25 de julio de 2013

Vestir el abanico

Anoche me acosté con un número imposible en la cabeza, 44, tan solo para levantarme esta mañana y comprobar que había subido a 78. Un gran dolor por todas las víctimas y mi apoyo a sus familiares para sobrellevar lo insoportable.

Por mi parte he dedicado un par de días a preparar una funda de abanico. Ví la idea en el blog de buscando comienzos, aunque tuve que variarla un poco ya que en casa no tenía entredos de ganchillo. Lo que sí tenía eran puntillas, así que uní dos trozos del largo requerido con punto bajo. Después traté de seguir las instrucciones pero me sobraban puntos, así que tuve que deshacer.



Por fin conseguí que quedara como quería sin variar demasiado el diseño original que me había parecido tan bonito.


La lana que utilicé la compré hace... ni se sabe, en una tienda de todo a 1 € y no la había utilizado hasta hoy. No estoy muy convencida de como han quedado los charms, igual les doy una vuelta.


Lo que sí me gusta es el botón-casita.

Día 30 de vacaciones

¿Cómo serían nuestras vidas sin los centros comerciales? Pues para mi, mucho más sencillas.

No hay vez que vaya con mi pizquita que no me gaste dinero en alguna cosa que se le antoje al retoño. Y eso que tiene el límite de un solo juguete-chuche-libro, etc. por visita. Aún así 2 de cada 3 veces salimos de morros o, directamente, berreando.

¿Y la moda de poner atracciones infantiles varias? Ayer tocó una que llaman jumping que consiste, básicamente, en ponerle un arnés al infante de turno con unas gomas a los lados y que salte en una cama elástica. Entenderéis que con el vértigo que yo tengo, ver al hijo de mis entretelas saltando por los aires, en apariencia, incontrolablemente, me ponga el corazón en la boca.

Pero claro, si no le dejas que monte le sobreprotegues o, peor, eres una madre castradora de ilusiones y anhelos. En fin... con lo seguros que estábamos nosotros de pequeños en esos columpios de hierro oxidado con suelos de arena orinada por los perros, en el mejor de los casos.

7 comentarios:

M. Santos dijo...

ANTE TODO MI SOLIDARIDAD CON TODAS LAS VICTIMAS Y FAMILIARES . HA SIDO UNA AUTENTICA TRAGEDIA.
BESOS

El Palacio de Martín dijo...

Estoy contigo, es una autentica tragedia y desde aquí mi pésame a todas las victimas.
La funda te quedo preciosa y el botón es una monada.
Un besazo guapa

HerminiaRegolf dijo...

Y que acabe en 78.
La funda de abanico preciosa, yo no cambiaría nada.
Y siempre me haces reír leyendo las peripecias vacacionales.
Besos guapa.

Inés dijo...

Terrible tragedia.
Muy bonita la funda del abanico, está perfecta.
Jajajaja, me hubiese gustado ver la cara de tu pizquita disfrutando vs la tuya sufriendo.
Saluditos.

Café, té, pastas y... una tarde entre labores dijo...

Comparto tus sentimientos... es terrible y doloroso...
La funda de abanico te ha quedado preciosa... y las vacaciones con tu niño toda una aventura!
Un beso, Rosana

HAMPTON SC dijo...

No había visto nunca ese tipo de fundas de abanico y lo cierto es que quedan lindísimas.
Difícil la educación actual, demasiados estímulos, demasiada información y consejos psicológicos, sociológicos y demás ...lógicos.
Creo que únicamente se trata de eso, de utilizar la lógica e intentar una aproximaciín entre la de los adultos y los niños.
Tu ejemplo del columpio me encantó, y fíjate, somos normales ;-)
Besotes y feliz finde con los tuyos

Dezazu dijo...

Que belleza de trabajo!!besos
dezazu.blogspot.com.es