lunes, 10 de enero de 2011

Día de Reyes... día de zafarrancho

Tradicionalmente en casa retiramos los adornos navideños el día de Reyes. Supongo que debería sentir algo de tristeza porque somos de los que les gusta la Navidad y además disfrutamos mucho el día que colocamos los adornos, pero llegado el 6 la verdad es que estoy deseando que nuestra casa recupere su aspecto habitual. Viéndolo por el lado práctico, aprovechamos para deshacernos de los que están algo deteriorados, viejos o pasados de moda.

                                                          Fotografía de Paloma S.F.


En todo caso, se convierte en un pequeño ritual volver a guardar las cosas en orden, asegurándonos de envolver lo que puede romperse, buscando de nuevo el sitio de lo que retiramos para colocar los adornos y ¡esas luces!, enróllalas que no se enreden que la próxima Navidad no quiero estar media hora quitando nudos…

Ahora ya sí terminó el 2010 y abrimos un nuevo libro. 2011.

1 comentario:

Paloma dijo...

Podíamos haber hecho otra fiesta para quitar los adornos. Pero siempre nos quedará la fiesta de haberlos colocado :)