29 de mayo de 2013

Veintiuno...

...eran los años que marcaban la mayoría de edad cuando yo era niña. En numerología representa la adivinación (7+7+7), además de ser un número natural y real. Veintiuno son los arcángeles, así como los gramos que se dice perdemos al morir (el peso del alma). Y veintiuna son las pastillas que lleva cada una de las filas que componen la manta de mi pizquita.


He añadido una fila más, y estoy tratando de tejer todo lo que puedo antes de que empiece el calor, aunque sigo alternando las dos mantas que tengo entre manos.

Diréis que últimamente hablo de él (mi hijo) más de lo normal. Pero es que está teniendo una racha estupenda. Este fin de semana se le han caído dos dientes y estaba el domingo en el lavabo moviéndose el último, cuando se le resbaló entre las manos y se cayó por el desagüe. 

Este hijo mio nos ha salido tan trágico... por los lagrimones que le caían cualquiera hubiera dicho que se le había muerto alguien cercano. El caso es que su padre tuvo que desmontar el tubo del lavabo para buscar el dichoso diente. Al final apareció y, como dicen que no hay mal que por bien no venga, aprovechamos para limpiar la tubería.


Que es una cosa que no había hecho nunca. No os podéis imaginar la porquería que salió de allí, de hecho al verlo seguimos con el resto de desagües de la casa que ahora tragan mucho mejor. 

8 comentarios:

Chary Aceituno dijo...

Me encanta que hables de tu "pizquita" de quien mejor vamos
a hablar, y qué gracioso lo del diente, aunque a él no le haría ninguna gracia, pero fijate que
bien han quedado las tuberias.
La manta preciosa, me encanta.
Besos.
Chary :)

Srta. Moneypenny dijo...

Que heavy todo, a ver por partes...
Veintiún gramos pierdes al morir??? el peso del alma???? que bonito no???? bueno si, tiene su aquello pero... no lo había oido nunca¡¡¡ Me ha creado una necesidad de informarme...
Y... lo de los dientes si, es un dramón hija, lo que lloran los jodios, y... a la mia hace poco se le cayó uno por el desague... pero no caí en hacer eso... pensé que estaría ya en el manzanares...
Yo de vez en cuando lo limpio... chica eso es peor que los nidos de cigueña.

kuki dijo...

que gracia con el diente!!!! lo que llegamos a hacer por nuestros hijos...
la mantita esta preciosa....ademas cuando hace frio son super calentitas
besos

maribi dijo...

jajajja, que bueno lo del diente! al menos, el ratoncito se portaría con un buen regalo, no?
solo 21 gramos? pues a mi no me entierran con el traje de novia... tenía esperanzas... qué pena!
los gramnys son preciosos, me encanta la gama de colores... mil besos

EL RINCON DE CHELO dijo...

Que bonita la manta!!! jejeje lo del diente nos ocurrió a nosotros también con TEo, menudo disgusto, también mi marido tuvo que desmontar todo para poder sacarlo, bess

Mercedes dijo...

Jajaja...si es que los niños parecen que hacen las cosas por algo.
Bss.
Mercedes.

María José Belmonte Mondéjar dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo del peso del alma ¿Hiciste a posta los 21 grannies?

arish dijo...

Tengo que darte las gracias porque me he reído tanto con la historia de los lagrimones de tu pizquita que hasta parece que lo estaba viendo. BESICOS.