lunes, 3 de octubre de 2011

¿Un octubre otoñal?

Parece que poquito a poco el verano se va rindiendo ante el otoño. Por las noches ya hay hasta que taparse porque los pies se quedan helados. De nuevo podré disfrutar de la delicia de hacer caldo y sentir como toda la casa se llena de sus sabrosos aromas y los cristales se empañan por el calor.

Si por algo me gusta el mes de octubre es porque, en una ciudad como Madrid donde no existe ni la primavera ni el otoño, el mes de octubre es lo más parecido que vamos a conseguir a este último. Me encanta ver el suelo cubierto de hojas, arrastrar los pies y ver como se levantan a mi paso.

Además, el año pasado Alejandro descubrió Halloween y se ha pasado el resto del año pidiendo que volviéramos a celebrarlo. Así que ahora que está en puertas pienso pasarme el mes probando recetas de todo tipo.

Por cierto, las pruebas de alergia han salido bien. Mi niño, ¡por fin!, va a poder comerse un cocido como es debido.


2 comentarios:

Cristina dijo...

Que alegria Olga!!!! Te llamas Olga, verdad????
Que bien que a tu niño le hayan salido bien las pruebas!! Estarás loca de contenta!!!!
Feliz semana!!
Besines.

Wagapapa dijo...

Hola!

Es mi primera vez en tu blog y ya me he hecho seguidora, he visto un natalicio que hiciste de un caballo de tiovivo y me encanta, es un gran trabajo y te quedó precioso.

En cuanto al otoño... yo también tengo ganas de que llegue el frío y tomar mis calditos, mi mantita, mis castañas asadas...

Enhorabuena porque hayan salido bien las pruebas de alergias de tu niño!

1 beso