lunes, 28 de enero de 2013

Día de nieve

Esta es la entrada que preparé ayer y que no puede publicar por problemas de conexión:

Quedó pendiente en Navidad, básicamente, porque no había nieve. Ayer se complicó el día y, viendo que se nos pasaba el fin de semana sin subir, dije "de mañana no pasa". 

Y hoy, cuando todavía estaban los lobos sueltos por la calle, hemos cogido el petate y... ¡a Navacerrada! Que hemos llegado a las 9:30 y ya no había sitio para aparcar. La próxima vez en vez de irnos a la cama el sábado por la noche ya, si eso, vamos tirando pa'la sierra a ver si...

Pero lo importante y por lo que se lleva todo lo demás con estoicismo es por poder ver cosas como estas


Si conocéis la sierra de Madrid no os tengo que hablar de la espectacularidad de sus paisajes y caminos. Si no, pues deciros que me siento una privilegiada por poder coger el coche y disfrutar de todo esto en 45 minutos. Aunque lo hagamos poco porque hay siempre taaaanta gente.



Y cuando lo piensas detenidamente, es alucinante el cambio de las calles asfaltadas, los coches, las prisas... a la naturaleza en estado casi puro. 

También es verdad que hay mucho cabestro que lo deja todo echo un asco tirando su basura por donde pilla. O los que en lugar de alquilar un trineo utilizan bolsas de plástico que luego tiran allí mismo.


Me he dado un par de culetazos y caído al suelo no sé cuantas veces. Y me he sentido lo más torpe del mundo viendo a mi hijo manejar el trineo como un profesional a los 5 minutos de haberlo cogido... en fin.

Venían nubes muy negras, así que hemos decidido volver a casa. Y justo a tiempo, porque ha sido meternos en el coche y comenzar a llover, por suerte no hacía tanto frío y sólo ha llovido porque nos olvidamos las cadenas en casa.

Ahora estamos rendidos, pero encantados y mi hijo no hace más que decir que mañana quiere volver.

8 comentarios:

Mi café y mis telas dijo...

ME GUSTA TU BLOG AQUI TIENES OTRA SEGUIDORA TE INVITO AL MIO BESOSSSSSS.BEGO

Mercedes dijo...

Es un placer poder escaparse de vez en cuando a un sitio tranquilo y precioso.
Yo tomé la decisión hace ya 8 años de hacer una casa en un pueblo precioso de Cantabria con el que no tenía ninguna relación, y estoy encantada, la zona es impresionante y lo tengo a 45 minutos de Santander.
Es mi refugio.
Bss.
Mercedes.

Ana dijo...

Ya veo que lo habéis pasado fenomenal en la nieve!!
Besitos

maribi dijo...

uis, qué frio, pero se nota que lo habeis pasado muy bien! mil besos

Chary Aceituno dijo...

¡Qué preciosidad nos enseñas!
Me encanta.
Besos guapa.
Chary :)

Inés dijo...

me alegra que disfrutaras de la nieve, a mí una gran nevada me asustó, afortunadamente no cuajó.
Cierto es que somos un poquito tarugos, tenemos campo y fabulosos paisajes muy cerca de las ciudades y lo aprovechamos poco, en lo que a mí me toca la caminata por el paseo marítimo los finde no lo perdono.
Saluditos.

BLOGOSFERIA dijo...

Pues nada..hay que volver..hay que aprovechar es e trineo..
Besos!!

Anilegra dijo...

QUÉ ENVIDIA , AQUÍ DE NIEVE NADA , SOLO FRÍO , VIENTO Y AGUA , CUANDO NO LE DA POR GRANIZAR sin ton ni son.....