martes, 31 de diciembre de 2013

Bye, bye 2013

En el último día del 2013

¡¡¡Celebremos!!!

Que estamos juntos y nos tenemos los unos a los otros, las alegrías y las penas que hemos compartido, los nuevos amigos, por los bebés que llegaron, todo lo que hemos aprendido, los viajes que hemos hecho y esas historias familiares que han nacido en los días de este año que se nos va. 


Por los familiares, amigos y mascotas a los que dijimos adiós para siempre y que nos vieron luchar por el éxito y no rendirnos ante el fracaso, porque así es la vida. 

Por el AMOR.

Por la ESPERANZA.

Por favor, demos la bienvenida al 2014 creyendo de verdad que se puede.

martes, 24 de diciembre de 2013

Felices Fiestas a todas



En estos días en que los blogs se llenan de mensajes navideños y deseos de parabienes para todo el mundo, no quería ser menos y aprovecho un hueco antes de salir de viaje y reunirme con los míos para desearos de todo corazón.



Felices Fiestas a todas. Pasad una noche buena de verdad, que la Navidad no solo os traiga cosas materiales sino todo lo que de verdad importa.

Que seamos capaces de dar más y esperar menos, de aprender a identificar lo que realmente nos hace felices y de comprender por fin, que lo que importa de verdad no es lo que hay en los platos sino quien se sienta en a la mesa con nosotros.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Fin de semana antes de Navidad

¿Y a qué lo voy a dedicar? De momento he pasado la mañana comprando los ingredientes para hacer pizza en casa que nos apetece un montón. Y esta tarde ayudaré a Alejandro en un proyecto que tiene para pintar una casita-hucha con temperas que le compré el otro día en la tienda Tiger y que quiere regalarle a un amiguito.

Ayer llegó a casa una preciosa tarjeta de felicitación de Inés, Con la aguja entre mis dedos.


Me parece una preciosa costumbre la de felicitar las Navidades enviando tarjetas, aunque este año me he decidido por enviar una electrónica que me ha parecido muy divertida. En la página de LEGO, existe una aplicación para poder confeccionar tarjetas de felicitación utilizando personajes de sus construcciones. Aquí tenéis el enlace por si os apetece echar un vistazo.

Sigo con mis envíos-sorpresa. Esta vez va con retraso y no creo que llegué a tiempo para Navidad, pero no he podido acercarme a Correos a hacer el envío hasta ayer mismo.


Esta vez se trata de parte de un diseño de Country Cottage Needleworks, llamado Snowflake serenade. La tela de detrás también me gusta un montón.


No sé si se aprecia bien, pero tiene montones de copos de nieve plateados sobre un fondo turquesa muy clarito. Creo que es un diseño apropiado para este primer día de invierno.

Todos los años hay que darle un repasito a los adornos navideños. Este año le ha tocado a un cojín de picaporte.


Ya veis que la cinta de la que cuelga es insuficiente para soportar el peso del excesivo relleno que lleva. El diseño me sigue pareciendo precioso después de cinco años, pero la terminación es demasiado simple. En cuanto a la tela que lleva por detrás... tampoco me gusta nada. Por ahora lo único que he hecho es desmontar el conjunto pero todavía no he comenzado a darle forma, porque hasta esta misma mañana no había tomado la decisión de cómo terminarlo. Pero en cuanto lo haya acabado, lo pondré por aquí.

lunes, 16 de diciembre de 2013

Desvelando terminaciones

Parece que esto de publicar en lunes se está comenzando a convertir en una costumbre. Pero sucede que llevaba una temporada pensando que dedicaba demasiado tiempo a Internet y muy poco a las labores. Así que he comenzado a invertir esa tendencia y he vuelto a hacer cositas cada día.

Sigo adelante con el proyecto del árbol navideño.



Lo que me recuerda que tengo que enviarle foto de los avances a Pilar. Un momento...

Ya está. Ha sido rápido ¿eh?

Como todavía no he recibido aviso de que le haya llegado el regalito que envié la semana pasada y la destinataria no lo espera, os voy a enseñar fotos de la labor que realicé como sorpresa navideña para una amiga bloguera.



Es una labor de Corinne Rigaudeau o Tra La La. 


Lo he terminado como llavero, pero puede ser cualquier cosa que la destinataria decida. La tela de detrás, me ha encantado poder usarla por fin. La tenía desde hacía algún tiempo y no me pegaba con nada.

Y esta mañana he estado en Dechado. Es una tienda de labores, dedicada principalmente al patchwork y las lanas. He ido a comprar claro, pero la tienda en sí es una maravilla de ver, si no fuera tan pequeñita debería hacer tours a los clientes. Si sois de Madrid o pasáis por aquí, y tenéis ocasión de ir a verla, acercaros. Merece la pena.


lunes, 9 de diciembre de 2013

Fiesta del árbol

Ayer estuvimos decorando la casa de Navidad y organizamos nuestra fiesta del árbol con amigos. Fue muy divertido y especial este año por diversas razones, pero sobre todo importante porque casi es la única fecha del año cuando consigo reunirlos a todos.

Cada año me gusta entregarles en agradecimiento por su trabajo, algún regalito hecho por mi. Esta vez compré varias latas de piña en almíbar y, en lugar de utilizar el abre-fácil que traen, usé un abrelatas...


 ...para abrirlas por la base. Después de sacar el contenido, lavé bien la lata y la tapa. Le quité la etiqueta que lleva el producto, que sustituí con papel de regalo navideño. Para que no se note mucho la junta, decidí adornarlo con una tira de encaje.


En la tapa superior coloqué con cuidado un papel por debajo de la argolla del abre-fácil y con pintauñas verde/rojo, le di un toque de color.


A continuación rellené las latas con chuches, porque yo soy de las que cree firmemente que si no puedes adelgazar, debes hacer engordar a tus amigos. Pero igualmente se pueden rellenar de perlas de baño, velas aromáticas, mini-juegos de mesa, cosméticos... lo que más rabia os de.

Ahora viene la parte más peliaguda. Con una pistola de pegamento caliente (las venden en los chinos por 15 €), hay que poner una capa de pegamento por el interior de la lata, dejar que se seque, colocar la tapa que habíamos quitado y repetir la operación por encima de ella. Al secarse los pegotes de pegamento, evitan que la tapa y el contenido se caigan. 

Después hay que preparar dos cartelitos con cartulina.


El más grande se pega en la lata con algún mensaje personalizado para el agasajado. El pequeñito se cuelga con un trocito de cinta de la argolla con el nombre del destinatario y voilá...


Hice cinco latas y cada modelo fue diferente, pero les encantó a todos. Y más les gustó el bizcocho de piña que hice con parte del contenido de las latas. Utilicé esta receta, que es muy facilita.

He estado ocupada haciendo cositas que todavía no puedo enseñar porque las destinatarias todavía no lo han recibido. En cuanto tenga noticia de que les han llegado los regalitos, pongo fotos.

Nos leemos.

Son esos millones de pequeñas cosas, las que de verdad importan.
Blog Bluebird Notes