra escarlata.

Veréis, yo estaba buscando un libro que me diera un buen susto, que me hiciera comerme las uñas mientras lo leía en el metro o que, al menos, me absorbiera y  me hiciese perder algo la conciencia de donde estaba (lo siento, estoy en plan intensito últimamente), pero nada de eso me ocurrió. Y, aun así, el libro tiene algo... no sabría muy bien como expresarlo. No te engancha, pero quieres saber que más va a pasar, no es nada predecible, los personajes son algo prototípicos pero tienen alma... en fin. Os destripo un poquito el argumento.

El comienzo del libro se remonta a la época de la quema de las brujas de Salem (prometedor ¿eh?). Un poderoso juez se encapricha de las tierras de otro hombre y, para conseguirlas, le acusa de brujería. Consigue que le quemen por hechicero, se hace con sus propiedades y construye una casa pensada para ser la envidia de sus vecinos y herencia para las generaciones futuras. Pero lo mal adquirido, ya se sabe, da problemas y desde aquel momento el Juez Pyncheon y todos sus descendientes se ven unidos por un destino fatídico. 

Con esto debería ser suficiente para engancharos... o no. Pero no cuento más. 

Nos leemos.



lunes, 12 de noviembre de 2012

Avances morados

Recién llegada a casa de gastarme lo que no tengo en compras de Reyes adelantadas (hay que distribuir el gasto) en unos grandes almacenes muy británicos, voy a ver si me recupero del susto contándoos como van los avances de mi calendario de adviento.

El caso es que este fin de semana largo pensaba adelantar un poquito con esta labor porque a las fechas que estamos veo que, al final, no me da tiempo a terminar. Y no he hecho nada, salvo las fotos que a continuación os muestro.


De momento he bordado los números de los 5 primeros bolsillos, además de coser los botones. Estoy pensando en utilizar velcro de pegar para no tener que coserlos y ahorrar tiempo.

Además, también he elegido la tela donde irán metidos los bolsillos que vaya despegando del calendario según pasen los días. A mi me parece muy bonita.


¿Y a vosotras?

domingo, 11 de noviembre de 2012

Domingo culinario

Ayer tocó tarde de petardeo y hoy ha tocado mañana cocinera. Hace ya unos días que quitamos los adornos de Halloween, entre ellos había una calabaza que todavía estaba aprovechable, así que hemos hecho una tarta de calabaza.



Todavía se está enfriando, así que ya os contaré como ha salido. Después había que hacer la comida de hoy, una lasaña de bacalao y tomate, esta sí os puedo decir que estaba muy buena. La receta otro día.

Porque de lo que en realidad quería hablaros hoy es de una serie... o de un libro... o de una serie basada en un libro. El caso, se trata del libro Norte y Sur de la autora Elisabeth Gaskell.


Esta es la carátula del DVD que compré por eBay, que está en inglés. Y es que por más que lo busqué en castellano (me hubiera encantado poder verla con mi maridín), no hubo manera. La verdad es que cuando leí el libro me gustó bastante pero el final me pareció precipitado y a toda prisa, cuando algunas partes de la historia se habían alargado hasta hacerse algo pesadas. Lo leí el verano de hace dos años y, con el paso del tiempo he ido apreciando cada vez más la obra y a su autora. De hecho ahora mismo estoy leyendo otro de sus libros, Esposas e hijas.

Si encima, luego ves la serie y descubres a unos actores (ambos inmensos), que hacen que la obra cobre vida, pues no te queda más remedio que enamorarme de la historia perdidamente. Si tenéis ocasión de escuchar la versión original, él (Richard Armitage) tiene una voz tremenda, hables o no hables inglés. Y, para muestra un botón, os pongo la escena final en la estación de tren.



En fin, no os digo nada

sábado, 10 de noviembre de 2012

Los árboles de Elisa

Estos días en los que no he podido publicar, me he encontrado algo agobiada y desmotivada con las labores que tengo empezadas. El SAL se me hace cuesta arriba, la botita está casi acabada pero no termino de decidirme, los bolsillos del calendario de adviento no me convencen... así que decidí dejar de bordar unos días. Un par, dejarlo más tiempo me haría sentir más agobiada todavía.

Pero en lugar de volver a lo de siempre, comencé algo nuevo. En otras ocasiones me ha funcionado y, afortunadamente, esta vez también lo ha hecho. ¿Y qué comencé? pues el arbol de Elisa del que os hablaba en una entrada anterior.

Tengo todos los árboles desde que comenzó a publicarlos, aunque tan solo he bordado el de hace dos años.



Lo acabé como un mantelito bajo plato con una tela muy navideña por detrás.

Y aquí una muestra de lo que llevo hecho hasta ahora en el modelo que propone para este año.



Le he cambiado todos los colores, donde pedía blanco le puse dorado porque la tela que tenía era muy clara y no contrastaba, y también estoy utilizando unos rojo y verde distintos de los propuesto por la sencilla razón de que no los tenía en el momento en que comencé a bordar. Va bastante deprisa y, además, lo estoy disfrutando un montón. Estoy segura de que me hará recobrar el estusiasmo por las otras labores que tengo comenzadas.

Ahora os dejo, me voy a ver el capítulo final de la serie de la BBC, Norte y Sur. El señor Armitage me tiene en un ay.

Nos leemos.

viernes, 9 de noviembre de 2012

La Almudena

Hoy es festivo en Madrid. Y ¿qué haces si no celebras las fiestas religiosas? pues te vas al parque. Concretamente a conocer un parque del que me habían hablado mucho y en el que hemos pasado una estupenda mañana. Se trata de Parque Europa en Torrejón de Ardoz - Madrid.

Nos ha costado un pelín encontrarlo porque las instrucciones en su página web no eran muy precisas, básicamente coge la salida tal y tira recto. Y así no hay manera, claro. Menos mal que la gente es buena y nos han ayudado.

Se trata de un parque en el que puedes ver reproducciones de monumentos presentes en ciudades europeas. Al fondo el puente de Londres.


Ya veis por la foto que la mañana estaba muy nublada, pero no nos ha caído ni una gota. Hemos pasado casi tres horas, incluida la inevitable visita a los columpios.


Estos no son los columpios sino el Manneken Pis, cuya historia, me ha parecido siempre muy curiosa. ¡Estos niños!

Otro de los monumentos/reproducciones que nos ha encantado ha sido el del barco vikingo. Aunque, en realidad tan solo se ve la proa del barco emergiendo de las aguas de un estanque.



El que está de espaldas es mi pizquita, supongo que imaginándose a sí mismo trepando por ese cuello o dándose un bañito en el estanque.

Esta es la Torre de Belem.


Que, aunque podría ahorrarme la vergüenza, he de confesar que no sabía lo que era hasta que he leído el cartelito informativo. Espero poder ver el original en Lisboa algún día.

Y esta es la foto de la única pieza auténtica. Una donación del Gobierno Alemán al pueblo de Torrejón. Se trata de un segmento del auténtico muro de Berlín.


Para acabar, una foto para ilustrar porque prefiero ir a los parques en otoño que en cualquier otra época del año.


 Y ahora me voy a tomar un café para honrar como es debido esta tarde fiesta.

Nos leemos.
PD: por cierto, si os queréis ahorrar el berrinche de vuestros pequeñines, no os acerquéis por la estatua de la mujer gigante tumbada. La entrada cuesta 5 € adultos y 4 € los niños. Personalmente, me parece un robo, sobre todo si vais con niños pequeños (menores de 8-9 años), pues muestra el sistema digestivo y no se enteran de nada.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Mil disculpas...

... sé que llevo varios días sin publicar nada, pero se han unido una serie de circunstancias personales que han hecho que no haya podido, ni siquiera, pasarme a echar un vistazo por aquí.

Pero como dice el refrán, no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo aguante, así que aquí estoy de nuevo, aunque tardaré un poco en ponerme al día. Por suerte mañana es fiesta en Madrid y podré dedicarle algo de tiempo a hacer visitas de cortesía a vuestros blogs, lo estoy deseando la verdad.

Antes del paréntesis forzado, quedó pendiente de enseñar el adorno de Navidad de Papá Noel terminado. Pues aquí está el bebé.



Aunque, por desgracia, ya no lo tengo conmigo. El destino especial que iba a darle era el de regalo para mi amiga/compi de fatigas, Rosa. Estuvimos juntas cinco años, pero la semana pasada cambió de trabajo y le regalé el Papá Noel en crisis para que, cada vez que lo vea se acuerde de mi.

Nos leemos.