lunes, 31 de enero de 2011

Crónica de un fin de semana

Intenso. La única palabra que se corresponde con lo vivido este fin de semana. Comenzó el sábado por la mañana haciendo la mudanza de unos amigos a su nueva casa. Que dicho así no parece un planazo, pero puedo asegurar que fue la mudanza más amena que he vivido nunca. Y su nuevo piso, prácticamente en la Plaza Mayor, es increíble. Típico edificio de construcción antigua, con techos de 4 metros, balcones a la calle, mucha luz… Cuando terminamos, y para recuperarnos del esfuerzo, nos tomamos una cañas aquí



Me quedé con ganas de probar el licor de madroño, pero dado que eran las 4 de la tarde y no habíamos comido pensé que mejor otro día. Es típico de esta taberna, que lo sirve en una especie de vasos de chupito hecho de galleta y con un tapón de chocolate. Entre cajas, muebles desmontados y cañas, mi amiga Paloma todavía encontró tiempo para darme su regalo de Reyes. Es este precioso libro (perdón por la foto pero la he hecho esta mañana a las 07:30 y sin luz natural)


Te explica desde como hacer delicias turcas hasta como estrangular a un hombre con los muslos. Lo que se dice un básico, vamos.

Por la tarde estuve haciendo mermelada de cítricos con la receta que encontré aquí. Y así es como quedaron los tarros.



Para mi gusto me ha salido un pelín demasiado amarga, la próxima vez que haga pondré menos pomelo y más azúcar.

Y el domingo, de tapeo. Cierto que el clima no acompañó demasiado.


Pero aún así tuvimos tiempo para, además de las cañas, descubrir tiendas como una estupenda pastelería argentina donde hacen cositas como esta


O esta


O para poder hacer una fotografía a una tienda donde, independientemente de que venden chocolate belga,  la decoración me tiene enamorada


Pues, eso ha sido casi todo. Esta entrada ha salido más larga de lo que me gustaría, pero tenía mucho que contar.

3 comentarios:

Paloma dijo...

¡Que gran fin de semana y que gran mudanza! Todavía tengo cosas en cajas, pero lo pasamos bien y nos dio tiempo a cañear, que es lo fundamental.

Un besazo y gracias por vuestra ayuda :*

Paloma dijo...

Por cierto, la mermelada muy rica :P

Olga Moreno Martínez dijo...

Me alegro que os gustara. La verdad es que la capa que rozaba con la rodaja de limón estaba más amarga que el resto. Javi ya se ha comido medio tarro...