sábado, 13 de julio de 2013

Otro fin de semana

¡Uf, como se pasan los días! Ya se nos ha ido, prácticamente, la mitad de julio. Y con estos calores, yo lo estoy viviendo como una cuenta atrás hasta el mes de septiembre y unas temperaturas algo más llevables.

La primera noticia es mala, Obelix no lo consiguió. Fue muy triste porque, a pesar de todos los esfuerzos, no fuimos capaces de alimentarle apropiadamente. Ya habíamos cebado gurriatos antes, pero este pequeñín tenía el pico tan diminuto que era muy complicado conseguir que lo abriera sin hacerle daño. Además, como ya era bastante grande, pensamos que sería capaz de comer algo por su cuenta ya que le vimos beber solito en un par de ocasiones. Pero se ve que no. El caso es que los chicos lo enterraron en un jardín cercano mientras yo recogía la jaula, y ahora cada vez que pasamos delante mi hijo se para a mirar la tumba. En fin... una experiencia más.

En cuanto al árbol...


...acabada ya la parte de abajo, me he vuelto "a ir por las ramas". Además, aunque he intentado variar y hacer otro tipo de labores, estos días encuentro que lo único que me apetece es bordar, así que las entradas del blog van a ser bastante monotemáticas, me temo.

Día 18 de vacaciones

He redescubierto el mundo PARQUES. Y es que si en invierno casi no vas por el frío, en verano, cuando las temperaturas te permiten salir a la calle es casi, casi hora de ponerse a cenar. El caso es que esta semana decidimos cenar tipo picnic... en el parque.

Y allí que nos fuimos, con una mantita, un par de sandwiches y muchas ganas de respirar aire libre. Esto fue hace un par de días, y desde entonces hemos profesionalizado la experiencia. Ahora ya bajamos con neverita, una sillas por si nos cansamos del suelo, bebidas a mansalva... y nos volvemos a casa arrastrando toda la parafernalia y a mi hijo pataleando. Aunque esto último no me importa porque el par de horas que le soltamos las riendas, disfruta como un enano.

Por cierto, si tenéis un rato, pasaros por el blog de Montse, que está de celebración. Diría que aparte del regalo que sortea, el propio blog es un regalo a la vista. 

7 comentarios:

Montse dijo...

Gracias por tu comentario, por seguirme, por visitar mi blog...Espero que tengas suerte en el sorteo. Yo estoy de acuerdo contigo...¡el calor me mata! Prefiero el invierno, pero yo si que le sigo dando a la aguja....Ya iré publicando en el blog las novedades....Por cierto, el bordado precioso. Besitos :)

Inés dijo...

No te vayas mucho por las ramas jajajaj.
Es un gustazo ver como toma forma el árbol y avanzas la labor.
Los parques y el río, destinos obligados con los peques y lo mejor ... que regresan agotados.
Saluditos.

doris dijo...

Que precioso, que manos dios mio.Besos

Lourdes dijo...

Está quedando muy bonito este bordado. Siento mucho lo del pajarito, normalmente es difícil que tiren adelante pero no imposible. Un abrazo.

M. Santos dijo...

Te está quedando muy bonito ese bordado.
Besos

EL RINCON DE CHELO dijo...

Te pasa lo mismo que a mí, ahora me apetece mucho bordar, ando dándole un buen empujoncito a mi cuadro de los lobos. Te está quedando precioso tu bordado, bss

HAMPTON SC dijo...

Lo siento por Obelix, como bien dices, una experiencia más para tu pequeño: es duro pero conveniente ir conociendo las pérdidas. Nosotros de pequeños, en la finca, teníamos nuestro pequeño cementerio de pajaritos y ratoncitos de campo, con latitas de sardinas como caja y crucecitas y flores.
Esos picnics suenan estupendos!!!
Besos y feliz comienzo de semana