13 de junio de 2016

Tutorial y platos vintage

Comienzo la semana todavía con el susto en el cuerpo. El sábado por la mañana mi gato Bruno se cayó por la ventana de casa. Un tercer piso. Le encontramos agazapado en el jardín de enfrente, muy asustado y con sangre en la carita. Una vez en el veterinario, nos tranquilizó con el diagnóstico  de un metacarpio roto y nada más. ¿Creéis que ha escarmentado? pues no, ayer mismo le pillé tratando de salir a la ventana otra vez. Esta tarde vamos a comprar mosquiteras.

Hace unos meses estuvimos ayudando a vaciar una casa familiar para reformarla. Tiramos muchísimos trastos inservibles, reciclamos algunas cositas y nos llevamos algunas gratas sorpresas.


En realidad, más que una sorpresa fue un reencuentro. Porque en algunos de estos platos he comido cuando era pequeña. Aunque no me acordaba.


El rosa está bastante deteriorado, no me atreve ni a fregarlo porque tiene grandes grietas y le falta un trozo en uno de sus lados.


Esta es la parte de atrás del primer plato. Me explicó mi padre, que estos remaches metálicos se llaman lañas y se utilizaban para reparar platos. Esto se hacía, no tanto por el valor que tuviera la pieza (que también), si no porque si vivías en un pueblito de la sierra de Guadalajara en los años 40, 50... era complicado reemplazar las piezas rotas. Para ello tenías que ir a la ciudad y ese tipo de viajes eran incómodos, costosos y difíciles.


Los dos azules no estoy muy segura, pero puede que sean cerámica de Talavera. De nuevo tengo tan solo la información que me ha proporcionado mi padre, que recuerda verlos siempre en su casa cuando era niño, pero no sabe de donde salieron.


Esta fuente es la más simple y tiene algunas manchas que no salen, pero me parece una preciosidad.

Hace unos días encontré un tutorial muy práctico en internet para hacer toallitas de limpieza multiusos. Ayer me puse manos a la obra y, esta vez, si tomé fotos.

Lo primero que necesitamos en un rollo de papel de cocina de los resistentes. Con un cuchillo de sierra lo cortamos por la mitad, esto cuesta un poco así que le pedí a mi marido que lo cortara él porque tengo una muñeca abierta.

Una vez hecho esto, en un recipiente mezclamos 1/2 vaso de vinagre, 1/4 vaso de agua, 1/4 vaso de alcohol, 1 cucharada sopera de líquido lavavajillas y  8 - 10 gotas de aceite esencial cítrico. Como me quedé sin alcohol, utilicé colonia infantil y así me ahorré el aceite.

Ahora metemos uno de los medios rollos en un recipiente de plástico con tapa, yo compré uno específico en el chino pero se puede reciclar alguno de los que tiramos a la basura. Si lo hacéis así tened en cuenta que sea más o menos del tamaño del rollo de papel y, con un cutter, tendréis que cortar una cruz en la tapa por donde sacar la toallita.

Hecho esto, vertemos el líquido sobre el papel con cuidado de repartirlo bien.



Dejar actuar unos minutos y, con cuidado tirar del cartón que hay en el centro del rollo para sacarlo de todo. Deshechar.


Al tirar del cartón veréis que sale una de las porciones de papel, esa es la que debéis meter por la cruz que hicimos antes en la tapa. Yo opté por un recipiente con tapa de abrir y cerrar para que la toallita no se quede seca.


Pero va en gustos. En cuanto a los usos, son variados y seguro que cada una de vosotras le dará muchos más de los que se me han ocurrido a mi. Por cierto, usé vinagre de manzana que tiene un olor menos potente.


Desde aquí quería hacer llegar mis condolencia a las víctimas de la matanza de Orlando. A sus familias y amigos desearles fuerza y serenidad para afrontar semejante pérdida. Por mi parte, tengo serias dudas de si alguna vez conoceré un mundo donde los seres humanos seamos capaces de vivir respetando al resto de nuestros congéneres. Pero respetando con mayúsculas.

6 comentarios:

Dezazu dijo...

De este tipo de vajillas me regalo mi abuela y son un autentico tesorito!!besos

Entre puntadas e hilos dijo...

Pues si, mi pena es que no las puedo lucir mejor porque mi casa es pequeña y mi hijo es un trasto

BLOGOSFERIA dijo...

Esas piezas son un lujazo! Deberíamos aprender a reciclar como nuestros antepasados...
Besos!

Entre puntadas e hilos dijo...

Gracias guapa, es una cuestión de sensatez y educación

Sony Mingoss dijo...

Hola guapa..te acabo de conocer¿quieres que nos sigamos por GFC? me encantaría..te espero.
http://sonymingoss.blogspot.com.es/
Besos!

Chary Aceituno dijo...

La verdad es que son verdaderas joyas que nunca pasan de moda.
Besos.
Chary :)