miércoles, 30 de octubre de 2013

Mi pésame

No pensaba escribir ninguna entrada hoy, pero después de enterarme ayer de lo ocurrido en Pola de Gordón quería enviar desde aquí mi más sentido pésame a las familias de los seis mineros fallecidos. Mucho ánimo y fuerza para sobrellevar semejante tragedia.

Estas noticias me retrotraen a tiempos pretéritos y ayer no daba crédito. Me venían a la mente los relatos de mi madre de cuando de niña jugaba y, de repente, sonaba la alarma de la mina porque había habido un derrumbe. Como veía a sus hermanas mayores y a su madre correr colina arriba a la boca de la mina a ver a quien le había tocado aquella vez. Un horror que creía desterrado ya para siempre.

7 comentarios:

Inés dijo...

Lamentable.
Saluditos.

EL RINCON DE CHELO dijo...

Ha sido una verdadera tragedia que esas vidas jóvenes y con familia a cargo hayan fallecido de ese modo...mi más sentido pésame para todos ellos, mi abuelo materno era minero en Asturias y murió de silicosis, bss

pat8155 dijo...

me uno al pesame, una pena :(

Srta. Moneypenny dijo...

Cierto, piensas que hoy en día estas cosas no pueden pasar. Mi pesame a todas esas familias.
Recuerdo un libro que leí de joven La septima galería, de Jose luis martín Vigil, hace tiempo lo busqué y no lo encontré por ningún lado, es precioso, si tienes ocasión y si lo encuentras te lo recomiendo, te encantará.
Lo dicho, mi pesame a todos los mineros.

Srta. Moneypenny dijo...

La sexta galería, perdón.

margal dijo...

Totalmente de acuerdo, me uno al pésame.

Pero lo peor es ver como de la pena de unos, otros se aprovechan. Menos mal que esta vez las familias han sabido mantener la dignidad y se han hecho oir contando su verdad.

saludos

Hampton SC dijo...

Poniéndome al día de tus entradas (cómo me he visto identificada con tu reestructuración de la terraza de la cocina)llego a esta y descubro que también procedes de cuenca minera.
Sí, es igualmente mi caso y creo que quienes hemos tenido tan de cerca la mina, siempre nos sentiremos especialmente cerca de aquellos que aún siguen trabajándola y se exponen diariamente a sus peligros.
Besos muy grandes