30 de noviembre de 2011

Forrando cajas

Como hace tiempo que me cansé de tener mis cosas metidas en bolsas de plástico o rodando por casa de cajón en cajón, decidí ir organizando mi stash. Así que, lenta pero segura, voy consiguiéndolo. Esta vez he forrado una caja de zapatos.


Ya aviso que no va a pasar a los anales de la historia por lo perfecta y preciosa que ha quedado, pero estoy convencida de que tiene mejor pinta así.


Para empezar cometí varios errores. El primero utilizar un trozo de tela demasiado pequeño. Segundo medir mal, prometo que yo había dejado margen en la tela para "remeter" los bordes, pero está claro que hay que medir dos veces y cortar una.



Otro de los errores fue la forma en que apliqué la cola. Hay que extenderla muy bien porque sino quedan burbujas y, además, traspasa la tela.

Os preguntaréis si hay algo en la caja que me guste. Pues sí, me encanta la etiqueta.



A mi me parece que quedó muy bien. La plantilla de las etiquetas no me acuerdo de donde la saqué, si alguna está interesada que deje un comentario con su mail y se las envío. Son 2 hojas con 8 etiquetas diferentes en cada una.

Por cierto, la tela que he utilizado es de la casa Henry Glass y se llama Buggi Barn Flutterby Garden.



3 comentarios:

Cristina dijo...

De los errores se aprende...la próxima te querará perfecta! La etiqueta es muy bonita!
Besos.

Angeles dijo...

La etiqueta es preciosa y la caja también :)
Un abrazo

Lourdes dijo...

Que chula te ha quedado, me gusta mucho la tela que has elegido.
Probaré a ver que tal sale con un retalillo que tengo.
Besicos