miércoles, 1 de junio de 2011

Junio soleado y brillante...

... te pone de buen talante. Y es que si hay algo que me pone las pilas, es levantarme y ver que asoma un día soleado. Porque está claro que los calores de 40 y tantos grados de Madrid no hay quien los aguante, pero cuando el tiempo te regala un día de los que piden pasear... pues es como un regalo inmotivado. Que te tatúa la sonrisa en la cara para lo que te queda de día.

Bueno... que me enrollo. Este mes me devuelve a mis días de estudiante, cuando andabas toda agobiada por los exámenes, pero al mismo tiempo notabas las vacaciones tan cerca que casi podías tocarlas. Cuando se ponía a prueba tu fuerza de voluntad porque lo que de verdad te pedía el cuerpo era ir y tumbarte en un parque, en lugar de sufrir tratando de memorizar conceptos. ¡Ay, que añoranza!, poder vaguear durante 3 meses seguidos...

Así que el mes de junio para mi es el de los estudiantes, los que fueron y los que son. Ya queda poquito... ¡ánimo!.

1 comentario:

Paloma dijo...

¡Vivan las vacaciones de tres meses! ¡Vivan!