viernes, 28 de junio de 2013

Avances árbol Halloween

Esta semana he decidido concentrarme en la parte central del árbol. Quería avanzar con el tronco y las ramas que es lo que más me cuesta. Además, ahora las ramas comienzan a bifurcarse y hay que estar muy pendiente para no equivocarse, así que prefiero seguir un buen rato en el mismo trozo de labor para evitar "despistes"


La foto es sólo de la parte en la que he estado bordando ya que el resto no ha cambiado.


Día 3 de vacaciones

Pues por extraño que parezca hoy hemos tenido la primera discusión. No hemos tardado mucho, ¿eh?

Resumiendo os diré que ha sido la eterna historia de sordera selectiva en el momento menos oportuno. Luego hemos hecho las paces, pero ha conseguido que pierda la paciencia y acabase gritándole... que es mi caballo de batalla. Evitar los gritos.

Y el caso es que, si al tercer día de vacaciones ya me pasa esto, ¿como va a ser el resto?... en fin, no es que me esté machacando o que pensara que iban a ser unas vacaciones ideales tipo serie americana, pero sí me planteo cosas.

En todo caso, he encontrado una web que me ha llamado mucho la atención. Se llama The Orange Rhino y cuenta la experiencia de una mamá de 4 chicos que lleva 506 días sin gritarle a sus niños... ¿cómo lo consigue? pues sigo leyendo las entradas para hacerme una idea y ver si puedo aplicar algo de lo que cuenta.

Buen finde y nos leemos el lunes.

jueves, 27 de junio de 2013

Sarandonga, nos vamo'a comer...

... un arroz con bacalao, que es uno de mis platos favoritos. Y además es una de esas recetas que sirven lo mismo para verano que para invierno.

Necesitaremos un paquete de bacalao desalado de Mercadona, aunque yo suelo tener recortes de bacalao y los utilizo para hacer caldo que necesitaremos en este plato.

Lo primero es desalar los recortes. Suelo aprovechar las espinas y los trozos que apenas tienen carne pero van bien para hacer el caldo. Le añado un chorro de aceite de oliva, una cebolla y ajo y perejil majado. 

En una cacerola se vierten 3 c. soperas de aceite de oliva. Troceamos una cebolla y un pimiento y sofreimos. Retiramos la cacerola del fuego para añadir 1 c. sopera de pimentón dulce y que no se queme. Vuelta al fuego y ahora 2 c. soperas de tomate natural triturado. Para finalizar regamos con 1 l. del caldo de pescado que habíamos preparado.

Cuando comience a hervir el caldo, añadimos 2 vasos de arroz. Que hierva unos 15 minutos y ponemos el bacalao por encima. Otros 3-5 minutos de cocción, retirar del fuego, que repose un poco y ¡a comer!


Día 2 de vacaciones

Como ayer se nos acabaron las existencias de polos, nos hemos visto obligados a preparar más. Muy sencillitos, de zumo y coca-cola.



El molde es de la tienda Tiger, que es como la tienda de 20 duros pero en lugar de china, danesa. Me apuesto algo a que no eres capaz de irte sin comprar nada. 

Por cierto, si vuestros hijos (o vosotras, ¡que caray!) son adictos al zumo de Pascual sabor tropical, el de Mercadona del brick fucsia y también tropical es prácticamente idéntico, y bastante más barato.

Por último, y por mucho que vuestro hijo os insista que el blandiblub tiene calor, no se os ocurra dejar que le de un baño. Yo he descubierto por las malas que es soluble en el agua y, aparte del berrinche de mi pizquita, me ha dejado el lavabo hecho un asco. 

miércoles, 26 de junio de 2013

Monotemática

He estado varios días desaparecida en combate. Pero todo tiene una explicación. He vivido una experiencia que me ha cambiado la vida.

He aprendido... ¡a ACOLCHAR!

Y no veía el momento de soltar la labor y actualizar el blog. Resulta que todo el mundo me decía que el acolchado era la parte más tediosa y pesada del patchwork, que hay mucha gente que lo deja por eso, que hay quien prefiere hacerlo a máquina... en fin, que le tenía un poco de miedo. Y ha sido empezar... y me ha encantado.

Si a eso le unes toda la vorágine de fin de curso y el comienzo de las vacaciones... pues se explica que haya tenido poco tiempo para el blog. 

De todos modos, sí hay algo que he terminado.


Un nuevo bloque de la colcha. En este, además, las hojas del tallo son aplicaciones. Hace el número ocho y, puesto que necesito nueve para la mini colcha y había decidido ya utilizar la labor de la reina de corazones...


... los tengo todos y puedo comenzar con las entrecalles. Así que tengo deberes para el verano como yo quería.

Día 1 de vacaciones

Y puesto que este va a ser el primer verano de la vida de mi hijo que paso entero con él, he decidido ir elaborando una crónica sucinta de lo que vayamos haciendo.

Hoy es el primer día sin clase. Y como no quiero que la falta de rutinas le descentre demasiado, hemos elaborado juntos un calendario (flexible) de tareas diarias.


Hoy hemos limpiado la tienda que tiene en un rincón del salón. Ahora está disfrutando de un polo por un trabajo bien hecho y de sus dibujos favoritos mientras yo aprovecho para comunicarme con vosotras.

Mañana más chicas.

viernes, 21 de junio de 2013

¡¡Veranito!!

Hoy, día 21 de junio, comienza oficialmente el verano. Y parece que el tiempo se lo ha tomado a pecho y está apretando el calor... pues habrá que pensar en ponerse a remojo, salir a las terracitas por las tardes a tomarse cosas frías, aligerar la ropa...

Para cada quien el verano significa una cosa distinta. Para mi, y después de años de ser una época en la que andaba agobiada y haciendo encaje de bolillos para "colocar" a mi hijo y que estuviera bien, esta vez significa tranquilidad. Y eso no se paga con nada.

En el apartado labores, y como cada viernes desde que comencé este trabajo, hoy os enseño los avances con el árbol de Halloween.



Ya veis que me quedé en mitad de una puntada prácticamente. Hace un rato cuando he hecho la foto iba con prisa y tampoco la he acabado, pero se ven los avances que es lo que importa.


Esta tarde tenemos el fiesta de fin de curso del AMPA y mañana fiesta de cumpleaños en la piscina. Que si lo juntamos con la fiesta de graduación del martes y la de fin de curso del colegio de la semana que viene... resulta que mi hijo de seis años tiene más vida social que yo. ¡Que triste!

Pasad buen fin de semana y nos leemos por aquí la próxima semana.

La forma en la que hablamos a nuestros hijos, se convierte en su voz interior.

Peggy O'Hara

jueves, 20 de junio de 2013

¡Regalito!

No había comentado nada por aquí porque, básicamente, llevo unos días de no parar. Pero la semana pasada recibí la agradable noticia de que había sido la primera ganadora del concurso que organiza Inés de Con la aguja entre mis dedos. Todavía estáis a tiempo de participar y de, si no lo conocéis, pasaros por su blog a echar un vistazo.


 Este adorno conmemorativo del mes de mi cumpleaños, septiembre. Ya veis que lleva tonos cálidos y el diseño, la cornucopia, esperemos que sea premonitorio.


Y esta tarjeta, donde ella me da las gracias por participar, cuando la que debería dar las gracias soy yo porque me parece una pocholada. Con esos botoncitos y en colores pastel tan agradecidos.

Por lo demás, celebraciones de fin de curso aparte, por fin me he decidido a sacar lo que me quedaba de ropa de verano guardada. Y, en un momento de descuido...


...me ha encantado verla tumbada durmiendo la siesta sobre la ropa recién lavada. Y más aún cuando se levantó y vi la manta de pelo que había dejado sobre ella, eso fue lo mejor sin duda. Entre eso y que sigo convencida de que me la pega con mi marido (véase entrada relacionada), el día menos pensado la escabecho.

martes, 18 de junio de 2013

Acolchando

¡Que suerte que no podáis verme la cara por esto de la virtualidad del medio! Esta mañana ha sido la graduación de mi pizquita (pasa de infantil a primaria) y todavía tengo los ojos inflamados de llorar. Si escuchas atentamente la grabación de la cámara, se oyen mis hipos. Aunque, he de decir, que no he sido la única. De hecho, a mi futuro consuegro, un recio hombretón de 1'90 de altura, le caían lágrimones como puños.

Y es que ha sido todo muy emotivo, porque además el profesor que le da clase a mi hijo, se jubila este año. Le han dedicado una canción los niños, le han hecho hablar, los papás le hemos dado un regalo (el pobre escondía la cara detrás de la maceta para que no le viésemos emocionarse)... todo muy bonito. ¡Hija, que a gusto se queda una tras una buena llantina!

La semana ha comenzado de forma especialmente satisfactoria porque, graduaciones aparte, he empezado a acolchar la bolsa de labores.


Así es como quedan las dos caras unidas por la tira de abajo e hilvanadas. Y esta...


...es la tela que he escogido para acolchar. La tenía desde hace tiempo, es sencilla pero las florecitas en rosa tienen su punto.


Y esto es lo poco que he acolchado hasta ahora, pero me está gustando mucho. El próximo lunes es la última clase hasta octubre, así que espero que la profe me ponga deberes para el verano, porque cuando más hago, más me gusta.

El talento sin disciplina es como un pulpo en patines. Hay mucho movimiento, pero no sabes si va hacia delante, hacia atrás o hacia los lados.

H. Jackson Brown Jr.

viernes, 14 de junio de 2013

¡Que calor!

Aquí sigo otro viernes con mi árbol de Halloween y con mis marrones (me refiero al color de los hilos). Que tiene guasa estar bordando un arbolito de temática otoñal con un calor de... muchos grados, ¡ni quiero mirarlo!


Como siempre cuando estas bordando y te topas con una parte que se te atasca, te compensa ver como va tomando forma y, hacer esta comparativa los viernes, me permite ver que en realidad, y para el tiempo que le dedico, estoy avanzando bastante.


Por lo demás, tengo un proyecto de ganchillo en mente que es muy fácil y rapidito. Con un poco de suerte, lo acabo este fin de semana y ¿sabéis qué? ¡pues que es otro árbol! 

Buen finde y nos leemos.

miércoles, 12 de junio de 2013

Su nombre es Lila

Se ha hecho de rogar hasta decidirse a  llegar a casa. Fue un proyecto largamente soñado y, además, un amor a primera vista. Os presento a Lila.



Vino con poco equipaje, todo le cabe en una mochila, aunque su intención es quedarse.

Tenía muchísimas ganas de hacer otro muñeco con calcetines. Y este proyecto lo encontré trasteando por la web.


Aquí os dejó la foto que encontré que lleva incluido tutorial por si os animáis a probar. No es difícil, me llevó una tarde hacerlo, aunque sí algo laborioso.



Es una pena que no se aprecie el color, pero los ojos son dos botones morados forrados en terciopelo. 

Ahora habrá que hacerle un compañero para que no se aburra, aunque como mi hijo la tiene secuestrada en su dormitorio con el resto de los cuarenta peluches que amontona en su cama, no creo que tenga tiempo.

martes, 11 de junio de 2013

Flavia y sus cosas

Tercer libro de los hasta ahora cinco publicados de la pequeña detective Flavia de Luce. Y, de los que he leído, el más flojo.

Ella sigue siendo la misma de siempre, enfrentada a sus hermanas, temerosa de su padre, inquisitiva, ingeniosa, con una mente privilegiada... pero el autor ha metido, para mi gusto, demasiada "morralla". Hasta el punto de hacer el libro bastante tedioso en algunos momentos.


En esta ocasión, la feria llega a Bucksaw y con ella una gitana que predice el futuro. Cuando ésta aparece malherida en su caravana y, poco después, el buscavidas del pueblo muere en extrañas circunstancias, la pequeña Flavia no puede más que implicarse de mil amores en la resolución de los crímenes.

Hay dos libros más de la serie. ¿Los leeré? pues si no me gustase tanto el personaje de Flavia os diría que no, pero tengo mis dudas. En todo caso, no será en los próximos meses.

1.- The sweetnes at the bottom of the pie.
2.- The weed that strings the hangman's bag.
3.- A red herring without mustard
4.- I am half-sick of shadows
5.- Speaking from among the bones

lunes, 10 de junio de 2013

Ya va quedando menos...

Hoy en la clase de patchwork he aprendido a hacer aplicaciones. Me parece que es trabajoso pero que el resultado final merece mucho la pena, aunque eso os lo enseñaré la semana que viene cuando tenga terminado el cuadrado que he comenzado hoy.

Lo que sí os puedo enseñar es la parte de atrás de la bolsa. Mira que el otro lado me gustaba, pero este queda también precioso.


Así que esta semana me toca ir de compras para hacerme con la guata, la tela de dentro, el hilo encerado, el dedal de acolchar, etc. Suerte que hay una tienda cerca de casa que tiene de todo y no demasiado caro.

Nos leemos.

viernes, 7 de junio de 2013

Arbol de Halloween

Esta semana ya he llegado al tronco del árbol que va, como es natural, en tonos marrones oscuros, uno de los colores que menos me gusta bordar. Y, lo que es peor, con poco alrededor para cambiar de hilo y distraerse algo.


Aunque ya estoy cerca de pasar al otro lado del tronco donde sí hay cositas para bordar. Mientras, os pongo comparativa con la semana pasada para que veáis los avances.


Pasad buen fin de semana y nos leemos el lunes, chicas.

jueves, 6 de junio de 2013

Mi botita navideña

No pudo ser para mayo, como tenía previsto, pero ha sido en junio. Por fin he terminado mi propia botita de Navidad.


Esta es la parte delantera.


Y la trasera con una tela de lo más navideña y que me encanta (si alguna tiene interés en saber casa y modelo que me lo diga, pues tendría que buscarlo).

Por dentro va forrada en dos tonos de fieltro distinto. Y esto es así porque de ninguno de los dos tenía suficiente cantidad para forrar ambos lados.


Es lo que tiene ser caprichosa, porque yo quería forrarla en rosa, ni en verde ni en rojo navideño como las botas de mis chicos. Pero estoy contenta con el resultado.


Por último, he cosido todo alrededor este cordón de fieltro en magenta/morado/rosaceo, que me encanta y del que no sé el nombre exactamente. Aunque la marca que lo comercializa es Dimensions.

Lo más gracioso es que ayer cuando dije que ya teníamos todos nuestra bota de Navidad, mi pizquita me contestó que faltaban Tom y Sophie... aunque ellos no dijeron nada, así que lo tomo como que esto de las botas no les llama mucho la atención.

miércoles, 5 de junio de 2013

Tarta para Federico

Hoy hace 115 años que nació Federico Ga. Lorca, o eso dice Google. Estoy segura que a él le hubiese encantado llegar a esta edad tan venerable y comprobar lo pazguatos que nos hemos vuelto.

Y para celebrar tan insigne fecha he decidido hacer una tarta. Pero no una tarta cualquiera... una de chocolate y cerezas. Que me vais a preguntar "¿engorda?"... pues no sé, seguro que todo o más, pero mañana tres cuartos de hora de marcha urbana y se acabó el sentimiento de culpa. Además os aseguro que merece la pena.

Lo primero es hacer el bizcocho. Para ello hay que mezclar 2 vasos de harina con 175 g. de cacao en polvo (el cola cao va bien), 1 c. postre de bicarbonato y otra de levadura en polvo más 1/2 de sal mientras precalentamos el horno a 190º y dejamos que 3 huevos y 175 g. de mantequilla se pongan a temperatura ambiente. 

Cuando la mantequilla esté blanda la mezclamos con 2 vasos de azúcar, mezclando bien los dos ingredientes. Ahora vamos añadiendo los huevos, uno a uno, y batiendo cada vez. Para finalizar, añadimos 1 c. de postre de extracto de vainilla.

Ahora hay que ir incorporando la mezcla de la harina a la de los huevos, poco a poco, y batiendo cada vez. Como se irá quedando bastante seca, incorporamos 2 vasos de leche alternando con la harina y batiendo también. Para finalizar, añadimos 2 vasos de cerezas deshuesadas y, si lo encontráis, un par de c. soperas de zumo de cereza. Yo he utilizado uno que llevaba frutos rojos porque el de cerezas ha sido imposible.


Se vierte la mezcla en un molde engrasado y al horno 40 minutos. Una vez que se ha cocinado, deja que se enfríe 15 minutos antes de sacarlo del molde y, si te pasa como a mi y no hay forma de hacerlo, pues lo dejas ahí y vas cortando según te lo comas.

Puedes además hacer una cobertura mezclando 250 g. de queso tipo Philadelphia con 100 g. de mantequilla. Después añades 175 g. de nata de cocinar ligeramente batida y 2 vasos de azúcar glas, que irás incorporando poco a poco a la mezcla. Después lo pones sobre el bizcoche y ¡Tachán!


Ya veis que no voy a ganar ningún premio decorando tartas, pero está de impresión. ¡A tu salud Federico!

Granada, calle de Elvira,
donde viven las manolas,
las que se van a la Alhambra,
las tres y las cuatro solas.
Una vestida de verde,
otra de malva, y la otra,
un corselete escocés
con cintas hasta la cola.

martes, 4 de junio de 2013

Llego tarde, llego tarde...

No sé que me pasa últimamente los lunes que no me cunden, no me cunden... y no me cunden. Yo no sé si es que no me organizo o que quiero abarcar más de lo que puedo. Voy a tener que sentarme a darle una vuelta.

Y lo peor de que los lunes no me lleguen, es que los martes voy de cabeza. Así que la entrada de hoy va a ser rapidita.


Otro cuadrito más de patchwork terminado. Este tipo se llaman log cabin (cabaña de troncos) y, aunque el motivo central suele ir en tonos rojos simbolizando el fuego del hogar, elegí esta mariposa que creo que da la talla como punto focal del conjunto y, además, me encanta.

Mañana más, a ver si puedes ser más relajadito. Nos leemos.