4 de diciembre de 2012

Arbolito navideño

Tengo a mi hijo en casa con un estupendo constipado y por primera vez en mucho tiempo, no me siento culpable por tener que llevarle al cole hasta arriba de apiretal para asegurarme de que no le subía la fiebre mientras yo estaba trabajando para llevar un sueldo de supervivencia a mi casa. Comienzo a entender a todas aquellas personas que me decían que viera la parte positiva de lo que me había ocurrido.

Por suerte, lo que os cuento más arriba ha ocurrido pocas veces. Mi marido tiene una profesión más "liberal" y la mayoría de las veces lo hemos podido arreglar para que se quedara él con nuestro hijo. O mi suegra. Pero siempre hay alguna ocasión en la que se alineaban los planetas (para mal) y... ese día me sentía la más miserable criatura que se arrastraba por la faz del planeta. Y para lo que me ha servido... nunca más.

En fin, perdonad el desahogo, porque además yo no quería hablaros de eso hoy. Sino de esto.



Ya lo he terminado. Y la verdad es que tenía ganitas, porque bordar con hilos metálicos es una pesadilla... de las gordas. Aquí detalle de nuestros nombres.



Esta misma tarde lo llevo a enmarcar a ver si puedo lucirlo durante estas Navidades.


14 comentarios:

Susan dijo...

Hola... ¡cómo te entiendo!!. Me gusta mi trabajo y no me puedo quejar, pero siempre cuando alguno de mis niños se ponía malito, soy la que menos flexibilidad tengo para quedarme con ellos y eso me pesa, me pesa mucho...

bueno lo importante es que tu niño se ponga bien prontito y el arbol precioso.
Saluditos

margal dijo...

QUe razón tienes en todo.

Y he podido comprobar lo de los hilos metálico en mis propias carnes... son odiosos de bordar... pero el resultado es excepcional.

saludos

arish dijo...

Chica hay que ver como te cunde. BESICOS.

Susana dijo...

Me encanta el arbol¡¡¡¡

besossssssssss

HerminiaRegolf dijo...

Hola guapa, el trabajar cada día fuera de casa lo vas a añorar mucho, pero un consejillo es que te busques todo el trabajo que puedas en casa, sobre todo el que más te apetezca hacer, como labores, ir de tiendas (no es lo mismo que ir de compras...)
tomar el café con las amigas, leer un buen libro o disfrutar de la familia.
En cuanto al arbolito: super chuli, muy trabajado y esto se aprecia.
Un fuerte abrazo y que tengas una buena semana.

Mercedes dijo...

Soy la única de 4 hermanas que no trabaja fuera de casa. En nuestras conversaciones siempre salgo mal parada. Me siento criticada, envidiada y siempre salimos discutiendo porque se piensan que me ando tocando las narices todo el día.
Soy madre de familia numerosa, he trabajado tanto, tanto que no hay un solo trocito de cuerpo que no me duela. Pero ha merecido la pena. He educado a mis hijas para que sean unas personas seguras de si mismas, estudiosas, responsables, educadas... Me siento muy orgullosa de ellas y de su padre cuando me dice que he hecho un buen trabajo.
Aprovecha el momento. Yo soy de las que piensa que a los niños hay que enseñarles y guiarles, sino se sienten perdidos, necesitan un referente, un apoyo. Y eso solo se consigue estando con ellos, acompañándoles sin agobiarles, en lo bueno y en lo malo.
Ah! Jeje...el árbol, percioso. Disfruto mucho con tus bordados.
Bss.
Mercedes.

Srta. Moneypenny dijo...

has dicho hilos metalicos???? uppsss me debi de saltar algún post tuyo anterior... y eso????? si????? que heavy no????? pues si son una pesadilla paso... que para pesadillas ya tenemos el dia a dia... Oye precioso... los nombres están descentrados... que lo haga yo pase, pero tu cariño... o tiene su sentido?

Entre puntadas e hilos dijo...

Están descentrados, ya lo sé. Más o menos como me siento yo estos días. Pero deshacer y rehacer se me hace muyyyyy cuesta arriba. Así se va a quedar.

Paloma dijo...

¡Es precioso! *_*

Pilarín dijo...

Espero que el niño se recupere pronto. Lo pasan tan mal, pobres!!!

Y el bordadito te ha quedado una joya!!! Precioso!!! Y tienes toda la razón: bordar con hilos metálicos es una pequeña tortura, pero... el esfuerzo vale la pena, cielo.

Besitos,
Pilarín

marga dijo...

Que razón lo de los hilos metalicos,no se por que pero todas picamos en ellos,una y no mas,precioso el arbol y hacer y deshacer todo es hacer.Que se ponga bien el niño que es lo mas importante.MUCHOS BESOS AMIGA.

BLOGOSFERIA dijo...

El trabajo rige nuestras vidas...en fin,somos unos esclavos...Bueno,ahora disfruta de este tiempo que puedes estar por los tuyos!Que se recupere tu peque!
Vaya letras más preciosas!Bonita labor navideña!
Bss!!

Inés dijo...

Es muy duro ser mami y trabajadora, lo sé por experiencia !!!!
El árbol ha quedado muy chulo. Hilos metálicos??? Los odio.
Saluditos.

EL RINCON DE CHELO dijo...

Te ha quedado precioso, besos