martes, 11 de septiembre de 2012

Una de gatos

Para empezar quiero decir dos cosillas. La primera es que sí, efectivamente, hemos adoptado otro gato. Y la segunda es que seguimos perdidamente enamorados de Sophie, nadie nunca, jamás de los jamases podrá sustituirla (esto lo pongo por si ella lee esta entrada).

¿Qué como nos ha dado esta locura? Pues no sé, surgió la oportunidad, también era un gato callejero como Sophie y además, ¡es taaaaaan bonito!



Como todas las decisiones que tomamos en esta vida, esta ha traido sus consecuencias. Sophie está que echa las muelas, aunque al menos ha dejado de bufarnos y gruñirnos a nosotros y ya no se sienta a mirarnos fijamente con ojos taladrantes de odio.

Y es que meter un okupa en casa no sienta bien a nadie, si yo lo entiendo. Y encima él es un inconsciente. No sólo se permite el lujo de coger prestada su cama, sino que ayer le pilló Javi comiéndose su comida. Que menos mal que fue él, que si le ve Sophie le da un soplamocos que lo estampa... ¡con las ganicas que le tiene! Y mira que le he explicado que posiblemente sea hasta hermano suyo, tenemos la sospecha cierta de que al menos tengan la misma madre, pero a ella eso de la sangre no le tira nadita...

El veterinario nos ha dicho, además de que es un machito, que tengamos paciencia y en ello estamos. Y, como digo, ya está mejor. De hecho ayer les pillé a ella y a Alejandro haciendo esto.



¿Qué hacían? Pues mientras el uno se enjuaga la boca después de cepillarse los dientes y lanzaba un chorrito tipo fuente, la otra bebía el agua que caía. El caso es que los últimos días habíamos observado que, cada vez que Alejandro se metía en el baño, ella salía corriendo detrás de él, pero lo atribuimos a que no quería dejarle solo para que no se acercase el otro. Ahora ya sabemos que no es el caso.

Por lo demás estamos encantado con él. Es cariñoso, valiente, glotón y te mira que parece que te entiende. ¿Qué como le hemos llamado? Pues Tom, obviamente.



9 comentarios:

Cristina-Tejiendo Las Horas dijo...

Esta celosilla la moza eh?, ármate de paciencia, seguro que en unos días son inseparables.
Enhorabuena por tu nueva "maternidad"!
Besicos.

BLOGOSFERIA dijo...

Buenoo...cuantas virtudes tiene Tom...ya veréis como de aquí a nada..Sophie y él serán buenos amiguetes...BSSS!!!

Carmen dijo...

Ja ja es precioso!!!Ya se acostumbrara al nuevo inquilino.Te lo digo yo que tengo a mi perrito y mi gato enamorados, y cuando llegó el perro a casa por primera vez, los bufidos de mi gato se oian en todo el portal
Bsss

Susana dijo...

que lindo¡¡¡¡¡¡

no se como será el tema, no creo que la reina le consienta nada¡¡¡

me encanta ver a tu niño haciendo trastadas con la gata¡¡¡

que suerte tuvo ese gatito, yo tengo 2 perros y un gato acogidos...el gato le pega a todos

besoss

margal dijo...

Que monada!!! a mí me hubiera pasado lo mismo, no puedo decir no a esos ojitos.
Ahora solo toca esperar a que se cojan cariño.


saludos

Srta. Moneypenny dijo...

Pues enteraros coña, si son hermanos no podrán hacerse novios¡¡¡
Y si no lo son, pues de ahí puede salir una bonita historia de amor... Que bonito un gatitooooo, el otro día se lo dije a mi marido que quería un gato (se lo digo de vez en cuando por si cuela) y me dijo oooootra vez que no... soso.

Lourdes dijo...

Normal que esté celosita con el nuevo, jeje
Un besote

Marilia dijo...

Enhorabuena por tu nuevo bebé. Me alegra ver que no soy la unica que comete estas "locuras" je,je,je..ya verás como en unos días le está aseando y serán inseparables, los bufidos del principio son inevitables. Es precioso...ganitas tengo de un gato negro...en fin. A cuidaros mucho.
Un abrazo
Marilia

Angeles dijo...

Me gustan tus gatos, el pequeño es precioso y eso que yo soy de perros. Lo de Alejandro con Sophie en el baño me ha encantado :)))
Un beso