martes, 9 de julio de 2013

Receta de helado

Visto que el calor axfisiante ha venido para quedarse, no queda otra que tratar de combatirlo como mejor podamos. En mi caso, con bebidas fresquitas, duchas abundantes y helados.

En este último apartado, decidimos probar una fórmula un poco más sofisticada que los simples polos que os enseñaba el otro día.


Es muy facilita. Cogemos 1 vaso lleno de la fruta que prefiramos (en mi caso plátanos que se estaban poniendo algo feos), 1/2 vaso de agua y 2 cucharadas soperas de miel de romero, que es de la que tenemos ahora en casa. Lo de la miel es una opción porque trato de reducir el consumo de azúcar, pero el que prefiera usarla o, no poner nada, seguro que sale igual de bueno. Colocamos en un cazo y que hierva a fuego lento 5 minutos. 

A continuación, vertemos en el recipiente de la batidora junto con 2 vasos de yogurt natural. Batimos bien y a verter en moldes de polo/helado. Dejar unas horas que se congele y a disfrutar.

Día 14 de vacaciones

Hoy os presento a Obelix.


Al volver de trabajar, mi marido nos ha llamado con mucho misterio a la cocina. Y allí, en una caja metido, nos ha presentado a esta monada. Es una cría de verderón, con casi todas las plumas, pero que tan solo es capaz de dar vuelos muy cortos.

Parece ser que ha visto como un par de palomas estaban atacándolo, las ha espantado y... no ha tenido corazón para dejarlo allí solito. 

Hace un rato hemos hecho las presentaciones oficiales con Sophie y Tom.


El primero está tan destrozado por el calor que ni le ha mirado. Pero Sophie, ya veis que estaba de lo más atenta. Alejandro está como niño con zapatos nuevos y a mi todo este incidente me recuerda a mis veranos en el pueblo y a los gurriatos que se caían de los nidos. Algunos salieron adelante, otros no. Esperemos que éste sea de los primeros.

5 comentarios:

margal dijo...

Ayer también hice polos, y están riquísimos.... en mi receta no hay ni yogurt ni miel pero menuda diferencia con los del mercado. Ahora estoy comprando los ingredientes para hacer helado...
Pobre pajarito!!! espero que pueda sobrevivir porque con dos gatos en casa lo va a tener difícil, jaja.

saludos

Lourdes dijo...

Que buenos los polos !!!, ahora mismo me comería uno. Que bonito e pajarito, me ha hecho recordar que yo también he recogido unos cuantos, a ver si este es de los que sale adelante, parece que no es tan pequeñin y lo conseguirá. Besotes.

BLOGOSFERIA dijo...

Qué buen corazón que tiene tu marido!
Disfrutad de ese verderoncillo!
Besos!!

Susan dijo...

Tiene que estar muy rico. Me encanta la foto del gatito mirando al pajarito.
Saluditos.

HAMPTON SC dijo...

Ay, que me ocurrió a mí lo mismo en los días que pasé con mis padres con otro verderón caído. Nosotros optamos por subirle lo más alto del árbol del que cayó y, queremos creer que su mami que cantaba divinamente desde otra rama se lo llevó (comprobamos que no hubiera restos de plumitas al día siguiente)
La semana que viene tenía pensado poner las fotos que le hice.
Tu peque estará contento, Javier me propuso quedarnos el nuestro pero como no le vi muy desprotegido...
Besotes y qué salga adelante!