4 de febrero de 2011

Visita inesperada

En realidad no fue tan inesperada porque me llamó por teléfono un día antes. Y es que mi hermano Iván está de visita por Madrid solucionando los últimos temas pendientes relativos a su mudanza (últimamente parece que todo el mundo a mi alrededor se muda), y ayer se acercó a casa para tomar un café con nosotros. Como era la ocasión y además hacia bastante tiempo que no la preparaba, me decidí a hacer una quesada. Quedó así


Aquí dejo la receta porque sale muy bien y es super fácil de preparar:
1 yogur natural
½ sobre de levadura
1 ½ vaso de yogur de harina
1 ½ vaso de yogur de azúcar
4 vasos de yogur de leche
150 g. de queso rayado al gusto
2 c. soperas de mantequilla
2 huevos

Primero engrasar el molde que vayamos a usar con margarina. Precalentar el horno a 190º C. Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir, la mezcla queda bastante líquida. Verter en el molde y al horno, 190º/35 minutos. Procurar usar un molde no muy hondo porque la quesada no debe pasar de dos dedos de alto y, si al final de la cocción veis que se dora demasiado rápido, cubrir con papel de aluminio porque la capa de arriba no debe quedar crujiente. ¡Que aproveche!

Aclaración: lo del "vaso de yogur" quiere decir que utilicéis el recipiente vacío del yogur natural para medir los ingredientes, así no hay que pesar nada y es la medida justa.

2 comentarios:

Paloma dijo...

Me parece a mi que nos pasas la receta para no tener que invitarnos :P

La probaremos, descuida

Olga Moreno Martínez dijo...

Je, je... me has pillado. De todos modos, esta es la base, experimentad y luego me contáis...