28 de septiembre de 2012

Entrega de SAL terminada

Lo primero quería agradecer todas las felicitaciones que he podido leer esta mañana al abrir el ordenador, de verdad que me hacían falta porque ¿a qué no sabéis qué me regaló mi angelito por mi cumpleaños?


Pues el equivalente a cuatro puntos de sutura, lo que pasa es que ahora les ponen un pegamento especial. Que, la verdad, cuando vi que el médico sacaba el tubo de pegamento a punto estuve de decirle algo, porque vale que hay que recortar gastos pero pegar a los niños con Loctite no me parece... en fin.

Según nos contó el profesor, ahora les ha dado por subirse a un columpio que hay en el patio y empujarse unos a otros... o sea, cosas de niños... de niños trogloditas pero bueno... El caso es que después de la subida de adrenalina del primer momento, ayer pasé una tarde muy mala. Pensando en lo que podría haber pasado, la cicatriz, el trauma... vamos que me subió hasta la fiebre. Y me cogió con la guardia baja, porque soy una mamá bastante relajada y nada histérica, así que esta reacción me ha sorprendido (y golpeado en el estómago) a mi misma. Que viendo lo que había ayer en el Niño Jesús sé que tengo que dar gracias y que la reacción ha sido porque estoy hormonal que me va a venir la regla ya... en fin, que voy a empezar a hiperventilar y ya está bien Olga, que al final te voy a tener que dar dos bofetadas para que te calmes... ¿alguien entre el público tiene una bolsita de papel, por favor?

Y una buena noticia, ya he terminado la entrega del SAL, fotito.


Esto también me alegra porque creo que es la segunda entrega que acabo sin agobios.

Pasad un buen fin de semana pasado por agua y nos vemos el lunes por aquí.

Una casa debe estar lo suficientemente limpia para que sea saludable y lo suficientemente sucia para que sea divertida

11 comentarios:

Paloma dijo...

Bolsa no tengo, pero si quieres una colleja te presto una. Es que me sobran un par y no me decido a quien dárselas :)

Anda, anímate. Que el pequeñajo es duro de roer.

Srta. Moneypenny dijo...

Ay querida un día nos quitan la vida, yo ayer con guille también sufri un shock... nos van a quitar la vida... te lo digo yo... yo ya paso de bolsas de papel, hay días que prefiero que me pille una moto... un coche que me haría más daño y yo soy muy quejica...
Mujer no lo pienses más... ya está... castigale hasta que cumpla los veinte y ya está...

May dijo...

Bueno nena ya paso,una historia mas que contar cuando sea mayor jeje Besos May

Cristina y loli dijo...

bolsas creo que no tengo mirare en el baúl de los recuerdos.
Chiquilla no te pongas así tranquilízate, seguro que el niño cuando se lo hizo tubo miedo y seguro que le dolió mucho
tu dale un gran abrazo y tranquilizalo y tranquilízate tu también
y me encanta el SAL es precioso

mi aguja pronto te hará algo para ti
besitos y abracitos

Lourdes dijo...

Siento lo de tu niño, a mi hija de 4 años se cayó en primavera y le pusieron pegamento en la herida porque era en la frente y nos dijeron que asi no quedaría cicatriz. Pues además de que tarda mucho mas en curar, se le ha quedado un pedazo de cicatriz en la frente enormeeee.
En fín, me unó a las demás y te felicito con retraso, pero con muchoooo cariño. MIl besos guapa, que te los mereces!!

BLOGOSFERIA dijo...

Uff...cuanto disgustos nos dan los retoños....Para que te alegres te diré que ese SAL es magnífico...ya puedes estar orgullosa de tí misma...yo lo estaría...Bsss!

teresa (vicky) dijo...

Los niños siempre dan algunos disgustos,`pero son asi animo,tu sal esta muy bonito me gusta mucho el color, besosss

Arya Forel dijo...

No me hables de puntos, mi niño con menos de tres años ya llevaba 6 puntos, 4 en la frente y 2 en el labio, pero te entiendo, se pasa muy mal. Espero que soólo se quede en un susto.
Besos,

Cristina-Tejiendo Las Horas dijo...

Hijos!!!! Nos dan más preocupaciones que alegrías....pero no le dés más vueltas, eso sí, un buen broncazo si le habrá caido ¿no?, que con eso del alivio por lo que podía haber pasado y no pasó, se nos olvida meterles un buen rapapolvo!!!
En fin chata, aprovecha el fin de semana para relajarte....un besico.

Inés dijo...

Un regalo de cumple original!!!!!
Casi seguro que no lo olvidas nunca jajajajajaj.
Bromitas a parte quien no se ha caido de un columpio? Una calva en mi ceja es el testimonio de caída y golpe posterior, al levantarme el columpio me dió en la ceja y entonces eran de hierro.
Saluditos.

Cristina dijo...

Felicidades atrasadas!!! Y mira que tú pensabas que el "enano" no te iba a regalar nada.. ¡ya ves!
Ni hiperventilación ni leches, da gracias a que ahora ya no dan puntos y eso que se ahorra tu niño, que tengo yo unos sietes en la piel de diversas caídas que pa qué...
Besazos gordos!!