2 de julio de 2013

The arrivals

¿Qué sucede cuando el nido que estaba vacío se vuelve a llenar? Pues eso lo comprobarán William y Ginny cuando, ya jubilados, su hija Lillian regresa a casa con sus dos hijos pequeños escapando de un matrimonio que se desmorona. Poco después, la visita de fin de semana de su segundo hijo Steven y de Jane (su mujer adicta al trabajo, incomprendida por su familia política y embarazadísima), se prolonga por tiempo indefinido cuando a ella le prescriben reposo total por problemas con la placenta. ¿La famosa guinda del pastel? pues llega en forma de su hija menor Rachel, cuando se presenta de improviso abrumada por su, en teoría, exitosa vida laboral en Nueva York.


Esta es una novela bonita de leer. Sobre valores familiares y sobre las contradicciones del ser humano. Está llena de añoranza por infancias pasadas pero también de esperanza en el futuro. La recomendaría mucho como lectura veraniega.

Quiero agradecerle a María José de Silla de enea, por el premio que me ha concedido. Regalito de verano para todas vosotras también.

Día 7 de vacaciones

Y hoy ha sido el segundo día del cursillo de natación de Alejandro. El va encantado, le vuelve loco el agua. De hecho la idea de apuntarle a estos cursillos surgió hace 3 años porque le volvía "demasiado" loco el agua. Tener un hijo al que le da miedo el agua debe ser malo, pero tener uno al que, no sólo no le da, sino que no le tiene ningún respeto... es agobiante.


Nos leemos.

5 comentarios:

BLOGOSFERIA dijo...

Ya irá aprendiendo ese respeto por el mar...
Interesante libro!
Besos!

Maria Cuenca dijo...

ui cuanto te entiendo tener una niña de 4 años como lan mia que no para que se mete en el mar como si nada y si miedo a sabe nadar pero a mi me da grima soy madre lo se, un saludo maria,

Dezazu dijo...

Que interesante!!besos
dezazu.blogspot.com.es

María José Belmonte Mondéjar dijo...

Te lo mereces.Y el libro me gustaría leerlo ¿Está en Inglés o español?
Yo en un post me preguntaba por el nido vacío.Hoy nunca se sabe.Besitos

Chary Aceituno dijo...

El libro me parece muy interesante, aunque parece que está en inglés... y el inglés y yo...
En cuanto a los osados niños acuáticos, la verdad que no se les puede perder de vista.
Besos guapa.
Chary :)