jueves, 28 de junio de 2012

Recetas para la crisis o como cocinar con pan

Y no cualquier pan, pan duro, revenido, los culos del pan de molde. No sé si se lo debo a mi herencia campesina, pero lo de tirar la comida, aunque sean los curruscos, me pone de los nervios. Así que hoy os paso, no una, ni dos, ¡sino tres recetas cuyo ingrediente principal es el pan!

Primero el salmorejo. Coges 1 kg. de tomates rojos bien maduros y los trituras tal cual en la batidora, que hay quien los escalda pero yo paso, que mi batidora es potente y no se nota la piel. Ahora troceamos 200 g. de pan revenido y los añadimos al tomate ya triturado. Hay que dejar reposar para que se ablande. Luego pelamos ajos, no pongo cantidad porque a mi me gusta muy cargadito, y los echamos también. Ahora comenzamos a añadir aceite de oliva con la batidora en marcha como si hiciésemos mahonesa y, para finalizar sal y vinagre al gusto. Seguimos batiendo para que nos quede lo más fino posible. Acompañamos con virutas de jamón y/o huevo cocido (me quedo con el jamón).

Este pudding lo hago con los culos del pan de molde que, en mi casa al menos, nadie se come porque están mu'secos. En medio litro de leche batimos 3 huevos, disolvemos 3 cucharadas soperas de azúcar blanca, vertemos la ralladura de 1 limón y desmenuzamos 4 tapas de pan de molde. Dejar que se empape bien y, mientras, caramelizamos un molde de cerámica o apto para microondas. Vertemos la mezcla y al micro a potencia máxima, 8-10 minutos (id chequeando que a veces se queda muy seco). Se deja enfriar un par de minutos y desmoldamos inmediatamente. El de la foto, lo hice ayer en el descanso del partido de fútbol. Se me espanzurró un poco pero de sabor muy bueno.





Y, para finalizar, las sopas de ajo que os contaba el otro día. He de puntualizar que no es sopa castellana, sino leonesa, de donde viene la familia de mi madre. Ponemos caldo de cocido (si no tenemos pues agua, pero el sabor se resiente) en una cacerola y añadimos un tomate entero, que cueza. Mientras, pelamos ajos (muchos) y los machacamos junto con una cayena (si queremos que pique) y unas hebras de azafrán. Cuando hayamos terminado, echamos un chorro de aceite de oliva y pimentón dulce. Removemos bien y reservamos. Sacamos el tomate del caldo y lo pelamos, reservar. Cortamos pan duro, no vale revenido, en rebanadas como de 1 cm. de grosor, hay quien lo frie en aceite, eso al gusto. Ahora vertemos en el caldo la mezcla de los ajos y el tomate que habremos triturado en el almirez. Por último, incorporamos el pan y dejamos que hierva todo junto unos minutos. Se sirve, preferentemente, en cacharros de barro.


¡Que aproveche!


4 comentarios:

Srta. Moneypenny dijo...

No, tu lo que pasas es que viste lanzar a Sergio Ramos el penalti y el puding pegó un respingo. ;)
Yo las sopas de ajo... no me van, soy muy milindrikis.

Susana dijo...

Que rico todo¡¡¡¡¡¡
a mi me apetece todo, que le voy a hacer soy así, yo al puding le añado unas pasas que previamente remoje en brandy, prueba, ya verás

besoss

Yayi dijo...

Buena manera de aprovechar el pan..¡Habrá que probarlas!
Besitos.

Inés dijo...

Delicioso todo.
Las sopas de ajo para las noches de invierno.
Saluditos.