viernes, 3 de febrero de 2012

El chocolate

Hoy vengo a escribir una entrada bastante densa para ser viernes, triste para cualquier día de la semana e inapropiada para las fechas que se acercan. De entrada digo que ni pretendo adoctrinar a nadie, ni ser el pepito grillo de conciencias ajenas, solo quiero escribir/alertar sobre una injusticia. Una más.

Pues veréis, desde hace tiempo soy asidua al blog de lemonade makin' mama. Esta mujer me alegra el día siempre y además de ser profundamente cristiana (creencias que no comparto), es muy consciente de la suerte que tiene/tenemos los afortunados que hemos nacido en este primer mundo.

Hace un par de días comentaba con horror un hecho del que yo tampoco era consciente. En estas fechas en las que tanto chocolate consumimos y regalamos, ¿sabemos lo que cuesta recolectar ese chocolate?


En la Costa de Marfil esa recolección la llevan a cabo mayoritariamente niños. Y no niños a los que sus padres envían a trabajar por falta de recursos económicos, que ya sería suficientemente malo. Lo habitual es que sean secuestrados de sus poblados y familias y trasladados a inmensas plantaciones donde trabajan en régimen de esclavitud.



Y mientras tanto ¿qué hacen las grandes compañías chocolateras? pues básicamente nada, o sí. Beneficiarse del trabajo y el sufrimiento de estos niños obteniendo la materia prima a precios de risa y desentendiéndose de cualquier responsabilidad por este comercio humano.



Chicas, mi intención no es aguaros la fiesta de San Valentín o que dejéis de comer chocolate. Sentiría mucho lo primero y no se me pasaría por la cabeza ni siquiera insinuar lo segundo. Yo misma tengo una saludable adicción al chocolate. Soy consciente, además, de que este tipo de abusos se dan en otras industrias. Pero, tal vez, sería una costumbre saludable plantearse que en lugar de comprar nuestros dulces en las grandes superficies, lo hagamos en tiendas de comercio justo. Es más caro, de hecho bastante más caro, vivimos una crisis salvaje pero ¿de verdad se le puede poner precio a la libertad y bienestar de esos niños? las que tenemos familia ¿son los hijos de otras madres menos merecedores de un futuro y un bienestar que los nuestros?

Espero que si a alguien le molesta o le parece inapropiada esta entrada me perdone, pero creo que todos podemos hacer algo. Aunque sólo sea escribir una entrada en un blog de labores.


7 comentarios:

arish dijo...

Al leer todo ésto se me ha borrado la sonrisa de repente y mis ojos están llenos de lágrimas, lágrimas de culpabilidad, (me gusta el chocolate negro con locura y soy un poco adicta) estoy de acuerdo contigo, es una gran injusticia por no decir otra palabra más fea, que para que tú y yo nos deleitemos sean explotados niños que tendrían que estar rienndo y jugando.

Angeles dijo...

Las multinacionales, que son las grandes beneficiadas en todas estas cosas, no tienen conciencia y tienes razón todos deberíamos poner nuestro granito de arena, ser más solidarios y conscientes de la explotación que hay en el mundo. Además como siempre el abuso a los más débiles niños y mujeres.
Buen fin de semana

Inés dijo...

uyyyy!!!!!!!!
Tema delicado para dedicarle solo unas pocas letras. Tocas varios frentes y cada uno más polémico y espinoso que el otro: religión, economía, política, esclavitud/explotación, menores ...
No comment.

Saluditos

Yayi dijo...

¡No lo sabía! Te agradezco la información.
Buen fín de semana.
Besitos.

Cristina-Tejiendo Las Horas dijo...

El mundo está lleno de injusticias, y todo lo que suponga un granito de arena para luchar contra ellas, siempre me parecerá bien.
Feliz fin de semana!
Un beso.

Wagapapa dijo...

Jo, menuda noticia más triste, no tenía ni idea... :(
1besoo

nyapbuf dijo...

Hola me han dado un premio y como sigo tu blog y me gusta yo te lo paso a ti. Lo encontraras en mi blog. Besos.