lunes, 22 de agosto de 2011

Domingo de boda

Pues en principio era un día difícil para una boda pero los novios tenían problemas de fechas y tuvo que ser así. El caso es que tenía muchas ganas por verles casarse pero no pensé que me iba a emocionar tanto. Me explico.

Nuestros padres son del mismo pueblo y nosotras nos conocemos de siempre. Pero tengo casi 11 años más que ella, así que cuando yo comenzaba a salir en pandilla, a ir a discotecas y a tontear con chicos, ella tenía la edad de mi hijo. Cierto que la he visto crecer, correr con las rodillas llenas de heridas y la nariz llena de mocos por las calles del pueblo con otros niños de su edad y después como ha ido creciendo hasta ser quien es ahora... y ayer cuando la vi con su vestido de novia, nerviosa pero exultante de alegría... no pude evitar echarme a llorar. 

En fin... hay gente que no me entiende e incluso le sabe mal cuando digo que hay cosas que sólo cuando pasa el tiempo puedes comprender y experimentar. Que cuando tienes 20 años, por mucho que hayas vivido, hay experiencias y situaciones que no asimilas igual que cuando tienes 40, y esta es una de ellas. Desde aquí de nuevo muchas felicidades hoy y siempre a los recién casados.



Merche y Víctor
21.08.2011 

No hay comentarios: