20 de septiembre de 2011

Enmarcado

Como ya comenté hace unas cuantas entradas, no hace mucho estuve haciendo limpieza y me di cuenta de que tenía varias labores sin enmarcar. Y es que una vez terminadas me cuesta trabajo encontrar el momento adecuado para elegir el marco ideal. No es una cuestión de vaguería, es que siempre tengo la duda de si habré elegido el marco que mejor le va a la pieza en cuestión. En cualquier caso decidí que, como mínimo, voy a llevar una al mes a enmarcar. Empezando desde ya.  

Y la primera ha sido una de las labores de mis bisabuelas. En concreto estas iniciales estaban bordadas en un almohadón.


Son una F y una M, por Francisca Moreno. Como la costura quedaba por el medio decidí ponerle paspartú para cubrirla y, en cuanto al marco, tenía claro que lo que mejor le iba era un color bastante oscuro (quería un tono caoba, pero el que lleva era lo más cercano). Aquí están por separado, la F



Y la M


En ambas fotos he subido bastante el contraste ya que, aunque originalmente estaban bordadas con hilo rojo, el paso de los años ha hecho que pierdan prácticamente todo el color.

Me gusta como ha quedado la pieza final pero, sobre todo, siento una gran satisfacción por poder disfrutar de este trocito de historia familiar.

3 comentarios:

Cristina-tejiendolashoras dijo...

Es un recuerdo muy bonito!!! Ahora puedes lucirlo en un rincón preferente de tu casa!!! Feliz martes!! Un besazo.

Entre puntadas e hilos dijo...

Gracias guapa, casi seguro irá en mi dormitorio

Paloma dijo...

Si, es un recuerdo precioso. Yo tengo que recuperar un cuadro a punto de cruz que me hizo mi abuela. Es una forma de que estén presentes, no solo en nuestros pensamientos.