15 de marzo de 2012

Del amor...

... y del odio. Porque si hoy hace justamenten 1 mes que celebrábamos el día del amor por excelencia, he decidido que voy a escribir sobre las cosas que odio. O por los menos, sobre las cosas que me ponen de muy mal café...

Y resulta que después de varios días de darle vueltas al tema, me he dado cuenta de que las conductas ajenas que más me sacan de mis casillas suelen darse en el transporte público. Más concretamente, en el metro.

Dejando a un lado a los que están regañados con el jabón o a los que en lugar de sentarse se "dejan caer" en el asiento, he aquí una lista de las cosas que más me molestan:

1.- Señora que llega al torniquete y que entonces se acuerda de que tiene que meter el título de transporte. ¿Se hace a un lado para que los demás podamos pasar? ni mucho menos, se queda allí rebuscando en el bolso, bolsillos, etc.  A esta la escuso porque normalmente tiene pinta de mamá estresada que no sabe ni donde lleva la cabeza.

2.- Vas con prisa, se te escapa el metro y tienes delante a una señora que va pisando huevos. Tratas de adelantarla y, en ese momento, empieza a acelerar, esto es hasta que tu desistes del intento de adelantamiento, porque entonces de nuevo baja al ritmo de tortuga reumática. A esta le daría un culazo al pasar, pero me aguanto.

3.- Variante de la anterior, señora que va a toda prisa delante de ti en el andén abarrotado y que se para de repente sin darte tiempo a frenar. Si te chocas con ella, te mira con cara de odio. En este caso le pondría una luz de freno en el culo, pero seguro que no se deja.

4.- Esto tendría que estar penado por ley. Chico de mediana edad que se pone a cortarse las uñas mientras dialoga con su amigo. La última vez que lo vi, otro señor le llamó la atención y casi llegan a las manos.

5.- Dos niñas monísimas ellas, del tipo osea, que se paran justito en el borde las escaleras mecánicas a charlar. Ni se te ocurra pararte a mirarlas con cara de "os podéis quitar de en medio", no se dan por aludidas. Rodearlas, imposible porque se colocan estratégicamente para que no puedas pasar. Solución, no sé, o sí pero no me atrevo a ponerlo por escrito.

Y la última, la que más me crispa, la que de verdad si diera rienda suelta a mis instintos me convertiría en una cosa verde y musculada.

6.- Estás delante de la puerta del vagón para salir, y se pone detrás una señora mayor, pegada a ti y que cuando el tren ni siquiera ha parado, te está clavando el dedo o dando empujoncitos en la espalda para que salgas. En estas ocasiones me he dado la vuelta y he soltado un gruñido (por no morder). Pero es peor, porque todas estas ancianas están afiliadas al club de las cínicas, y te contestan que ni siquiera te han tocado.

En fin, que después de escribir esto tengo la sensación de ser de lo más tiquismiquis. Voy a tener que dejar de montar en metro, o dejar de ducharme durante un mes, ponerme una gorra roñosa y cantar canciones de Georgie Dann a gritos para que se asusten y no se me acerque nadie.

15 comentarios:

Inés dijo...

jajajajajajajaja
Bienvenida al club de los bichos raros jajajajajajaj, como dice Eva, yo voy haciendo "amigas/amigos" por todas partes jajajajajaj.
me identifico contigo.

Inés dijo...

Y qué me dices de las personas que con la boca abierta mastican chicle a dos carrilos?
Traslado tus odios no solo al metro o transorte público también a la cola del super o simplemente a los viandantes.
Te felicito por esta entrada, jajajajaj
Y las mamás con carritos charlando obstruyendo todo el paso?
La lista es interminable!!!!!

Inés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cristina-Tejiendo Las Horas dijo...

Jajajajaja....! No voy en metro desde hace siglos....ni ganas me han quedaó despues de esta entrada!
Feliz día!
Besos.

yoli dijo...

Jajajaj me ha encantado tu entrada jaja cojo el metro a diario y seguro que todavia hay mas por contar jajaja

Paciencia y apuntame al club de "tiquismiquis"
besos
Yoli

Débora dijo...

Espera, espera, que yo tengo alguna más:

- Pareja de "aborrescentes" (y lo digo con todo el cariño que yo tengo en casa una que va camino de ello). Uno de ellos con el móvil en la mano y la música a todo trapo, y nos la tenemos que tragar sí o sí. Además, el sonido suele ser malísimo.

- Otra, chico o chica joven con su MP4 y sus cascos puestos y la música taaaaan alta que eres capaz de averiguar lo que está escuchando.

- Grupo (normalmente de jóvenes) que se ponen en corro a charlar cuando el vagón está hasta arriba. Tú sentada en una esquina y les da igual si casi se sientan encima de ti (me pasó hace dos días).

- Grupito de niños más o menos mayores haciendo el mono en las barras y repartiendo (sin querer, por supuesto) patadas a la gente que hay alrededor. Y los padres sentados tranquilamente, charlando, como si la cosa no fuera con ellos.

Me uno al club de las "tiquismiquis" si serlo es no aguantar las faltas de educación.

Besotes,

Anilegra dijo...

PUES YO NO CREO QUE SEAS TIQUISMIQUIS NI MUCHO MENOS ,YO NO VOY EN METRO MÁS QUE DOS OTRES DÍAS AL AÑO QIUE HAGO UNA ESCAPADITA A MADRID , PERO LA LISTA DE COSAS QUE ME PONEN NEGRA EL RESTO DE LOS DÍAS .....
MEJOR ME FASTIDIO ,PORQUE HASTA ME DA VERGÜENZA

Lourdes dijo...

Menos mal que en mi pueblo no hay metro y el autobus llega cada 5 horas, jejej
Besicos guapa

Angeles dijo...

Yo voy poco en metro, pero me da la impresión de que cada vez somos menos respetuosos con los demás, antes dejábamos salir antes de entrar y ahora ni eso. Las ciudades grandes tienen muchas cosas buenas y también punto de deshumanización.
Un beso

Irene dijo...

Siguiendo al hilo de los trasnportes y de que parece que somos invisibles..
Odio ir andando tranquilamente por la acera y de pronto, sin mirar, alguien abre la puerta del coche y me da el golpe. Siempre van a la espinilla, y ya llevo muuuuchas medias rotas así

entrebordadosehilos@gmail.com dijo...

me encantó el relato, me parece que expones las ideas de todos perfectamente, bueno de todas las raritas....

pero lo peor de todo es vivir en un pueblo pequeño, pequeñísimo¡¡¡ y no poder usar el transporte publico( por que no me llevaría a ningún sitio)
a veces hecho de menos todo eso....

besossssss

May dijo...

Llegados a este punto,quiero hacer una reflexio, si cada uno de los habitantes de este planeta, realmente dijesemos lo que pensamos de la persona que por un momento esta a tu lado, esto seria una ecatombe mundial, vamos que nos matariamos los unos a los otros jajaja,paciencia.... Besos para todas las tikismikis(en las que me incluyo)Ah y a mi me da rabia la sra mayor que se te cuela en la cola del super y encima te dice que tu eres muy joven y no tienes prisa.

Arya Forel dijo...

Añado un par:

Las señoras que al entrar en el metro tiran el bolso hasta el primer asiento libre para poder sentarse.

Y esta la que me dio mas rabia, la gente que se sienta en los asientos reservados para personas que merecen especial atención y cuando se les acerca una de estas personas "especiales" miran a otra parte. Esto me pasó a mi estando embarazada de unos 6-7 meses y la única persona que se levantó fué un señor mayor. Evidentemente no le dejé e hice levantarse a cualquier de los otros. Los demás días iba directamente a estos asientos y preguntaba que quien me dejaba sentar....

Que conste que eso solamente lo hice estando embarazada, no vayáis a pensar mal....

Srta. Moneypenny dijo...

Yo voto para q cantes por Gergi Dam jajaja, te imaginas "la barbacoa, la barbacoa... " jaja
Lo de las uñas q fuerte no???
Yo suelo ir en coche a todos los sitios pero reconozco q cada vez somos mas borricos todos.

En unos dias vemos en algun blog... Q fuerte hoy en el metro habia una mujer cantando a voces por George Dam...

margal dijo...

Yo en metro no he ido nunca, le tengo pavor... suerte que en mi ciudad sólo hay bus.
Pero a las que habéis dicho añado:
grupo de jóvenes-niños con mochila, mochila que va de lado en lado arrasando.
Bus hasta arriba de gente (no entra ni un alfiler), parada y la típica madre con sillita-abierta que quiere entrar y hasta que no la dejan aparcar en el sitio reservado para sillas de ruedas no para.

Y lo siento, por un comentario anterior, pero yo estoy en contra de los asientos reservados y de las zonas reservadas. Creo que dan más problemas que beneficios

saludos