miércoles, 29 de junio de 2011

Cobbler de melocotón y moras

Si tuviera que elegir una receta imprescindible en mi cocina sería esta. Como la mayoría, no es mía, la encontré en la página de Martha Steward hace unos años, pero, también como casi siempre, cambié un par de cosas que no me convencían. Si os gustan los pasteles de frutas, os encantará este.

Pelar y trocear 1 kg. de melocotones, mezclar en una fuente de horno grande con 250 g. de moras, 80 g. de azúcar blanca, 3 c. soperas de maicena, 2 c. soperas de azúcar morena, 1 c. sopera de zumo de limón, 1 c. postre de jengibre en polvo y una pizca de sal. Reservar.


Mezcla 1/2 kg. de harina con un sobre de levadura en polvo, 1/2 c. postre de sal y 80 g. de azúcar blanca en una fuente. Añade 125 g. de mantequilla cortada en trocitos y amasa con los dedos hasta que tome una consistencia parecida al pan rallado.



Añade 1 c. postre de esencia de vainilla a 1 brick de 125 g. de nata líquida y vierte a la mezcla de la harina. Remueve con una cuchara de madera hasta que adquiera una consistencia pegajosa.



Ahora a mancharse las manos, porque hay que ir cogiendo cucharadas de masa, dar la forma de galletas entre las manos y colocarla sobre la mezcla de fruta del principio. No se trata de cubrir completamente, sino de ir colocando la masa para que quede más o menos así.


Después se mete al horno a 190º C unos 45 - 50 minutos. Se saca y espolvoreamos (opcional) con azúcar. Dejar enfriar 1 hora y listo para comer.



Está de pecado.

1 comentario:

Paloma dijo...

¿Porqué me haces esto, Olga? :)