lunes, 30 de mayo de 2016

Nuevos comienzos

Feliz lunes chicas, espero que empecemos la semana con muchas ganas a pesar de que se nos acaba este de mes de mayo tan precioso que hemos tenido. Yo voy a dedicar el día a descansar y recuperarme lo que pueda de un fin de semana intenso, después de la comunión de nuestra sobrina y de la final de la Champions que ganó... mi MADRIDDDDDD.

En fin, perdonadme la vena futbolera, por favor.

El otro día vi una foto en internet que me fascinó.


Me encantan esas labores chiquititas que se hacen con abecedarios, algún ave, flores... pero es que luego no sé que hacer con ellas. Alguna vez las he terminado como alfileteros, pero ya tengo un par y no necesito más. Así que cuando vi esta foto se me ocurrió que podía matar dos pájaros de un tiro.

Porque hace un par de años, mi marido se presentó en casa con esta preciosidad


Y ya sabéis que estás cositas enseguida se llenan porque las que hacemos labores siempre tenemos artilugios que guardar.


Pero siempre he tenido la sensación de que la caja estaba desaprovechada, que llenarla de trastos era un desperdicio. Con esos detalles


Y terminaciones tan cuidadas y originales


En fin, que ayer la vacié y me puse a buscar entre mis gráficos alguno que pudiera empezar cuanto antes. Incluso tengo ya el sitio para lucir la caja en cuanto empiece a llenarla.

Y en cuanto al gráfico, elegí un freebie que ni recuerdo de donde lo saqué, pero que es una reproducción de finales del siglo XVI de un dibujo inglés.


Me llama mucho ese encanto medieval y la simplicidad del grafismo. Os lo pongo aquí por si alguien se anima a bordarlo.

jueves, 26 de mayo de 2016

Veo puntitos lilas

Esta tarde tenía que bajar al colegio para una reunión del AMPA, tenemos elecciones pronto y hay muchas cosas que preparar. En vista de que me quedaba un rato entre la comida y la hora de bajar, me he puesto a rebuscar entre las telas porque había decidido probar a sacar el rosetón que vi en el libro del que os hablaba en esta entrada de hace unos días.

Me he decidido por una de color lila y he seguido las instrucciones del libro que eran bastante sencillas.

1o.- Con un objeto redondo como plantilla, se hace un círculo en el revés de la tela.Yo he utilizado (no os riais), el rodillo que compró mi marido en Decatlhon para colocarse las vértebras.


2o.- Cortáis la tela por la línea, en la foto he incluido el rotulador que utilizo para pintar en tela. Seguro que las que hacéis patchwork ya lo conocéis, es de la marca Pilot y se borra al planchar la pieza.


3o.- Enhebrar la aguja con hilo doble y hacer un nudo para que no se escape. Vais cosiendo todo alrededor y dejando 1/2 cm. hasta el borde, cuando lleguéis de nuevo al principio y con mucho cuidado, hay que ir tirando del hilo para que la pieza quede fruncida.


4o.- Cuando tengas la pieza a tu gusto, rematas el hilo para que no se deshaga y ya está. Se puede planchar para que quede plano, pero me ha gustado así, a lo mejor más adelante lo hago...


...sobre todo porque el motivo de hacer este rosetón, además de para preparar el tutorial, es que más adelante quisiera hacer otra cosita con él que ya os enseñaré.

martes, 24 de mayo de 2016

Bienvenidos a mi gallinero

El hacer y deshacer del Sweet Flowers Sampler va sin prisa pero sin pausa, pero es pesado y muy poco gratificante. Además llevo bastante tiempo queriendo bordar algún diseño de Tra La La, que siempre me han parecido preciosos y han quedado muy resultones. Por ello, ayer me puse a rebuscar entre mis gráficos y recuperé uno que me encantó la primera vez que lo vi pero que, sin saber muy bien porque, había quedado relegado.


Voy a traducir las frases al castellano para que diga Bienvenido a mi gallinero y utilizaré los hilos de DMC que así gasto los que tengo por casa.

Y poco a poco la bolsa de telas va tomando forma. Estoy siguiendo un tutorial que encontré por internet y que ya he usado en otra ocasión, lo voy a poner aquí y me encantaría decir de quien es pero no tengo esa información. Espero que si alguien lo sabe me lo diga para poder darle el crédito.

1er. paso. A mi me parece que es sencillo, pero si alguien tiene dudas, me puede preguntar.


2º. paso. Como quería la bolsa de un tamaño mediano, he doblado todas las medidas.


3er. paso. Hasta aquí he llegado de momento, pero voy a poner el tutorial entero por si alguna se anima.


Y esta es mi versión.


4o. paso.


5º paso


6o. paso


Y 7o. y último paso


Ahora a ponerme las pilas y terminarla prontito

sábado, 21 de mayo de 2016

Un jardín de telas

Mis hombres se han ido a cortarle el pelo a mi hijo y me han dejado la casa todita para mi. Y aquí estoy, con el portatil y mi gata al lado esperando que me distraiga para subirse a mi regazo mientras tecleo.

¿Me pasa solo a mi o según va llegando la hora de la cena se queda una sin ideas? Y según va pasando la semana cada vez es peor, hasta el punto que en casa hemos instaurando el viernes... la noche P. Peli, palomitas y pizza.

Además este jueves mi hijo estaba especialmente tiquismiquis y nada le apetecía. Afortunadamente existe Facebook y gente con mucha imaginación. Encontré una entrada de una página culinaria que sigo con una idea muy sencilla, coges una rebanada de pan de molde y con una cuchara sopera vas aplastando la miga del interior para que quede más rebajada que el borde.


Lo colocas en una fuente de horno engrasada con aceite de oliva y cascas un huevo encima. Como veis por la foto, al hacerlo nos llevamos la sorpresa de que eran dobles. Sazonas, pones un poco de queso rallado por encima, 5 minutos al horno y...


Riquísimos y más rápido imposible.

Después de cenarnos los huevos, cogí el último libro que me he comprado sobre patchwork. Decir que últimamente no he hecho mucho caso del patchwork sería un eufemismo, ni lo he mirado. Por eso cuando vi este libro me decidí a comprarlo a ver si me inspiro un poco.


El libro es una preciosidad, pero es que la autora es un prodigio de técnica y de ideas. Vienen diseños de mantitas, neceseres, potaagujas, cojines... así hasta quince proyectos muy primaverales.


Los rosetones que forman las flores de la planta en este diseño son fáciles de hacer, tanto que he pensado preparar un tutorial y ponerlo aquí en unos días. También me gusta mucho que trae bastantes ideas de bordados.


Sencillo pero muy resultón, que le regalas algo así a tu suegra y te hace nuera predilecta.


El detalle de la maceta me parece precioso con estos cambios de color para darle textura. O los botones de las flores.

¡Feliz fin de semana! aprovechadlo que hace un tiempo fenomenal. A las que estáis en Madrid, recordad que hoy es noche de museos.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Crónica de un fin de semana

Que maravilla pasearse por vuestros blogs en este mes de mayo, tan llenos de flores y de colorido. Primavera, que tendrás...

Este fin de semana largo había tomado la decisión de deshacer lo que está mal del Sweet Flowers Sampler. Va a ser un trabajo de meses, y me hubiera gustado avanzar más, pero he estado con una tortículis intensa que me ha tenido hasta con collarín. No obstante, algo he podido hacer



Donde está la flecha es el trozo que he deshecho y he comenzado de nuevo, ahí puedo ganar un par de espacios, pero ya he visto que donde más sitio voy a ganar será cuando mueva el rosetón.

Del libro Make room for what you love, he leído lento porque nada más comenzarlo me di cuenta que había mucho que asimilar. Por momentos me sentí identificada y muy reflejada. De las primeras cosas que habla es de los motivos por los que guardamos trastos:
  • Puedo necesitar estas cosas
  • He heredado estas cosas
  • Me encantan estas cosas
  • Pagué dinero por estas cosas
  • Necesito guardar estas cosas, por si acaso
  • Estas cosas igual me vuelven a valer
¿Os suenan? pues solo he puesto algunas de las que enumera. Y al continuar con la lectura, me dio la clave de lo que al menos a mi me ocurre a menudo. Me cuesta tomar decisiones y por ello pospongo deshacerme de cosas cuando decido ordenar, sin darme cuenta que al hacerlo ya he tomado una decisión. La de no hacer nada, solo que así solo consigo alejar el objetivo de tener un hogar más ordenado, confortable y seguramente más bonito.


Y ahora os cuento que he superado mi obsesión por los esmaltes de uñas. Resulta que tenía un neceser a rebosar con diferentes colores, algunos de los cuales se habían secado y, peor, me amarilleaban muchísimo las uñas. Después de hacer limpieza, descubrí una marca de cuidado y tratamiento de uñas que se llama Mavala.


No os voy a mentir, es cara y solo la he encontrado en la farmacia. Mi gran problema siempre ha sido que mis uñas son blandas y se capean, para evitarlo me recomendaron el del taponcito rojo, solo en la punta de la uña.

Para el tema del amarilleado, el segundo envase, el más alto. Siempre he usado una prebase de uñas y dejado un par de días entre manicuras... pero se ponían amarillas igual. Con esta prebase ya no me ocurre.

Y mi tercer problema era que la manicura me duraba poco, a veces al día siguiente de hacerme las uñas ya se había descascarilldo alguna. Después de ponerme el color, doy la última capa de este gel y las uñas quedan preciosas.

En cuanto al color, como son caras y estoy harta de tirar botecitos, he comprado uno claro que para el verano son los tonos que más me gustan, Cuando se acabe iré a por otro, he visto que tienen variedad.

viernes, 13 de mayo de 2016

Sweet Flowers sampler

Por fin he podido acercarme a recoger a mi cardenal, y así es como ha quedado:


Aparte del cuadro de mi boda y algún natalicio, no había enmarcado nada en blanco antes y tenía ganas.


Al llevarlo a la tienda, nos dimos cuenta que como el hilo de la frase es tan claro, apenas se distinguía del fondo. Lo solucionamos metiéndole un paspartú gris oscuro detrás.


Ya veis que aun así el contraste no es grande, la próxima vez tendré que elegir mejor el lino o cambiar el hilo. Pero estoy contenta pues el conjunto queda bien.

Hace tiempo, en el blog Mágicas Puntadas se organizó un SAL llamado Sweet Flowers. Me apunté porque me pareció espectacular, como todos los que organiza Angie, por otra parte. Cuando ya lo tenía prácticamente terminado, ¡¡¡HORROR!!!, me di cuenta que me había equivocado.


No parece mucho, y no lo sería si no fuese porque al mover los motivos hacia el otro lado... no caben las rosas. Ya veis en la foto que están sin acaban porque "chocaban" con el rosetón central.


Deshacer todo es un trabajazo, lo sé, pero pensé que poco a poco con mucho cuidado y paciencia podía deshacer y volver a empezar... JA... porque resulta que he perdido los gráficos. En papel no los tengo, no aparecen por ningún lado y los archivos estaban en un ordenador que nos robaron el año pasado.

Llegados a este punto, y dado que he descartado tirarlo todo, no sé muy bien por donde seguir. Este fin de semana que en Madrid es largo por San Isidro, nos vamos al pueblo. Me lo llevaré todo allí a ver si el aire campestre y la tranquilidad me inspiran.


Hasta la semana que viene

martes, 10 de mayo de 2016

Desayunar con Margaritas

Hace unas semanas publicaron un artículo en La línea de fuego en el que hablaba de las quince cafeterías de Madrid que no te puedes perder. Alguien lo reenvió diciendo que estaría bien probarlas todas, que tenían buena pinta, que si sï, que si no... que allá que nos fuimos.

Empezamos por un sueño. Tenía que ser eso o el Salón Des Fleurs, con su tarta de violeta y esa decoración de estilo francés. Le siguieron Living in London y Valentina con su espectacular tortilla de patatas.

Por fin, el pasado viernes, le llegó el turno a Le Coco en la calle Barbieri.

Foto de Ssndra G.S.

Obviando que el entorno tiene para mi un encanto especial por motivos sentimentales (a pesar de lo que han hecho con el Mercado de San Antón), solo hay que levantar la vista un poco para encontrarte detallitos de un tiempo ya pasado.


Y entonces miras al otro lado de la calle y ves esto

Foto de Sandra G.S.

Que con ese color aqua de las maderas a mi ya me han "ganao", que queréis que os diga. Luego entramos y el sitio estaba lleno de madera por todas partes, con un par de mesas ocupadas y se respiraba tranquilidad. Hay que echar un vistazo allí al fondo que a primera vista no se ve. Entonces te encuentras las tartas tan bonitas, tan tentadoras... en sus recipientes de cristal. Y...


Ni soy fotógrafa, ni tengo especial talento para retocar fotos, ni nada parecido. Eso se lo dejo a algunos buenos amigos que me regalan la vista en su web. Pero de pura chiripa mientras andaba fisgoneando por el local, me salió esta foto y no sé si estará bien o mal, pero a mi me encanta.

Estaba hablando de Le Cocó, que me disperso. Aparte la compañía de mi grupo de amigas Margaritas de Medianoche (larga historia, otro día la cuento) y de mi media naranja que se animó a acompañarnos (inconsciente), disfruté de un delicioso y original café bombón antes de salir corriendo a por un pincho de tortilla a Valentina.

Mañana bien aprovechada, nos faltó marcarnos un bailecito a lo...


Todo se andará

domingo, 8 de mayo de 2016

Perezoso domingo

Parece que las lluvias de abril no quieren dejarnos todavía. Y siendo hoy domingo, para mi la mejor opción es quedarme en casita bordando, preparando entradas para el blog y organizando futuros proyectos. Estas telas están pidiendo a voces ser una bolsita.


En todo este tiempo que he estado alejada del blog, he seguido creando cosas. Resulta extraño pensar que en el momento que dejé de publicar mi ritmo de "producción" bajó bastante, no sé que lectura hacer de ello. Seguramente debería dedicar algo de tiempo a pensarlo, pero ahora mismo, con mi té verde con hierbabuena al lado, voy a centrarme en esta entrada.

No sé vosotras, pero yo llevo siempre el bolso lleno de pequeñas cositas imprescindibles que cuando quiero encontrar... tengo que sacar todo lo demás. Cosas tipo el paquete de pañuelo de papel, el botecito de vaselina, un pen-drive, las llaves que no uso habitualmente pero que llevo por si acaso... Al final me cansé de rebuscar y me decidí por hacer un pequeño neceser de ganchillo que encontré en este libro.


Este fue el elegido


Y esta mi versión


Por delante y por detrás


Aproveché un resto de lana que tenía por casa y que era más grueso que el que pedía el libro. Usé un ganchillo 5.


La tela para forrarlo llevaba conmigo mucho tiempo y me pareció que le iba bien al proyecto. Lo del ojal fue todo un reto porque no había hecho ninguna antes, pero para ser el primero, creo que fue un intento muy digno.


Se ve mal la foto, pero no se ha deshecho y lleva bastante traya. Cumple su propósito.

Y ahora os dejo que voy a empezar a cortar telas. ¡Que felicidad!