martes, 24 de abril de 2012

Nueva receta de pollo

Parece que las cosas en casa se van tranquilizando, ayer hasta me dio tiempo a plantar albahaca en las jardineras de casa. Ahora falta que haga solecito unos días para que germine y poder usarla este verano.

Hoy os vengo a contar una nueva receta, esta vez de pollo asado. Necesitamos el pollo entero para empezar.

Yo le pongo además patatas, cebolla y zanahorias troceadas, que van en la misma fuente de asar que el pollo, con un chorrito de aceite de oliva para que no se peguen. Limpiamos el pollo bien y lo secamos con un paño de cocina, lo colocamos en la fuente de asar con la pechuga hacia arriba, a continuación ahuecamos la piel de la pechuga sin arrancarla y metemos entre ésta y la carne tomillo fresco troceado.

Pelamos 4 ó 5 ajos y los colocamos enteros dentro del pollo, después rociamos toda el ave con el zumo de 1 limón y metemos dentro del pollo la mitad del limón que hayamos escurrido para aprovechar el aroma. Y para terminar de "rellenar" el animal, metemos otro puñadito de tomillo fresco. Por último, salpimientamos y al horno, 190º C unos 45 m.

Ahora derretimos unos 100 g. de mantequilla en el microondas y mezclamos con un buen chorro de vino blanco y, cuando veamos que se va quedando seco, regamos con unas cuantas cucharadas de la mezcla cada vez. No echéis todo de golpe, porque si tiene mucho líquido el pollo se cuece en vez de asarse.


Después de transcurridos los 45 m., le damos la vuelta al pollo. En la foto, le acababa de dar la vuelta y estaba todo paliducho, pero luego queda doradito, no os preocupéis. Lo de darle la vuelta, además de para que se haga por los 2 lados, es para que los jugos de la cocción vayan cayendo hacia la zona de la pechuga que es la más seca. Tendremos en el horno otros 45 m. o hasta que la carne se separe con facilidad del hueso.

Para terminar, yo suelo recoger los jugos de la cocción y ponerlos en un cazo junto con un chorro de vino blanco, caldo de pollo (mejor si es natural) y una cucharadita de harina. Ponemos a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese, corregimos la sazón si hace falta y se sirve con la carne. Si os resulta demasiado grasa, dejarla reposar y con una cuchara quitamos la primera capa que flota sobre la salsa.



5 comentarios:

arish dijo...

Me parece una receta muy buena y es que el pollo tenemos que reconocer que es muy agradecido, admite 1.000 preparaciones.
GRACIAS POR COMPARTIR.

Maria Cuenca dijo...

me encanta la receta apunto para el finde semana que estan todos un saludo y gracias por compartir, maria

Susana dijo...

Que rico y que facil¡¡¡¡¡

besosssssssss

Cristina-Tejiendo Las Horas dijo...

Sencilla y rica!
Un beso guapa.

Anilegra dijo...

QUÉ YO NECESITO PONERME A DIETA!!!!!