martes, 6 de septiembre de 2016

Tratando de terminar cositas

Ayer fue un día agridulce. Por un lado mi amiga Molly cogió un tren hacia el norte para comenzar su nueva y mejor vida por aquellas tierras. Será difícil tenerla tan lejos pero, como ella misma dice, una amistad que pasa los ocho años tiene casi garantizado que dure toda la vida.

Y en la otra cara de la moneda, mi amiga Noelia por fin pudo verles la carita a los gatitos de su pequeña Freyja. Cuatro preciosos bebés de Azul Ruso que llegaron al mundo en la madrugada del domingo al lunes. Parece mentira que aquella pelotita de pelo gris que fuimos a recoger hace nueve meses, haya sido ya mamá.

Y esta preciosidad fue un regalo que recibí de forma inesperada el pasado mes de agosto proveniente de Etxaurren, una de mis seguidoras. Desde entonces, y con el mes de agosto tan difícil que hemos tenido, no había podido agradecérselo. Muchísimas gracias Etxaurren, fue una maravillosa sorpresa que espero poder agradecerte de forma adecuada muy pronto.

Tenía la esperanza de poder enseñaros terminado hoy el cojín con diseño medieval, pero ayer por la mañana se me acabó el hilo verde y la mercería donde compro mis hilos no abren hasta la semana que viene.


Como veis le queda un suspiro. Y rebuscando entre mis cosas, di con una labor casi terminada de la que no me acordaba en absoluto.


En su momento lo bordé como recordatorio de mi segundo aniversario de novios (lo que ha llovido, ¡madre mia!), pero nunca lo acabé. Ahora pasará a formar parte de mi colección de cojincitos.

No sé vosotras, pero a mi me ocurre a menudo que a veces ojeando vuestros blogs o por la web encuentro tutoriales de cosas preciosas. Entonces los guardo pensando que algún día tendré tiempo para hacerlo, justo después que acabe algo de lo que tengo entre manos... pero entonces veo otra cosa que me gusta más, o que corre más prisas, o ¿qué sé yo? Nunca encuentro el momento, así que guardo el enlace y la lista va creciendo más y más. Hasta ahora, he decidido ir sacando adelante esos tutoriales poco a poco, y el primero es


Este molinillo navideño. Aunque el blog no tiene actividad desde hace unos meses, en este enlace sigue el tutorial que además es muy completo y fácil de entender.

Nos leemos

10 comentarios:

Etxaurren dijo...

Me alegro de que te haya gustado mi regalo. Espero que lo disfrutes. Un beso

BLOGOSFERIA dijo...

Precioso el molinillo y las otras labores!
Una crack!
;)
BESOS!

Chary Aceituno dijo...

Has recibido un bonito regalo, Etxaurren hace cosas muy bonitas, gracias a un intercambio tengo varias cosas hechas por ella.
Tu cojin va a quedar divino y el molinillo también lo tengo entre mis pendientes...
Besos.
Chary :)

Maria Cuenca dijo...

Los detalles son preciosos y tus bordados también, creo que nos pasa a todas guardamos enlaces para hacer algún día .....un abrazo.

Marta dijo...

Unos regalos preciosos!!! Besitos

Giovi's Creations dijo...

Seguro que el cojín y el bordadito quedan de 10! :)
Enséñanos el molinillo cuando lo tengas hecho... eso promete! :)
Abrazos, Giovi

Arish Sir dijo...

Muy bonito el regalo que te han hecho y ya sabes que me ENCANTANNNNNN tus bordados. BESICOS.

EL RINCON DE CHELO dijo...

Unos detalles preciosos!!!! bss

Sole Luis Gil dijo...

Es un regalo precioso!!! Chica precavida, ya empiezas con la navidad!!!
Besicos.

Reyes ♥El telar de mi abuela♥ dijo...

Qué bonitos los regalos .
Besitos guapa