martes, 28 de agosto de 2012

Yo y mis uñas

Puesto que este sábado retomo el entrenamiento después de dos meses de no hacer nada... me tengo que cortar las uñas. ¡Y no quiero!, no quiero, no quiero, no quiero... bueno, vale ya que al final hiperventilo.

Todos los años me pasa igual. De septiembre a junio llevo las uñas cortitas, cortitas, con un poco de brillo como mucho por eso de que no se puede/debe arañar a los compañeros o, igual de malo, arrancarte media uña en un agarre (la tela del kimono es recia). Y lo llevo bien, de verdad. Pero entonces llega el parón estival porque el niño está de vacas, hace mucho calor, hay que hacer cosas juntos... y mis uñas comienzan a crecer y a crecer, y yo me las pinto...


... me las veo tan monas (aunque las de la foto estén perjudicadas por un fin de semana de desenfreno) que claro... quiero verlas siempre así. Y es que en dos meses he pasado de tener 2 botes de laca de uñas de brillito (uno con reflejos dorados, monísimo) a esto.


Que se me va un sueldo en lacas de uñas. Vale que este año se me ha ido la cabeza más de lo habitual... pero no mucho más que otras veces.

Y por si fuera poco, he descubierto una página donde venden un artilugio infernal (por pecaminoso, que no por que cause sumo disgusto o enfado, RAE), para ponerme dibujitos en las uñas.


Me consuelo pensando que incluso llevándolas cortas podré ponerme algún dibujo pequeñito este invierno. ¡Ains, que tontería tengo encima!


8 comentarios:

Srta. Moneypenny dijo...

Jajjaja, mujer cortitas y pintadas tampoco tiene tan mala pinta... ya verás ahora que bien frotas para limpiar el horno... te va a venir bien para muchas mas cosas de las que piensas.

Paloma dijo...

Y yo que pensaba que los dibujitos te los hacías a mano con un pincel finito... Que decepción :P

Cristina-Tejiendo Las Horas dijo...

Que aparatejo tán curioso...tendré que investigar!
Yo hacia un montón que no las tenia largas pero ahora me las estoy dejando crecer, solo que las tengo muy ronpedizas y me da un disgusto cuando están todas tánnnnnnnnnn monas y de repente una zas, y se rompe, bien pegadita a la carne...que rabia!!!!
En fin, cada una tiene su cruz!
Besines.

Sandra Montes dijo...

Hola
Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes, te felicito!. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
Si estás de acuerdo házmelo saber.
PD: mi email es: montessandra37@gmail.com
Sandra.

Sirena dijo...

hola amiga,,,,que pesar cortartelas,pero si es necesario,que pesar.sabes yo tengo esos dibujitos mi hijo me los mando a pedir,al principio me costo mucho pero ya aprendiiiii,quedan muy bonitas,felicidades,te dejo bechitos

arish dijo...

¡Qué aparatito tan curioso! no te desesperes que aunque te las cortes, siempre puedes hacerte un dibujito con ése artilugio tan chulo que tienes y así vas cogiendo más práctica para el próximo verano. BESICOS.

Inés dijo...

jajajajaja, yo no sé si podría sacrificar mis uñas!!!!!.
Saluditos.

Anilegra dijo...

Como no pinto las uñas nunca me hubiera imaginado que existiera tal aparatito , es una muy buena idea , como regalo de navidad para mis sobrinas , a ver si lo encuentro
GRACIAS!!!