miércoles, 29 de junio de 2011

Cobbler de melocotón y moras

Si tuviera que elegir una receta imprescindible en mi cocina sería esta. Como la mayoría, no es mía, la encontré en la página de Martha Steward hace unos años, pero, también como casi siempre, cambié un par de cosas que no me convencían. Si os gustan los pasteles de frutas, os encantará este.

Pelar y trocear 1 kg. de melocotones, mezclar en una fuente de horno grande con 250 g. de moras, 80 g. de azúcar blanca, 3 c. soperas de maicena, 2 c. soperas de azúcar morena, 1 c. sopera de zumo de limón, 1 c. postre de jengibre en polvo y una pizca de sal. Reservar.


Mezcla 1/2 kg. de harina con un sobre de levadura en polvo, 1/2 c. postre de sal y 80 g. de azúcar blanca en una fuente. Añade 125 g. de mantequilla cortada en trocitos y amasa con los dedos hasta que tome una consistencia parecida al pan rallado.



Añade 1 c. postre de esencia de vainilla a 1 brick de 125 g. de nata líquida y vierte a la mezcla de la harina. Remueve con una cuchara de madera hasta que adquiera una consistencia pegajosa.



Ahora a mancharse las manos, porque hay que ir cogiendo cucharadas de masa, dar la forma de galletas entre las manos y colocarla sobre la mezcla de fruta del principio. No se trata de cubrir completamente, sino de ir colocando la masa para que quede más o menos así.


Después se mete al horno a 190º C unos 45 - 50 minutos. Se saca y espolvoreamos (opcional) con azúcar. Dejar enfriar 1 hora y listo para comer.



Está de pecado.

martes, 28 de junio de 2011

Miss Mary Mack

Antes de empezar a bordar una labor siempre pienso como la terminaré. Si será un cuadro, un pinkeep, una tarjeta... pero con Miss Mary Mack...


No fui tan racional. Sencillamente lo vi, me enamoré y me puse a ello. La terminé en tiempo record sin aburrirme, extraño porque lleva un sólo color y no muy alegre, la verdad.

Una vez acabado, llegó la tesitura. ¿Qué hago con él? No quería hacer un cuadro porque me resultaba pequeño, tenía pendiente hacer unos pañitos para las mesitas de noche de mi dormitorio, pero no me pegaba... en fin, no se me ocurría nada.

Finalmente me decidí a probar algo que no había hecho nunca antes. Parecía fácil y apenas requería materiales.


¡Ah, y esto también!



Y el resultado es este.



La carpeta ha quedado genial, es tan sencillo como forrar un libro del colegio gracias a la fiselina y la plancha. Queda super vistoso y, además, aproveché para limpiar de papelotes la carpeta. Pensé en ponerle algún aplique, pero el estampado de la tela (Companion Fabrics - Fasco: Vinery Flowers black) y la misma labor de punto de cruz me parece que adornan lo suficiente y no quería recargar más.

Y lo más importante, por fin saqué del limbo de las labores terminadas y sin usar a Miss Mary Mack.

lunes, 27 de junio de 2011

Lunes de avances

¿Por qué tenemos temperaturas de finales de julio a finales de junio? Es más ¿por qué existe el verano? A la gente le encanta, pero para mi es un martirio. Tener que ir a trabajar, comprar, COCINAR... ¡¡¡¡PLANCHAR!!!! con 40º C es una locura, lo único que apetece es vegetar en el sofá y ni eso...

¡Hala, ya me he quejado suficiente! En el fondo lo que pasa es que, como en casa estamos todos constipados no hemos podido ir a la piscina. Es que en remojo el calor se lleva de otra manera.

Otro lunes, otra crónica de los avances en las labores que tengo empezadas. Del primero es del que más orgullosa estoy, ya he terminado el cuadernito de agujas.


No me termina de convencer el ojal que he hecho con hilo negro, de hecho he comprado unos automáticos transparentes y es posible que lo cambie. Ya veré.

En segundo lugar, ya he terminado de hacer todos los medallones de ganchillo para el adorno de la estantería de la terraza.



En realidad, este proyecto no corre tanta prisa porque primero tengo que lijar y pintar la estantería. Pero lo tenía pendiente y me agobiaba un poco.

Y el tercer avance es del SAL Romantique, que no lo acabé porque se me terminó el hilo y con estos calores no me apetecía acercarme a la mercería a comprar más.



Es una pena porque quedaba casi nada. Seguramente mañana podré acercarme y lo deje terminado que al final se me va a juntar con la siguiente

viernes, 24 de junio de 2011

Lectura recomendada


Igual me precipito un poco, pero creo que este es el mejor libro que he leído en lo que va de año. O, por lo menos, el del primer semestre, y eso que todavía no lo he terminado.

Se trata de una novela histórico/biográfica sobre Toyotomi Hideyoshi, una de las figuras claves en la historia del Japón feudal, junto con Oda Nobunaga y Tokugawa Ieyasu. Pero lo que me atrae de este relato no son los datos históricos, ni siquiera los biográficos, por muy interesantes que puedan resultar. Lo que verdaderamente me ha enganchado ha sido la delicadeza con que describe la vida de la época, como normaliza y acerca el concepto del Bushido a los occidentales y de la forma natural y amena en la que introduce en el relato detalles de ceremonias y tradiciones de aquella época, que al lector contemporáneo pueden resultar casi alienígenas.

Hay una segunda parte pendiente de publicación. Ni que decir tiene que estaré pendiente para comprar el libro

miércoles, 22 de junio de 2011

Cuando las cosas salen mal

No sé que ha pasado, pero como se suele decir, hasta el mejor escribano echa un borrón. Y eso es lo que me ha pasado, porque la receta de esta semana está más que probada y, haciéndola de la misma manera de siempre, se ha pegado. Y no un poquito, mucho. Así que de estos preciosos filetes de pescado.


Quedaron trocitos, y un guiso que tenía un pinta de rechupete...


Fue de cabeza a la basura porque el sabor a pegado no había forma de disimularlo.

Para superar el subsiguiente cabreo, hice un cobble de melocotón y moras que, ese sí, salió perfecto. Prometo colgar receta, pero es que no tengo aquí la cámara.

Y, por si me quedaba algo del mal sabor de boca, esta misma mañana ha llegado el último pedido de Casa Cenina. Así que tengo una sonrisa que se me ha puesto cara de Heidi, porque ya tengo los botones que pienso utilizar para el juego de costura, que son este


Y este

Mañana es día festivo en Madrid, así que nos veremos el viernes por aquí. ¡Disfrutad del día libre!

martes, 21 de junio de 2011

Desde cuando...

Decir que el tiempo pasa y nada lo para es una obviedad. Y que soy consciente de que mi hijo debe ser independiente y autosuficiente para llegar a ser un hombre feliz y realizado también. Pero de vez en cuando, muy de vez en cuando, siento que...

¿Desde cuándo mi bebé ya no es mi bebé? ¿Cuándo dejé de ser el centro de su universo a pesar de que él lo siga siendo del mio? ¿Por qué ya no necesita tanto de mi y me dice "soy un mayor y puedo hacer mis cosas solo"? ¿En qué momento dejé de elegir la ropa que se pone cada día? ¿Y cuándo dejó de oler a bebé y comenzó a cortarse las uñas él mismo, a secarse solito y a vestirse sin necesidad apenas de mi supervisión?


Aún así me consuelo pensando que:

1.- Todavía me pide que le haga cura-sana cuando se da un golpe.

2.- Me abraza y dice "tengo mimos" cuando necesita cariño. Y ronronea cuando se lo doy.

3.- Corre desesperado a buscarme cuando algo le asusta en la tele.

4.- El peor castigo que le puedo poner es ignorarle (poquito porque no aguanto mucho).

En fin... que hoy me he levantado nostálgica.

lunes, 20 de junio de 2011

Érase que se era...

...un juego de utensilios de bordado que estaban destinados a ser, pero que nunca eran. Porque la bruja buena que tenía que haberles dado vida, estaba muy ocupada haciendo conjuros, asistiendo a aquelarres con sus amigas brujitas o desarrollando sus artes arcanas. Hasta que un buen día, la bruja buena recordó aquel viejo anhelo y se puso manos a la obra.


Le dedicó una tarde de domingo entera, pero no fue suficiente, así que la brujita hizo el firme propósito de no parar hasta verlo todo terminado.

Por desgracia esta bruja, además de algo vaga, era una fotógrafa amateur y miope, por lo que sus fotografías salieron bastante movidas.


Lo que sí tenía era propósito de enmienda. Así que la próxima vez prometió no hacer las fotos a las 7:30 de la mañana, sin gafas y a toda prisa porque llegaba tarde a un congreso de brujería.

viernes, 17 de junio de 2011

Tortilla de bacalao

Como lo prometido es deuda, o eso dicen, y para que tengáis trabajito en la cocina este fin de semana que empieza ya, pues aquí os paso la receta de la tortilla de bacalao. La relación tiempo invertido - "deliciosidad" nunca ha salido tan rentable.

Se desalan 250 g. de bacalao desmigado en agua con al menos 24 horas de antelación. Escurrimos bien y reservar. Cortamos una cebolla grande en trocitos y ponemos en una sartén con abundante aceite, a fuego bajo y tapado. Esto se hace porque la cebolla hay que caramelizarla, no freirla. Si nos apetece podemos añadir un par de ajos machacados también. Cuando la cebolla esté hecha, añadimos el bacalao y rehogamos 3 minutos. Batimos 5 huevos y le añadimos perejil fresco picadito. Salpimientar. Ahora vamos sacando el contenido de la sartén con una espumadera y lo vertimos en la fuente de los huevos y el resto es hacer una tortilla de las de toda la vida.


Como no me dio tiempo a hacer una foto del resultado, pongo esta que he encontrado trasteando por intenet y que es la más parecida al resultado final de la que hice yo.

Lo dicho, buen fin de semana y que no paséis mucho calor.

jueves, 16 de junio de 2011

De todo corazón

Esta entrada debería haberla dejado para el próximo lunes que toca poner los avances de los WIP, probablemente... y seguro que más de un@ habría preferido leer la receta de tortilla de bacalao que hice hace unos días (mañana sin falta) y que está increiblemente buena. Pero es que se me hace muy cuesta arriba acabar algo y no ponerlo por aquí.


Me encanta, ¿qué puedo decir? Es el primer corazón que hago y me costó un poco darle la forma correcta, de hecho los lados no son simétricos, aunque estoy convencida de que a mi madre le gustará igual.

miércoles, 15 de junio de 2011

Redoble y... ¡¡tachán!!

Parecía misión imposible, pero por fin se alinearon los planetas. Aquí tenéis enmarcado el SAL Mary Glover.


No sé si recordaréis la entrada donde comentaba que pensaba enmarcarlo yo misma. Bueno... pues no pudo ser, porque ninguno de los marcos que encontraba se ajustaba a las medidas de la labor. Cuando tuve que rendirme a la evidencia y lo llevé a enmarcar al sitio donde habitualmente llevo mis labores, resultó que hubo problemas con el marco que había elegido. Primero se equivocaron (menos mal que en el recibo habían puesto la referencia que yo les dije) y luego como no lo tenían en la tienda tuvieron que enviarlo a un taller y se retrasó dos semanas más. Pero, al fin, el pasado viernes lo pude traer a casa.

Me encanta el color oscuro de la madera, creo que da realce a la labor.


Y el efecto de la madera golpeada me encanta. En fin... que bien está lo que bien acaba... ahora ya sólo me falta colgarlo. Porque, os lo creais o no, todavía no tengo claro donde.

martes, 14 de junio de 2011

Ahorrando un poquito

El caso es que lo que os voy a contar lo vi en un programa de televisión y no me convenció mucho, pero como se trataba de un truco para hacer lacas de uñas baratos y, aparte la hidratante, ese cosmético es casi el único en que gasto dinero, decidí hacer el experimento.

Para empezar necesitamos una base de uñas transparente.


Después elegiremos una sombra de ojos cuyo color nos guste como tono para pintarnos las uñas. Ultimamente tengo cierta debilidad por los colores "que se ven bastante" como dice diplomáticamente mi marido, así que elegí este tono cobre. Con cuidado raspamos cierta cantidad de sombra y la ponemos en un papel donde la aplastamos un poco para que no queden trozos.



A continuación, y con algo de paciencia/maña, vamos echándo el polvo dentro del envase de pintauñas.


Ya veis que se salió un poco, no pasa nada, limpiamos los restos que quedan en la boca del envase (y desparramados por toda la mesa...) con una toallita húmeda. Agitar un poco para que se mezcle bien, y este es el resultado.



¡Voila! Tenemos un pintauñas barato, original y que, además, dura un montón. He probado lacas de uñas de marcas que me han costado un ojo de la cara y, a lo más, me duraba la manicura intacta 3 ó 4 días. Con esta laca, me la he tenido que quitar de aburrimiento porque la llevé 1 semana y seguía estupenda. Además se retira bien, no tienes que estar pasando el algodón con la acetona 30 veces. En fin... que yo sólo le veo ventajas, por eso me he decidido a contarlo aquí.

lunes, 13 de junio de 2011

Dos por uno

¿Qué tal ese fin de semana? Me parece que el verano ha llegado ya para quedarse. Habrá que empezar a buscar formas de sobrellevar los calores.

Como el último lunes, este voy a dedicar la entrada a contaros mis progresos con los proyectos que tengo comenzados. Esta semana pasada tocaba el marcapáginas de TW, y así es como va


Aunque la ortodoxia dicta que el punto lineal debe hacerse cuando la labor está ya terminada, a mi me gusta ir alternándolo con el punto de cruz. Y esto es porque se va viendo con más claridad como quedará la labor terminada y qué partes resaltan. Sigo yendo despacito con este, pero lleva mucho medio punto y me retrasa bastante, además de que no me gusta nada. En fin, a ver si este mes de septiembre he conseguido terminarlo como auto-regalo de cumpleaños.


Y este corazón quiero terminarlo como un colgador de picaporte. Lo empecé para ponerlo en mi dormitorio, pero creo que va a terminar siendo un regalo para mi madre. Su color preferido es el azul, sobre todo el azul marino, esta semana lo terminaré para que esté preparado cuando vayamos a verla en agosto... ¡pero no le digáis nada!

viernes, 10 de junio de 2011

Limonada de albahaca

¡Yuju! ya puedo volver a hacer comentarios en mi blog. Y en los de los demás, por cierto.

Vale, ya sé que este es en teoría un blog de labores, más concretamente de punto de cruz. Pero, visto que se presenta un fin de semana de calorcito casi, casi veraniego y que, además, había quedado pendiente, aquí os paso mi receta de limonada de albahaca.


Primero, se calienta un vaso de agua hasta que hierva y se disuelve en ella azúcar (la cantidad dependerá de lo dulce que nos guste la limonada). Esto lo hago porque el azúcar se disuelve mal en agua fria. Después se exprimen suficientes limones para hacer 1/2 l. de zumo y se mezcla con otro 1/2 l. de agua (incluyendo la que usamos para disolver el azúcar).

En un cacito haremos un sirope mezclando un puñado de hojas de albahaca, un vaso de agua y un poco más de azúcar. Llevamos a ebullición y removemos constantemente durante unos 5 minutos, entonces desechamos las hojas y el sirope resultante lo vertimos en la limonada (aconsejable colarlo). Después se puede meter en la nevera a enfriar o servir con hielo (esto es lo que hago yo para poder beberla inmediatamente y que no pierda sus propiedades el zumo).

Disfrutar del fin de semana, yo pienso hacerlo.

jueves, 9 de junio de 2011

Bodas de aluminio

Hoy hace 10 que me casé. Dicen que son las bodas de aluminio, pero eso es sólo un nombre.

En realidad, lo que me importa es darme cuenta de que el tiempo pasado se me ha hecho corto y de que volvería a casarme con mi marido sin dudarlo un momento.


Aquí os dejo una fotografía del cojín que hice para conmemorar la fecha. Es un gráfico de Stoney Creek (no recuerdo el nombre). El proyecto empezó siendo otra cosa, pero pronto me di cuenta de que representa perfectamente lo que significamos el uno para el otro.

miércoles, 8 de junio de 2011

Lectura ligera

Últimamente no leo libros, me los bebo. He tardado un día en leer este. Memorias de Idhún - La Resistencia


Pues, ¿qué puedo decir? Que probablemente lo he terminado tan rápido porque me ha gustado pero, he de reconocer que muy original no es. A ratos me ha recordado a Dragonlance, otras veces (levemente) al Señor de los Anillos o, incluso, a la saga Crepúsculo.

Como mínimo decir que la historia es bastante ingenua, pero que me han asegurado mejora y mucho en el resto de libros (hasta un total de 6, de momento). Me los han dejado, así que ya os iré contando si es así.

martes, 7 de junio de 2011

El rececho del corzo

Esta entrada va de caza (también de cocina), así que los que estén en contra están avisados de antemano de lo que voy a hablar.

Algunos años, cuando hay super población de corzos, los responsables del coto de caza del pueblo de mi padre piden un permiso especial para poder cazarlos, y este ha sido uno de estos años. Ya lo habían dicho los que salen habitualmente al campo, que había demasiados. Pero resultó evidente cuando llegaron las quejas (y las denuncias) de los agricultores por daños extensivos en las cosechas.

Llegó el permiso, se hicieron los sorteos y el pasado 15 de mayo le correspondió a uno de mis hermanos salir a recechar. Terminado el día, había conseguido cobrar una pieza que rápidamente se preparó para poder aprovechar la carne. El caso es que yo traje a Madrid parte de esa carne y la congelé, hasta la semana pasada que me decidí a hacer un estofado. Pongo aquí la receta por si a alguien le interesa.

Lo primero que hay que hacer es limpiar la carne de tendones y nervios. Después se pone a marinar la pieza entera (esta pesaba unos 750 g.) en vino tinto, con media cabeza de ajos, 6 clavos de olor y, en una bolsita hecha con gasa, orégano, tomillo y salvia frescos.


Tiene que estar en la marinada un mínimo de 12 horas y un máximo de 24. Se saca la carne y nos deshacemos de los ingredientes de la marinada. Así es como queda la bolsita de especias.



Dejar escurrir la carne bien porque si no se pone todo hecho un asco. A continuación troceamos, salamos y enharinamos la carne. Yo hace tiempo que cada vez que tengo que rebozar algo en harina utilizo una bolsa de las de congelar para que no se manche todo.



Se dora la carne en aceite y se reserva. Ahora hay que trocear 1 cebolla grande y 1 zanahoria, además añadimos 4 dientes de ajo enteros y 1/2 kg. de habas. Yo no tenía esta vez y quedó bueno también.



Se vuelve a poner la carne junto con la verdura troceada en la cacerola a la vez. Lo sofreímos un par de minutitos junto, salpimientamos, añadimos orégano, tomillo y salvia secos (no abusar de ésta última que el sabor es potente) y cubrimos con agua. Tiene que cocer 1 1/2 hora más o menos a fuego lento, pero si veis que la carne sigue dura alargar la cocción hasta que se separe en hebras con un tenedor. Vigilar que no se quede seco e ir añadiendo agua.



Nunca, nunca, nunca uséis la olla express. Para esto tengo 3 razones importantes:

1.- Los guisos tienen que hacer su chup chup, sino saben a comida prefabricada.

2.- Si el guiso se queda seco, no podemos añadir agua y corremos el riesgo de que se pegue y/o se queme. Esta es una carne demasiado valiosa y difícil de conseguir como para estropearla por ir con prisas. Más teniendo en cuenta que hemos tenido que matar a un ser vivo para conseguirla.

3.- Las verduras tienen que quedar enteras, y por ello hay que cocer a fuego lento.

Para acompañar van muy bien unas patatas fritas cortadas en dados.


Como veis, me gustan las patatas fritas (no me había dado cuenta del montón que me puse hasta ver la foto). La carne es oscura y el caldo que queda tiene esa misma tonalidad, es normal. Ahora falta que os guste el sabor, toda la caza es potente pero deliciosa. ¡Que aproveche!

lunes, 6 de junio de 2011

Actualizaciones

Pues siguiendo los buenos propósitos de la semana pasada y puesto que esta cambio de labor, aquí tenéis una foto de mis avances con los Papá Noel del mundo.


Diréis que he avanzado muy poco y tendréis razón. Porque se ha solapado con otro proyecto de decoración que tengo para la terraza.



Tengo que hacer 10 de estos y ya llevo 6, luego queda el montaje. Como siempre, cuando esté acabado lo pongo aquí.

viernes, 3 de junio de 2011

Winter in June


Rosie Winter es una aspirante a actriz que lucha por hacerse un sitio en las salas de teatro de Nueva York durante la 2ª guerra mundial. Ahora ha recibido la noticia de que su ex-novio ha desaparecido en combate, hecho que coincide con una oferta para ir al Pacífico Sur y realizar una serie de actuaciones con el USO Camp Shows. Así que junto con su mejor amiga y también actriz Jayne, marcha al frente a entretener a las tropas, con el propósito de buscar a Jack, su ex-novio perdido.

No sabía que este es el tercer libro de una serie de novelas de misterio/acción escritas por Kathryn Miller Haines, con Rosie Winter (luchadora, bocazas, divertida, perspicaz...) como protagonista. Pero cada libro contiene una historia que empieza y acaba, así que puedes leerlos de manera independiente, aunque, es cierto que desvela detalles de los casos anteriores que, si no has leído los libros, te destripa un poco las historias. Me gustan los personajes, me gusta la trama y, sobre todo, creo que está muy bien ambientada, contando detalles, expresiones, modas del tiempo en que transcurre la historia que la enriquecen y la hacen creíble. Un detalle... interesante descubrir los usos "alternativos" que se le puede dar a un casco militar.

jueves, 2 de junio de 2011

Bizcocho de naranja

Llevo varios días para poner esta entrada, pero siempre surgía algo más interesante que contar. Es la receta de mi bizcocho de naranja, pero se puede hacer igual con limón, mandarina, pomelo... cualquier cítrico. Todo el que lo prueba le encanta porque tiene un sabor afrutado muy intenso, pero es de justicia decir que la receta es de mi compi de trabajo Marisa (una artista de la repostería).



Pues básicamente coges una naranja, la lavas, la cortas en trozos y la trituras (con piel y todo) con la batidora. Mezclas 3 huevos con 100 ml. de aceite de oliva y 1 yogur natural; a continuación añades 250 g. de harina, misma cantidad de azúcar, un sobre de levadura en polvo y una pizca de sal. Todo esto lo pones en el mismo vaso de la batidora donde tenías la naranja y bates para que se mezcle todo bien. Engrasas un molde de horno con margarina y viertes la mezcla en él. Al horno 35 minutos a 190º C y listo. Hay quien le pone trocitos de chocolate, pero a mi me gusta tal cual.

Si lo hacéis, invitadme a tomar un cafelito...

miércoles, 1 de junio de 2011

Junio soleado y brillante...

... te pone de buen talante. Y es que si hay algo que me pone las pilas, es levantarme y ver que asoma un día soleado. Porque está claro que los calores de 40 y tantos grados de Madrid no hay quien los aguante, pero cuando el tiempo te regala un día de los que piden pasear... pues es como un regalo inmotivado. Que te tatúa la sonrisa en la cara para lo que te queda de día.

Bueno... que me enrollo. Este mes me devuelve a mis días de estudiante, cuando andabas toda agobiada por los exámenes, pero al mismo tiempo notabas las vacaciones tan cerca que casi podías tocarlas. Cuando se ponía a prueba tu fuerza de voluntad porque lo que de verdad te pedía el cuerpo era ir y tumbarte en un parque, en lugar de sufrir tratando de memorizar conceptos. ¡Ay, que añoranza!, poder vaguear durante 3 meses seguidos...

Así que el mes de junio para mi es el de los estudiantes, los que fueron y los que son. Ya queda poquito... ¡ánimo!.