18 de julio de 2012

Bizcocho de lima

La receta que os propongo hoy parece más complicada de lo que es en realidad, el bizcocho sale muy rico, la cobertura te la podrías comer a cucharadas y queda muy vistosa.

Precalentar el horno a 200º C. Engrasa y enharina un molde para bizcochos de 20 cm. de diámetro. Reserva.

Saca de la nevera 125 g. de mantequilla para que se vaya ablandando. Tamiza 1/2 kg. de harina, 375 g. de azúcar, 3/4 c. postre de levadura en polvo, 1 c. postre de bicarbonato y 1/2 c. postre de sal en una media fuente. Añade 3 huevos, 160 ml. de aceite de girasol y la misma cantidad de zumo de lima. Recomiendo que amaséis con las manos porque, hasta el momento en que añadamos el yogurt, la masa es muy compacta.


Ahora, añade 1 yogur natural y mezcla todo bien con ayuda de un batidor manual. Vierte la masa en el molde y al horno. Media hora o hasta que al insertar un palillo salga limpio, dejar enfriar totalmente y adornar con el glaseado.


Ahora, la receta del glaseado. En una fuente, mezcla la mantequilla que habías sacado de la nevera con 250 g. de queso crema natural, 250 g. de azúcar glas, 1/2 c. de esencia de vainilla y el zumo de 1 lima. Cuando lo tengas todo bien mezclado, y si te apetece, puedes experimentar con colorantes alimenticios. Nosotros queríamos conseguir el color verde, así que mezclamos amarillo con azúl.


Lo malo es que mi pizquita se pasó con el color azul y echó casi todo el bote. El color resultante no era muy "apetecible".



En todo caso, como no lo iba a tirar fue el que utilizamos. Con paciencia y algo de maña, lo fuimos extendiendo por el bizcocho y quedó así.


Lo del colorante nos ha encantado, así que pensamos seguir experimentando en próximas recetas a ver que sale.


5 comentarios:

Susana dijo...

Que rico, que buena pinta¡¡¡¡


besoss

Paloma dijo...

Pues a mi me gusta como ha quedado el verde. Recuerdo yo una ensaladilla en una fiesta de halloween....

Wagapapa dijo...

Qué buena pinta! Mándame un trocito :D

Maria Cuenca dijo...

no que buena pinta un saludo maria,

Inés dijo...

Ummmm!!!!!
Qué rico, propio para la merienda.
Saluditos