miércoles, 28 de septiembre de 2011

Crónica de una fiesta anunciada

Pues el que ya sepas que algo va a ocurrir, en muchas ocasiones, no quita para que te sorprenda de todos modos. Porque cuando mi marido me comentó que el niño había decidido hacerme una fiesta sorpresa pensé que sería algo testimonial, pero al entrar me encontré con esto


Me encanta el globo con el dibujo de soles-garrapata


¿Adivináis qué es esto?



Es una almeja, que os preguntaréis ¿por qué? Pues porque a mi niño le encantan los bivalvos, concretamente los berberechos al vapor. Y como no sabe dibujarlos pues hizo una almeja. Obviamente.



La tarta espectacular de buena, la compraron en una pastelería del barrio "de toda la vida". Y, efectivamente, las marcas que veis sobre la trufa son huellas de dedos. La tentación era demasiado grande para un niño de 4 años, totalmente justificable.



Incluso Sophie puso su granito de arena con las serpentinas...

En fin, la mejor celebración de cumpleaños de los últimos 364 días.

Por otro lado, he metido a mi amiga Paloma en un pequeño embolado porque la he convencido para que empiece conmigo un proyecto de ganchillo. Concretamente el que exponía en su blog Cristina en la última entrada. Ya os iré contando como salimos del lío.

3 comentarios:

EL RINCON DE CHELO dijo...

Felicidades a tu niño, se le ve felíz con su tarta de cumpleaños!!!! besos

Cristina-tejiendolashoras dijo...

Me imagino que a tu niño te lo habrás comió a besos!!!!!
El machote se lo merece por cariñoso y por buen dibujante y por guapoooooooo!!!!
A tu marido un tirón de orejas por chivatillo..jajaja!!!!
Vais Paloma y tú a hacer la manta????
Eso lo tengo que ver yo con estos ojitos!!!!!
Un beso grande, grande:)

Entre puntadas e hilos dijo...

Cristina, pues sí nos hemos decidido. De hecho ayer compré 3 de los 4 colores (el más oscuro no lo tenían hasta la semana que viene) que he elegido. En tonos azules que van como mi dormitorio, ya te iré contando como nos va