19 de septiembre de 2012

Aviso: entrada aburrida...

... pero muy útil, al menos útil para mi. Hoy os voy a hablar del carbonato de sodio.

¿Qué es esto? Pues son unos polvitos mágicos, pero mágicos de verdad. Nada de esas zarandajas de te los echo por encima y sales volando...

Los usos son múltiples, de hecho, buscando por la web he llenado 4 páginas entre cuidado personal, limpieza general y usos desodorizantes. Pero yo os hablaré de los que he experimentado y sobre todo de como hacerlo en casa. Porque, si he de ser sincera, no es fácil encontrarlo en los comercios más habituales.

Lo primero, como hacerlo. El carbonato no es más que bicarbonato al que le han quitado el agua, así que lo que hay que hacer es poner el bicarbonato en una fuente resistente al calor y meterlo al horno. A 200º de 15 a 20 minutos, el tiempo como siempre es orientativo. ¿Que como sabéis si ya se ha hecho? pues porque la textura cambia.

El bicarbonato es un polvo muy fino que, frecuentemente, tiene grumos y resulta inodoro. Cuando veáis que los grumos desaparecen y que la consistencia es más granulada, está hecho. Además tiene un olor muy característico (tranquilas, no es desagradable, no tendréis que dejar ventilar la cocina 3 días)



Por cierto, remover un par de veces mientras se hace.

En cuanto a usos, se utiliza para hacer detergentes caseros porque estabiliza el resto de ingredientes, para ablandar las aguas duras y, si os sudan las manos en exceso pues también ayuda.

Si lo de meter los cepillos y peines en amoniaco no os convence, hacedlo en agua con carbonato diluido.

Mezclado con vinagre, ayuda a desatascar tuberías y además desodoriza. Y de forma natural, sin utilizar productos químicos. Del mismo modo, desodoriza el lavavajillas si lo viertes en él justo antes de hacer un ciclo de lavado.

En fin... lo usos son amplios y, además, es barato. ¿A qué esperáis para probarlo?

Nota: todas las formulas de productos de limpieza o cuidado personal que publico en este blog, están probadas por mi y mi familia. A nosotros nos van bien, lo cual no quiere decir que sean buenas para todo el mundo, si te apetece probarlas, eres libre de hacerlo pero bajo tu propia responsabilidad. Un beso.


8 comentarios:

Srta. Moneypenny dijo...

Estoy que no doy credito... y esto te limpia el horno mientras lo estás preparando... ya aprovecha y te lo limpia??? Esto es legal??? No limpiarías la pecera del pobre nemo con esto, no?

Entre puntadas e hilos dijo...

Pues claro que es legal y no, no limpié la pecera de Nemo con esto porque no es apto para consumo :)

Angeles dijo...

Si sirve para aguas duras ¿Un pelín en el detergente de la lavadora y en el aclarado del pelo? No sabes lo que se puede llegar a echar de menos el agua de Madrid.
Un beso

Cristina-Tejiendo Las Horas dijo...

Que de propiedades tiene! Y lo que se aprende en tu blog!
Besitos guapa.

Paz dijo...

Pues yo no la veo aburrida al contrario me parece superinteresante., y productiva. Besos

BLOGOSFERIA dijo...

Siempre he oido que tiene un montón de propiedades pero nunca lo he probado!Habrá que empezar ya...!bss!

marga dijo...

ERES GENIAL AMIGA,,,,,TRUCOS MUY INTERESANTES ..BESOS.

arish dijo...

Gracias por compartirlo, es muy interesante. BESICOS.