martes, 29 de abril de 2014

Ya estoy de vuelta.

¡Madre mía, más de un mes sin publicar! Todo tiene su explicación, he estado este tiempo haciendo una sustitución en una empresa. Había alguien que estaba enferma y yo he cubierto su puesto durante estas semanas. Ahora ya se ha recuperado y puede cumplir de nuevo con sus obligaciones laborales, de modo que yo retomo mi vida de los últimos meses.

No sabéis cuanto me he acordado de vosotras y cuanto he sentido este abandono blogueril, pero no tenía tiempo. Por más que estiraba y estiraba, no me llegaba para todo. Como no sé si me volverán a llamar pronto, pienso aprovechar este tiempo a tope.

Ya os imaginaréis que si no he podido ni escribir unas líneas, mucho menos pude hacer labores. Así que aprovecharé que esta semana vienen dos días de fiesta seguidos del fin de semana para retomar mis cositas y a la vuelta, os enseño todo.

Nos leemos.

jueves, 3 de abril de 2014

Freshly baked

A pesar de la previsión, hoy vuelve a lucir el sol en Madrid. No sé si será preludio de la primavera o solo un espejismo, sea como fuere, lo mejor es salir a la calle y absorber toda la vitamina D que se pueda.

De todos modos, podemos dedicar un ratito a terminar esas cosas que tenemos pendientes desde hace tiempo. Como el adorno navideño que ya se estaba haciendo algo pesado.


Aunque en honor a la verdad, la pesada soy yo por no terminarlo. En lugar de hacer un flat ornament esta vez me he decidido por un cojincito. Una lástima tener que esperar hasta las próximas Navidades para exhibirlo.


miércoles, 2 de abril de 2014

Objetivo de abril: presupuestos

Aunque como ya conté ayer marzo ha hecho honor a su fama y mi casa ha sido una locura, conseguí ajustarme al propósito del mes y organizar/limpiar el ordenador que tenía tan abandonado. Por fin cada cosa está en su sitio y hay un sitio para cada cosa, he borrado infinidad de ficheros que guardé en su momento y no me habían sido de utilidad, incluso repasé CDs que tenía por casa sin saber qué era lo que contenían. He cambiado de antivirus (AVG en lugar de Avast) y, ayudada por un buen amigo informático que se prestó a cambio de un cocido, limpiado a fondo el sistema.

Este mes de abril, y teniendo en mente la próxima declaración de la renta, el objetivo son los presupuestos.


Estoy segura de que, quien más quien menos, tiene más que organizado el tema monetario en su casa. Para mi, el objetivo se va a centrar en organizar planes de ahorro y ataque para conseguir objetivos que se salen de el presupuesto mensual de mi casa:

1.- Como ya he mencionado más arriba, lo primero y cuanto antes es solicitar cita en una delegación de hacienda para que me hagan la declaración. No sé como será en otras comunidades autónomas, pero en Madrid a partir de la campaña de este año, todo va informatizado. Por ello, cuanto antes lo organice mejor.

2.- Retomando el objetivo del año pasado, comenté que la intención era comprar un ordenador portátil pero, por desgracia, hemos tenido que gastar parte del dinero destinado a tal efecto en otra cosa. Por tanto, si quiero comprar el portátil en los próximos meses, tengo que ajustarme a un plan definido para llegar a la cantidad necesaria. Y esto se puede aplicar a cualquier otra compra extraordinaria pero no inmediata que surge en cualquier casa. 



3.- En mayo cumple el seguro del coche y hemos decidido que hay que ver otras opciones. Tenemos el seguro obligatorio y este mes de abril dedicaré unos días a consultar compañías de seguros. Para facilitar la tarea, sé que hay comparadores de seguros en Internet que funcionan muy bien. Tal vez en tu caso te cumpla el contrato del móvil o el seguro del hogar, compara precios. Las compañías funcionan todas más o menos igual, pero si tienes razón te tienen que indemnizar. Por ello mejor pagar 3 que 5 si el resultado va a ser igual.

4.- Y si no te quieres complicar demasiado la vida diseñando una plantilla para organizar los gastos del día a día, aquí y aquí te puedes descargar un par de modelos para facilitarte la tarea.



martes, 1 de abril de 2014

Parte su tiempo abril entre llorar y reir

Después de un mes de marzo bastante caótico y errático, comienzo el mes de abril con el buen propósito de mantener al día el blog y las labores. Con esta entrada cumplo el primer propósito y con esta foto...


...que he elegido la peor labor para demostrar que también me he puesto manos a la obra con el segundo. Los avances son escasos pero no porque no le haya dedicado tiempo, sino porque este bordado es bastante complicado. Aún así, voy lenta pero segura.


Y además, aunque odie el punto lineal, con esta mi segunda foto, queda claro que el realce que da al bordado hace que el esfuerzo valga la pena.