martes, 21 de junio de 2011

Desde cuando...

Decir que el tiempo pasa y nada lo para es una obviedad. Y que soy consciente de que mi hijo debe ser independiente y autosuficiente para llegar a ser un hombre feliz y realizado también. Pero de vez en cuando, muy de vez en cuando, siento que...

¿Desde cuándo mi bebé ya no es mi bebé? ¿Cuándo dejé de ser el centro de su universo a pesar de que él lo siga siendo del mio? ¿Por qué ya no necesita tanto de mi y me dice "soy un mayor y puedo hacer mis cosas solo"? ¿En qué momento dejé de elegir la ropa que se pone cada día? ¿Y cuándo dejó de oler a bebé y comenzó a cortarse las uñas él mismo, a secarse solito y a vestirse sin necesidad apenas de mi supervisión?


Aún así me consuelo pensando que:

1.- Todavía me pide que le haga cura-sana cuando se da un golpe.

2.- Me abraza y dice "tengo mimos" cuando necesita cariño. Y ronronea cuando se lo doy.

3.- Corre desesperado a buscarme cuando algo le asusta en la tele.

4.- El peor castigo que le puedo poner es ignorarle (poquito porque no aguanto mucho).

En fin... que hoy me he levantado nostálgica.

No hay comentarios: