2 de noviembre de 2011

Noviembre - Samhain

El mes de octubre ha pasado volando, no me puedo creer que esté escribiendo la crónica de noviembre ya. Y si en otros meses he podido explicar con mayor o menor acierto lo que significaban para mi, con este me encuentro que no sé muy bien qué contaros. Porque este mes es un poco como el jueves de los días de la semana, encajonado entre Halloween y Navidad. Pero la verdad es que en los últimos años me ha servido como rampa de lanzamiento para las fiestas navideñas, el remanso de paz en el que me recupero de Halloween y me mentalizo para la vorágine de los preparativos, comilonas, reuniones, compras y demás del último mes del año. Así que, desde ya, noviembre es el descanso del guerrero.

4 comentarios:

Cristina dijo...

Hola Olga!
Que tal el puente????

Hablando de navidad...ayer empezé yo mi primer trabajo para las fiestas, que este año si me descuido, no llego!!!!

Un beso:)

Paloma dijo...

De reposo de la guerrera nada de nada, maja. Nos tenemos que poner las pilas con la colcha y tengo que centrarme para cerrar las series de fotos que tengo abiertas y empezar las que tengo en mente. Y eso te involucra, reina mora (nunca mejor dicho ;)).

Entre puntadas e hilos dijo...

Cristina, ánimo con esos proyectos de Navidad. Yo este año me he adelantado mucho, pero ya me he metido en otro embolado, mañana os cuento.

Palomi, nada que añadir a lo que ya hemos comentado por mail

Angeles dijo...

Un mes para ir cogiendo carrerilla, la Navidad está ya aquí, en los supermercados, centros comerciales...y cuando te quieres dar cuenta también en casa, sin haber pensado en regalos, comidas y demás, yo es que soy un desastre para estas cosas.
Un beso