20 de marzo de 2013

Bienvenida primavera

Hoy comienza la primavera. Además parece que por fin, por lo menos en Madrid, el sol está perdiendo la timidez y nos enseña la cara.


Me gustaría compartir con vosotros una texto de una bloguera a la que sigo y que colgó hace algún tiempo. Es una carta abierta a sí misma cuando tenía 22 años y acababa de dar a luz a su primer hijo. Su nombre es Kelly y, si os apetece conocerla, este es su blog. Me parece un texto precioso y lo he traducido para compartirlo con vosotras.


Querida yo con 22 años:

Todavía no lo sabes, pero la maternidad te ha cambiado. Algunos cambios son obvios: los patrones de sueño, como pasas el sábado por la noche, tu cuerpo. Pero además has cambiado en cosas de las que todavía no te has dado ni cuenta. Las cosas que te asustan, de las que te ríes, las canciones que tarareas mientras fregas los platos. Nunca volverás a ser la misma persona, pero no pasa nada.

No dejes que nadie te diga que no cojas a tu bebé en brazos cuando llore. No le vas a malcriar, te necesita. Y tampoco dejes que te hagan sentir culpable por volver a acostarle mientras te duchas o te preparas un café. Necesita una mamá que pueda cuidar de sí misma también.

Dale de mamar cada vez que quieras. Deja de pedir permiso, a nadie le importa. En realidad vas a estar haciéndolo durante los próximos 6 años (la autora tiene 5 hijos, incluidos un par de gemelos), así que más vale que aprendas a sentirte a gusto con ello cuanto antes. 

Se compasiva contigo misma. Tus niños no necesitan una madre perfecta sino una madre real que sepa reirse de sí misma, aprenda de sus errores y sepa pedir perdón. Y ya que estás, deja de preocuparte por lo que piensen los demás. Nadie te va a juzgar porque tu pequeño vomite mientras estás en la charcutería. A ellos también les ha pasado. Supéralo y sigue adelante.  

No les grites a tus niños. Te puede parece un consejo inverosímil ahora que tienes a ese bebé perfecto en los brazos. Pero habrá días en que estés exhausta y frustrada y, de repente, oirás un tono horrible en tu voz. Para. Sonríe.  Vuelve a intentarlo. Enseña a tus hijos a controlar sus emociones controlando las tuyas. Y recuerda lo de ser compasiva contigo misma de nuevo.

Empieza a crear cosas con ellos tan pronto como puedan sujetar un lápiz. Deja que disfruten de la diversión, belleza y potencial de un papel en blanco preparado para que creen en él. Cuelga sus obras de arte en el frigo, dales las gracias por la tarjeta 110 que ha creado especialmente para ti, compra cosas para hacer trabajos manuales en lugar de juguetes.  

Por favor, no te estreses con el orinal. En realidad no hay una correlación entre la edad en que el niño abandona el pañal y tu habilidad como madre.  

Busca tiempo para las caricias. En realidad para lo que no tienes tiempo es para no acariciarle.

Canta aunque lo hagas fatal. Deja lo que estés haciendo de vez en cuando para ponerte a bailar en el comedor. Sé un poco payasa.

Llora. No te de vergüenza. Llorar libera las hormonas del estrés y tienes un montón de estrés que liberar. 

Imprime las fotos digitales. Te vas a alegrar de hacerlo. Y escribe las cosas graciosas que los niños dicen. Los años se pasan volando. 

Y una cosa más... esos libros sobre embarazo y paternidad responsable, los capítulos que hablaban de gemelos y que te saltaste porque lo de tener gemelos era una posibilidad remota. Léelos. Confía en mi.

Espero que os haya gustado y, de nuevo, ¡feliz primavera para todas!


9 comentarios:

Srta. Moneypenny dijo...

Ohhh que bonito, me encantan estas cosas. Aun recuerdo el año que escribí un diario y con el tiempo le leí casi con lágrimas en los ojos. Deberiamos hacer todos algo así.
Besos que me paso a verla.

Lourdes dijo...

Muy bonito, yo ya ni me acuerdo, mis hijas son mayores. Bienvenida la primavera !!!!. Besos.

Contrastes-Rosa Mª dijo...

Una forma muy bonita de saludar a la primavera, gracias por esas palabras traducidas de Kelly, unos consejos muy sensatos, besos:)

BLOGOSFERIA dijo...

Pues sí...conoce la maternidad...de primera mano...
Besos!!

Chary Aceituno dijo...

¡Qué bonita entrada!
Me ha encantado, aunque
ya hace años que fui madre...
Me encanta el nuevo look del
blog, bienvenida primavera.
Besos.
Chary :)

arish dijo...

GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS por compartir tan bonito texto. BESICOS.

Mercedes dijo...

Me ha encantado.
Gracias por enseñarlo.
Bss.
Mercedes.

El Palacio de Martín dijo...

Bonito relato, me ha encantado!!!
Un besazo guapa.

Toffe dijo...

Qué bonito texto!!!
Me ha encantado... y felices vacaciones, guapa.
Un besote.